domingo, 3 julio 2022 10:04

Miguel Ángel Rodríguez llenará de “monchitos” el Ayuntamiento de Madrid

El congreso del Partido Popular de Madrid ya se ha celebrado y no ha habido ninguna sorpresa. Todo el que apoyó de refilón a Pablo Casado en esa guerra civil que le enfrentó con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha salido de la ejecutiva y ahora empiezan a verse los cambios. Habrá crisis de Gobierno para echar a los consejeros David Pérez, Enrique López y Carlos Izquierdo. Y habrá cambios profundos en el Ayuntamiento de Madrid. El todopoderoso jefe de gabinete de la presidenta, Miguel Ángel Rodríguez, ha lanzado los formularios para rellenar y copar de “monchitos”, jóvenes fieles a la doctrina de Ayuso, el Consistorio. No hay que olvidar que el Ayuntamiento está repleto de directores generales y consejeros que apoyaron abiertamente a Casado y que ahora irán saliendo poco a poco. Miguel Ángel se encargará personalmente de ello.

La idea inicial que tienen en Sol es simple. Presionarán a concejales para que demuestren su lealtad a Ayuso mediante una prueba. Si cesan a algunos de sus asesores u otros altos cargos, pasarán la prueba de fuego. Si no lo hacen, entrarán en la lista de Miguel Ángel.

Los “monchitos” ya hacen cola para sustituir a todos los asesores y altos cargos del Ayuntamiento que cerraron filas en torno a Casado. La salida del exdirector general de coordinación de la alcaldía Ángel Carromero ha dejado desamparados a muchos concejales y asesores que ahora están en el punto de mira de los “ayusistas”. Tal y como ha podido saber MONCLOA.com, desde Sol quieren que Almeida se mantenga de candidato, pero le van a retocar todas las concejalías. Desde el Ayuntamiento reconocen que ya perciben movimientos desde la Comunidad de Madrid para amoldar el Consistorio al gusto de Miguel Ángel. Y estos movimientos pasan por señalar y marcar a todos los altos cargos a los que hay que enseñar la puerta de salida. El movimiento de los “monchitos” da fe de ello, pues ya hay muchos militantes del PP que están pidiendo la vez para conseguir su cargo en el Ayuntamiento.

Solo respetarán, y a medias, el equipo del alcalde. Hay algunos “personajes” que no son del gusto de Sol, empezando por Pilar Rodríguez Losantos, la ‘spin doctor’ de Almeida y protagonista de algunos de los lemas más “bochornosos” del alcalde, o Daniel Hidalgo, director de comunicación “a tiempo parcial” o “media jornada” del Ayuntamiento de Madrid, famoso por no dedicar el tiempo pertinente a su jornada laboral. Especialmente los viernes. Pero al margen de estos dos personajes, la idea de Sol es que Almeida se mantenga a flote en el Consistorio porque les parece una buena opción. Los cambios se darán por abajo, a nivel de altos cargos y asesores. Tampoco es que Sol tenga especial obsesión con cambiar concejales, pero sí quiere gente afín en puestos clave de la administración municipal.

Desde Sol esperan que los cambios se empiecen a ver este verano. Hay quien habla de que la Comunidad de Madrid espera hacer muchos de estos nombramientos con “agostidad”, aprovechando el verano para que tenga menos repercusión mediática. Otros entienden que se hará con la crisis de Gobierno, para quitar la tirita de golpe y sin necesidad de copar titulares a lo largo del año. Y los que menos piensan que Sol dará cierta cobertura a Almeida hasta las elecciones, pues no hay que olvidar que las municipales se celebran, al igual que las autonómicas, en mayo del año que viene. Sol confía en que para entonces podrán teledirigir las listas y profundizar en los cambios, pero antes de eso entienden que es necesario colar una buena lista de “monchitos” en el Consistorio.

hay algunos concejales que han enfilado la puerta de salida, como Andrea Levy

Las fuentes de la Comunidad de Madrid no deslizan muchos nombres, pero sí que entienden que hay algunos que ya han enfilado la puerta de salida, como es el caso de Andrea Levy, la concejala de Cultura que decidió marcharse de fiesta a los toros en pleno congreso del Partido Popular de Madrid. Junto a ella, habrá otros concejales que se verán reforzados, como Inmaculada Sanz, que que se ha convertido en una acólita de Ayuso tan pronto como vio que la tormenta cambiaba de sentido. Pero la venganza será una realidad más pronto que tarde. Y desde el Consistorio lo tienen asumido.

Los cambios no buscan solo venganza política. De hecho, desde Sol no tienen especial “odio” hacia quienes apoyaron o se mantuvieron fieles a Casado. Solo Carlos Izquierdo, David Pérez y Enrique López gozan de ese “privilegio” por haber dado la espalda a la presidenta de la Comunidad de Madrid cuando fue ella quien les colocó en las listas y les ascendió a consejeros. Por lo demás, la obsesión del jefe de gabinete de Ayuso, Miguel Ángel Rodríguez, es tener el control del Ayuntamiento y conocer todo lo que pasa en el Consistorio. Esta es la misión que tendrán los “monchitos” de Miguel Ángel, informar y controlar los movimientos que dé el Ayuntamiento de la capital para que se coordine con la Comunidad de Madrid.

Ayuso ha arrasado en el congreso y ha conseguido que la dejen total libertad, eso que tanto la obsesiona, para hacer lo que considere. El secretario general del PP de Madrid, Alfonso Serrano, es un hombre fiel a la presidenta que hará lo que Miguel Ángel y Ayuso ordenen, sin dudarlo