lunes, 4 julio 2022 08:50

Escrivá anuncia a los jubilados tuiteros la fecha en la que llegará la paga extra de la pensión

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones del Gobierno de España, José Luis Escrivá, ha anunciado vía Twitter la fecha de pago de la extra de las pensiones de este verano. Tradicionalmente, la extra de verano llegaba en junio, sin embargo, este año será a partir del 1 de julio cuando los pensionistas reciban en su cuenta la paga extra veraniega. La extra asciende a un pago doble de la mensualidad habitual de los jubilados que reciben prestaciones del Gobierno de España.

Twitter ha sido la red social elegida por el departamento de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones para resolver la duda que tenían muchos pensionistas. Bajo el hastag #Duda, el ministerio ha utilizado su perfil de atención a la ciudadanía para despejar incógnitas sobre cuándo recibirán la paga extra de verano los pensionistas. “Se abona con la nómina de junio, cuyo abono es el 1 de julio”, han asegurado en un tuit publicado el pasado 17 de mayo de 2022 y que ha tenido escasa repercusión.

A pesar de que los jubilados no sean precisamente nativos digitales, el departamento liderado por José Luis Escrivá ha decido dar esta comunicación tan importante a través de la red social del pajarito. Pasando por alto que los mayores de 65 años no son numerosos en Twitter, el ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones del Gobierno de España ha decidido utilizar este medio para despejar dudas sobre cuándo llegará la paga extra al bolsillo de los pensionistas.

No obstante, en esta comunicación no precisan el día exacto en el que cada jubilado dispondrá de esta cuantía. “El día exacto depende de la entidad bancaria”, han recalcado en el tuit en el que aseguran que la extra llegará a partir del próximo 1 de julio. Cabe destacar que los pensionistas recibirán el doble de la pensión habitual gracias a esta extra de verano.

Años anteriores, los pensionistas recibían esta cuantía durante el mes de junio. En concreto, la extra llegaba a finales de mes unos días después de que el verano diera el pistoletazo de salida. Todo depende de la entidad bancaria de cada pensionista.

A esta paga extra de verano que reciben los jubilados también hay que sumarle la cuantía adicional que reciben en invierno. Los pensionistas alcanzan los 10 millones de personas en España por lo que estas pagas son esperadas como agua de mayo por un amplio sector de la población. Con la pérdida de poder adquisitivo que conlleva poner fin a la vida laboral, las pagas extras suponen una inyección importante en las cuentas corrientes de los beneficiarios de las pensiones.

ESCRIVÁ INCREMENTA LAS PENSIONES

A parte de la paga extra, el ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones del Ejecutivo nacional ha decidido subir las pensiones. La inflación ha hecho mella en los bolsillos de las personas que reciben esta prestación por lo que un aumento de las cuantías era más que necesario.

Con el inicio de año, el Consejo de Ministros dio luz verde a la revalorización de las pensiones para el año 2022, que supone la subida del 2,5% para las contributivas y el incremento del 3% de las pensiones mínimas y de las no contributivas. Asimismo, se ha aprobado una paga compensatoria por la desviación de inflación que se produjo el año pasado. En concreto, José Luis Escrivá, ha explicado que el Gobierno destina a esta revalorización 6.500 millones de euros y que se beneficiarán, con efectos desde el 1 de enero, 11,5 millones de pensionistas, “que podrán mantener su poder adquisitivo” a pesar del aumento generalizado de los precios.

Escrivá ha destacado que este aumento de las pensiones se ha hecho por primera vez de acuerdo con lo establecido en la Ley 21/2021, de 28 de diciembre, de Garantía del Poder Adquisitivo de las Pensiones y de otras Medidas de Refuerzo de la Sostenibilidad Financiera y Social del Sistema Público de Pensiones, que entró en vigor el 1 de enero y que recupera el Índice de Precios al Consumo anual (IPC) como índice de revalorización. El objetivo de esta ley es alinear las pensiones a la inflación de modo que los pensionistas no pierdan poder adquisitivo.