sábado, 2 julio 2022 04:35

Gámez implantará turnos en la Guardia Civil, pero solo para unos pocos elegidos al azar

Se están rifando turnos en la Guardia Civil, pero solo para 3.000 agentes. La última medida de María Gámez, directora General del instituto armado, es implantar turnos, eso sí esto no estará al alcance de todos. La idea es que en junio de 2023 haya 36 unidades con turnos, beneficiando apenas a unos 3.000 Guardias Civiles. Sin embargo, hay alrededor de 40.000 agentes que hay en el régimen general, es decir, solo disfrutarán de los turnos un 7,5%. Una cuestión que desde la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) no han dudado en denunciar y la han calificado de “tomadura de pelo” y “broma de mal gusto”, ya que consideran que el alcance “ridículo”. Además, incluso dudan de que esta medida se vaya a implantar en junio del próximo año. La tensión entre las filas de la Guardia Civil sigue aumentando y la implantación de turnos solo para unos pocos “elegidos”, contribuye a echar más leña al fuego.

La implantación de turno es una cuestión por la que llevan tiempo peleando los agentes de la Guardia Civiles. Todo ello para conseguir una jornada laboral “digna”. Desde la AUGC no han dejado de trabajar en esta cuestión, en un primer momento consiguieron acabar con los “tripletes”. Ahora, su objetivo está puesto en terminar con los “dobletes”. Sin embargo, según asegura la asociación, la Dirección está haciendo “caso omiso” a sus peticiones. De esta forma, el departamento dirigido por Gámez mostró, a través de una presentación en PowerPoint, las nuevas cadencias de turno que pretenden implantar. La idea es que en junio de 2023 haya 36 unidades con turnos, beneficiando a unos 3.000 guardias civiles.

la augc a afirmado que se trata de una “broma de mal gusto”

Los agentes que disfrutarían de estos turnos estarían repartidos en distintas áreas, con 1409 agentes dispondrían de cadencias fijas de servicio en 18 puestos principales, 816 guardias en seis unidades de fiscal, 449 agentes en siete centros penitenciarios y 317 en cinco núcleos de servicio. Sin embargo, desde AUGC no tienen claro que esta previsión se vaya a implantar en la fecha prevista por la Dirección General ni tampoco en dichas unidades. Además, han destacado que se trata de una “broma de mal gusto” la forma de implantar estos turnos y de un alcance “ridículo”, ya que de los 40.000 agentes que hay en el régimen general, solo podrán disfrutar de estos turnos 3.000. Es decir, solo 7,5% de los agentes de la Guardia Civil tendrán esta nueva cadencia de turno.

Desde la asociación insisten en que es necesario regular la modalidad de turno e instan a hacerlo cuanto antes a través de una norma. Por otra parte, han explicado que están a la espera de que les trasladen las cadencias “correctamente” explicadas dado que tienen dudas acerca de los dobletes y los salientes o entrantes de noche. De esta forma, con toda la información sobre la mesa llevarán a cabo un estudio serie en el que compararán las distintas cadencias que la Dirección General de la Guardia Civil ha presentado y pretende llevar a cabo el próximo año. Y es que, la problemática con los turnos es una cuestión que llevan tiempo soportando y, tras la iniciativa “estrella” de Gámez que solo disfrutarán unos pocos elegidos, la AUGC ha decidido ir un paso más allá.

LA GUARDIA CIVIL LLEVA ANTE EL DEFENSOR DEL PUEBLO LA REGULACIÓN DE LOS TURNOS DE TRABAJO

La asociación lleva tiempo luchando para que los agentes de la Guardia Civil tengan una jornada laboral “digna”. Así, ante la inacción de Gámez frente a los turnos de los guardias, la AUGC decidió elevar sus reivindicaciones al Defensor del Pueblo. De esta forma, en el mes de abril presentaron una queja ante esta institución para denunciar la falta de regulación de los turno de trabajo. La Guardia Civil, según destaca la asociación, es el único cuerpo que no dispone de turnos configurados ni estables a pesar de que prestan servicio “cualquier día del año a cualquier hora”. Esto, destacan, hace imposible conciliar la vida profesional con la familiar, así como contar con un descanso efectivo, algo que consideran inviable. Ahora, el órgano que dirige Ángel Gabilondo se ha pronunciado antes estas reivindicaciones y ha decidido admitir a trámite la queja interpuesta. El Defensor del Pueblo iniciará las actuaciones oportunas ante la Dirección General de la Guardia Civil.

La AUGC destaca que no pueden continuar con la prestación de servicio sin turnos, sin cadencias fijas, sin una limitación del número de servicios realizados seguidamente en horario nocturno o sin limitaciones sobre la cantidad de servicios a realizar entre descansos semanales. Además, confían en que la institución que dirige Gabilondo les ayude a avanzar para conseguir una jornada laboral “digna”. Algo que, aseguran, a la Dirección General de la Guardia Civil y al Ministerio del Interior les importan “poco o nada”, así como sus trabajadores, sus derechos y su salud.