lunes, 4 julio 2022 08:34

Irene Montero y Alberto Garzón ocultan su declaración de bienes

Los altos cargos de la Administración, como Irene Montero o Alberto Garzón, están obligados a presentar cada año la declaración de bienes y derechos patrimoniales. Se trata de un documento que los miembros del Gobierno, los Secretarios de Estado y demás altos cargos de la Administración General del Estado deben rellenar. Son unos informes que se llevan a cabo para dar transparencia a todas las instituciones públicas, donde los políticos deben hacer pública su situación económica. Estos datos pueden variar considerablemente de un político a otro. Además, estos datos son publicados en el Boletín Oficial del Estado (BOE) como en las páginas web de los organismos. Sin embargo, parece ser que algunos altos cargos se han escaqueado de esta obligación y han decidido ocultar su información. Se trata de la ministra de Igualdad, Irene Montero, y el ministro de Consumo, Alberto Garzón. Ninguno de estos dos políticos del Gobierno han querido compartir sus datos económicos.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) hizo público el pasado mes de marzo el contenido de las declaraciones de bienes y derechos patrimoniales de los miembros del Gobierno, de los secretarios de Estado y demás altos cargos, en los términos previstos reglamentariamente. Se trata de una declaración comprensiva de la situación patrimonial de estos altos cargos, aunque quedan omitidos de esta información los datos referentes a su localización. También están excluidos aquellos que sea necesarios para salvaguardar la privacidad y seguridad de sus titulares. Además, estos documentos deben publicarse durante el primer trimestre de cada año natural y aparecerá recogido en el BOE los datos de los altos cargos cuya toma de posesión o cese que se haya producido en el año anterior.

La declaración de Irene Montero y Alberto Garzón

Entre los datos que se recogen en este documento se encuentra los bienes inmuebles, depósitos en cuenta corriente o de ahorro, a la vista o a plazo, cuentas financieras y otras imposiciones; acciones y participaciones en el capital social o en el fondo patrimonial de entidades jurídicas negociadas, deuda pública, obligaciones y bonos; acciones y participaciones en capital social o en fondos propios de entidades jurídicas no negociadas; seguros de vida y planes de pensiones; demás bienes y derechos de contenido económico; y pasivo.

Irene Montero y Alberto garzón no quieren que se conozca su situación financiera

Sin embargo, hay algunos de los políticos que se han escaqueado y han decidido ocultar los datos sobre su situación económica. Entre ellos destaca la titular de Igualdad y el de Consumo. Ninguno de los ha publicado sus datos sobre el patrimonio con el que cuentan. Los motivos de este encubrimiento no están claros, puede que no quieran que nadie sepa cuanto han conseguido aumentar su cuenta corriente. Una cuestión que, en el caso de Irene Montero, ya quedó registrado con la declaración del año anterior. Y es que, desde que la ministra llegó Congreso consiguió multiplicar por 92 su patrimonio, pasando de 6.823 euros en 2016 a 629.969,82 euros en 2021. Montero comenzó como diputada y desde entonces no ha parado de ascender tanto en puestos de trabajo, pasando de diputada por Madrid en la Cámara Baja a ministra de Igualdad, como su cartera.

Tras llegar a Moncloa a través del gobierno de coalición entre Unidas Podemos y PSOE y convertirse en ministra de Igualdad, las cantidades son muy distintas a las que manejaba cuando empezó. Los datos recogidos en 2021 demuestran que Irene Montero declaró 629.969,82 euros. Dicha cantidad aparece repartida en varios conceptos, 335.049,49 euros en bienes inmuebles; en materia de seguros de vida y planes de pensiones aparece un importe de 187.500 euros, y en sus cuentas corrientes cuenta con un saldo total de 107.420,33 euros. Además de un cambio de puesto su salario también se ve incrementado debido a los a los trienios de antigüedad y el generoso complemento de productividad que recibe la ministra.

Una cifra que podría haber seguido aumentando y por ese motivo, no ha habría querido compartir sus datos económicos. Lo mismo puede haber pensado su compañero de Gobierno, el titular del departamento de Consumo, quien tampoco ha querido hacer pública su situación económica. Los motivos no están claros, lo que está claro es que dos meses después todavía no se conocen la declaración de bienes de ninguno de los dos. Una cuestión que no ha pasado desapercibida para el diputado del Grupo Mixto, Pablo Cambronero, quien ha presentado una pregunta ante la mesa del Congreso de los Diputados. Este político ha afirmado, respecto a Montero, que ya sabe “que se han multiplicado los panes y los peces, pero ¿cuánto?”. Además, también ha presentado una preguntado para conocer el motivo por el que ministro de Consumo tampoco ha hecho pública su declaración de bienes. Al igual que ha hecho con otro mucho políticos del Gobierno

OTROS POLÍTICOS QUE OCULTAN SU DECLARACIÓN DE BIENES

Además de Montero y Garzón, la lista de políticos que no han presentado su declaración de bienes abarca más nombres. Entre ellos, destaca el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la ministra de Asunto Económico y Transformación Digital, Nadia Calviño; la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Democrático, Teresa Ribera; la titular de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz; la ministra de Defensa, Margarita Robles o el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. Estos son algunos de los altos cargos que han ocultado su situación financiera a pesar de que están obligados a hacerla pública.