lunes, 4 julio 2022 04:44

Apartamentos rurales en San Andrés de Bedriañana, con Quinta La Espadaña

Tras levantar las restricciones para viajar dentro del territorio español, se prevé que durante el verano la afluencia de turistas se incremente para tener unos días de desconexión de las actividades cotidianas.

Situados en una pequeña aldea de San Andrés de Bedriañana, a 2 kilómetros de la villa asturiana de Villaciosa, se encuentran los apartamentos rurales de Quinta La Espadaña. Se trata de una excelente opción para disfrutar de unas vacaciones inolvidables, ya que su ubicación privilegiada conecta con cualquier punto del Principado de Asturias, permitiendo a sus huéspedes disfrutar de las bondades naturales que ofrecen las playas cristalinas y las rutas de montaña de este mágico lugar.

Instalaciones confortables y cómodas

Los 9 apartamentos que forman parte de este conjunto cerrado de alojamientos se encuentran ubicados en San Andrés de Bedriñana y cuentan con todos los elementos necesarios para hacer de la estadía de sus huéspedes una experiencia única. Los espacios de estos apartamentos son ideales para disfrutar en familia, pareja o grupos de amigos que quieran disfrutar de paseos playeros o rutas naturales.

Además, tienen amplias zonas comunes, variedad de terrazas, jardines, piscina durante la temporada de verano, biblioteca, barbacoa, cenador y un llagar donde elaboran su propia sidra que puede ser degustada por los huéspedes. 6 de sus apartamentos disponen de cocina con vitocerámica, microondas, nevera, baño completo, salón comedor y con 1, 2 o 3 habitaciones dobles.

Cercanos a estos, se encuentran varios destinos turísticos de la zona, tales como el área recreativa Campo San Roque, Belén de la Oliva, Mirador de San Roque, Playa Barrigón, Reserva Natural Parcial de la Ría de Villaviciosa, etc.

Atención esmerada para sus huéspedes

En la Quinta La Espadaña, cuentan con un equipo que está dispuesto a hacer de la estadía de los huéspedes una experiencia agradable, atendiendo sus requerimientos y cuidando cada detalle de los servicios que se ofrecen. Gracias a su privilegiada ubicación entre el mar y la montaña, ofrece a quienes desean pasar las vacaciones en este lugar un abanico de posibilidades para la práctica de disciplinas deportivas que involucren ambos escenarios naturales: senderismo de ruta dentro del propio concejo o en los Picos de Europa, paseos a caballo, surf, velerismo, piragüismo, rafting, pesca, etc.

La finca que bordea las instalaciones cuenta con un amplio jardín del que se puede disfrutar a la sombra de la abundante vegetación, bajo el hórreo asturiano que se ha conservado muy bien. La decoración interior de la infraestructura utiliza elementos antiguos, ya que tiene más de un siglo de antigüedad, y dispone de los elementos necesarios que generan un ambiente agradable para la comodidad de los huéspedes.