viernes, 30 septiembre 2022 22:28

Félix Bolaños instala un régimen de racionamiento en las administraciones públicas

Los trabajadores de las instituciones públicas tendrán limitado el uso de la ventilación, agua, luz o incluso el papel. Y es que parece ser que en las administraciones públicas se va a imponer un régimen de racionamiento como medidas de ahorro y eficiencia energética en la Administración General del Estado y las entidades del sector público institucional estatal. A partir de ahora, los funcionarios tendrán que medir mucho la cantidad de agua que utilizan cuando están en el trabajo, así como la luz o el aire acondicionado. También se ha acabado lo de hacer fotocopias personales para el colegio de sus hijos, ya que se realizará un seguimiento del uso del papel. Estas son las nuevas medidas que reinarán entre las paredes de todas las instituciones públicas a nivel estatal. El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, ha sido el responsable de imponer estas limitaciones. Es decir, Bolaños es la persona que ha decidido instalar un régimen de racionamiento en las administraciones públicas.

Este jueves 26 de mayo ha sido publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la nueva medida que ha aprobado el Consejo de Ministros. Se trata de un acuerdo para imponer un plan de medidas de ahorro y eficiencia energética en las Administración General del Estado y las entidades del sector público institucional en el ámbito estatal. Unas medidas en las que llevan tiempo trabajando tanto la titular de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, como la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera. Los motivos de este acuerdo, según destaca el texto publicado en el BOE, son para paliar las consecuencias provocadas por la invasión de Ucrania. Entre ellas destaca el aumento «abrupto» y «generalizado» de los coste de la energía. Por eso, «urge urge acelerar en el corto plazo la transición energética intensificando las políticas y medidas en ahorro y eficiencia energética y penetración de energías renovables».

Entre las medidas que destacan dentro de este plan se encuentra la racionalización de los horarios de encendido y apagado de las instalaciones de climatización, ventilación, agua caliente sanitaria, iluminación y equipamiento ofimático, así como el resto de los equipos consumidores de energía, de manera que se minimice su uso energético. También controlarán las condiciones de la temperatura de los edificios. Además, habrá un horario en el que la luz estará encendido en exterior de los edificios, infraestructuras y carreteras dependientes de la Administración General del Estado, y de las entidades del sector público institucional estatal con el objeto de reducir el consumo en alumbrado exterior.

A partir de ahora, el papel será un material sumamente cotizado. Se acabó lo de hacer fotocopias personales en el trabajo, o imprimir los deberes de sus hijos con las fotocopiadoras de la oficina. Bolaños va a controlar cada hoja de papel que se use diariamente en las oficinas administrativas. Y es que, pretende realizar un seguimiento del uso de papel, plásticos y consumibles utilizados a diario en todas las oficinas administrativas y su repercusión en el consumo de energía, materias primas y agua. Además, se ajustará la disponibilidad de ascensores en función del grado de ocupación del edificio. Es decir, que a partir de ahora si la mayoría de la plantilla está teletrabajando es posible que los empleados que se encuentren en la oficina tengan que recorrer todo el edificio para encontrar el ascensor que funciona.

Bolaños limita el uso del papel, agua o ascensores en las administraciones

Respecto a la temperatura, la nueva dinámica será pasar frío en invierno y calor en verano, ya que limitarán las temperaturas para que no supere los 19ºC cuando utilicen la calefacción, ni esté por debajo de los 27ºC cuando pongan el aire acondicionado. En algunos, ministerio ya venían soportando unas temperaturas que se adaptaban las necesidades de los trabajares. Según ha podido saber MONCLOA.com incluso, los trabajadores han tenido que buscae una solución para la temperatura se y es que se ven obligados a taponar todas las salidas del aire con folios porque el ambiente frío que reinaba entre las paredes de las institución.

Respecto a los trabajadores, Bolaños va a organizar clases para dar formación a los funcionarios para promover la utilización eficiente de la energía en la oficina. Asimismo, se realizarán se realizarán actuaciones de comunicación para sensibilizar e informar sobre el ahorro energético, sobre el uso de la energía en el trabajo y su movilidad al puesto de trabajo. Todo ello promovido e impartido desde el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Además, como ya anunció la ministra de Hacienda y Función Pública se fomentará el teletrabajo para que los funcionarios puedan trabajar desde casa tres días a la semana. Esta última cuestión probablemente no les importará demasiado de las empleados públicos, ya que a partir de ahora, los funcionarios llevarán a cabo su jornada laboral desde el sofá de casa tres días a la semana. Lo que está claro es que en las instituciones públicas se va a imponer un régimen de racionamiento, cuyo principal responsable es Bolaños, aunque asesorado por Montero y Ribera.