sábado, 2 julio 2022 06:53

Pío García-Escudero asegura que fue el padrino de Ayuso para seguir en la política

Los pasillos del Senado se han convertido en el escenario de un monólogo célebre que ha estrenado el histórico dirigente popular Pío García-Escudero. El también expresidente del Senado se ha convertido en el mejor cómico del Partido Popular después de que, tras la victoria de Isabel Díaz Ayuso en el PP de Madrid y la salida de Pablo Casado, haya empezado a presumir de que fue el padrino de Ayuso y la razón por la que ahora la presidenta del partido en la capital también lo es de la Comunidad de Madrid. Fuentes solventes del partido aseguran a MONCLOA.com que este “oportuno” discurso filtrado incluso a la prensa viene porque Pío quiere aguantar otra temporada en la política. Es un eterno del PP, pero quiere convertirse en una leyenda.

Hay dos formas de sobrevivir muchos años en política, aseguran altos mandos del PP. O tener buenos contactos y excelentes relaciones dentro del partido o tener material comprometido de personas con poder. Pío, por supuesto, es de los primeros. Y para hacerse un imprescindible siempre ha sabido acercarse al árbol que más sombra diera. Cuando Pablo Casado era el presidente del PP, García-Escudero era, valga la redundancia, su fiel escudero y defensor. Pero ahora que Casado ha caído de forma abrupta e inesperada por la mano de Isabel Díaz Ayuso y su jefe de gabinete, Miguel Ángel Rodríguez, resulta que Pío es la razón por la que la presidenta de la Comunidad de Madrid ha llegado a convertirse en una líder autonómica.

Resulta que Pío fue quien, con mucho esfuerzo y tesón, recomendó a Isabel Díaz Ayuso

El monólogo que se escucha tanto en Sol como en los pasillos del Senado divierte mucho en la Comunidad de Madrid. Resulta que Pío fue quien, con mucho esfuerzo y tesón, recomendó a Isabel Díaz Ayuso para ser la candidata del Partido Popular en la Comunidad de Madrid cuando ésta simplemente llevaba la cuenta de Twitter de Pecas, el perro de la exbaronesa Esperanza Aguirre. Fue, según su relato, su insistencia la que llevó a Casado a tomar partido por Ayuso. Desde luego, fuentes del PP cercanas a Casado aseguran que la decisión la tomó el propio expresidente del partido porque le dio un voto de confianza personal, pues se conocían desde Nuevas Generaciones y tenían una excelente relación. Lo que ya vino después es conocido por todos.

Que Pío ahora filtre este tipo de informaciones y que presuma de ellas en los pasillos le ha convertido en la comidilla de Sol porque saben cuál es su pretensión real. García-Escudero lleva desde el “Neolítico medio” en el Partido Popular con cargos de relativa relevancia y ahora ha visto las orejas al lobo. El expresidente del Senado ya no tiene dónde caerse y busca amigos. El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijoo, está más preocupado por las hipotéticas revueltas internas que puedan surgir que por buscar nuevos nombramientos y solo Ayuso parece estar dispuesta a dar cobijo a unos y a otros. Por no hablar de que Pío es perfectamente consciente de que la presidenta de la Comunidad hará una purga que dejará muchos huecos bien remunerados libres.

Pío no es el único, pero sí escenifica bien lo que es “el club de la ouija” del Partido Popular. Este club, probablemente fundado por Javier Arenas, es comentado por todos en el PP porque en cualquier congreso es fácil ver a todos los exaltos cargos que están buscando relacionarse para conseguir un puesto de poder. En cuanto se huelen cambios, como es el caso del PP de Madrid, el “club de la ouija” hace su aparición para ver si les puede caer algo. El caso de García-Escudero es exactamente este. Lo que más divierte en el seno de Sol es que se haya puesto a soltar este discurso justo ahora. “Cuando Casado estaba, nunca presumió de ello”, detallan fuentes del PP.

Pío está de salida y sabe que lo tiene difícil. Isabel Díaz Ayuso ha dejado caer que solo contará con gente joven para su nueva ejecutiva. La presidenta de Nuevas Generaciones tiene 35 años, algo que llama mucho la atención en el PP y algo que la presidenta de la Comunidad de Madrid quiere cambiar cuanto antes (aunque fuentes de su entorno aseguran que es la propia presidenta la que quiere abandonar NNGG cuanto antes). Pío sabe que lo tiene difícil, pero eso no ha sido impedimento para que en su presunta despedida haya dejado caer que si Ayuso es presidenta es gracias a él y a su empeño en ponerla como candidata. Veremos si la baronesa cede y le deja flotar en la administración con algún cargo relevante.