domingo, 3 julio 2022 22:46

Los viajes de los senadores supondrán un agujero de 15 millones a las arcas públicas

Los viajes de los senadores y personal que trabaje en la institución supondrán un agujero a las arcas públicas de casi 15 millones de euros. La Cámara Alta ha sacado a licitación un contrato público para dotar de un servicio de gestión y asistencia técnica de viajes y visitas del Senado. Con esta partida millonaria, el Gobierno de España tratará de financiar los desplazamientos de los senadores y personal de la cámara de representación territorial que en los próximos meses tengan que desplazarse tanto por territorio nacional como internacional para realizar su trabajo.

La Mesa del Senado ha hecho público un contrato de servicios de gestión y asistencia técnica de viajes y visitas del Senado. Entre estos servicios esta la reserva, emisión, modificación, anulación, en su caso, y entrega de billetes, así como el alojamiento y alquiler de vehículos, que resulten necesarios con motivo de los desplazamientos y estancias que, por razones del servicio, realicen los senadores y personal del Senado. Además, se tendrán que conseguir visados cuando se necesiten y abastecer de seguros de viaje a aquellos senadores o personal de la institución que vaya a desplazarse para realizar su trabajo.

Los beneficiarios de estos viajes serán los propios senadores y trabajadores de la cámara de representación territorial. Actualmente, el Senado de España cuenta con 263 representantes liderados por Ander Gil cuya nómina anual supera los 200.000 euros siendo uno de los políticos mejor pagados del erario público. Pero no solo los políticos podrán financiarse los viajes de servicio con esta partida millonaria, también los trabajadores de la Cámara podrán beneficiarse de esta agencia de viajes pagada con recursos públicos.

No obstante, esta agencia de viajes no es la única que prestará servicio al personal de la Cámara Baja. Los desplazamientos nacionales podrán también contratarse por el Senado de manera ajena a la empresa adjudicataria.

Además, los beneficiarios de este contrato podrán organizar eventos durante los viajes. El Senado será quien decida si encargar a la empresa adjudicataria la gestión de la organización de visitas, reuniones, congresos, conferencias y otros eventos de similares características que se aceptarán tras ser aceptado el presupuesto presentado por la empresa encargada. La prestación de este servicio se podrá encargar a la empresa adjudicataria que organizará la reserva y la contratación de servicios de catering y de búsqueda de espacios para organización de eventos, servicios de azafatas, organización de recorridos turísticos, servicios técnicos y otros servicios que puedan ser necesarios durante los actos programados.

Para dotar de estos servicios de viajes a la Cámara Baja, las arcas públicas sufrirán un agujero de 14.700.000,00 euros. Es decir, casi 15 millones de euros para dotar de una agencia de viajes al personal que trabaja en el Senado. Según especifica el contrato, tendrán que escogerse las tarifas más ventajosas, beneficiarse de los descuentos previstos y garantizar el pago por adelantado, entre otras condiciones.

La duración del contrato será de 24 meses. Previsiblemente, el contrato entrará en vigor a partir del día 1 de enero de 2023 y finalizará el día 31 de diciembre de 2024. De este modo, la agencia de viajes tendrá que ser encontrada antes de que acabe el año. Asimismo, está previsto que si la empresa da un buen servicio se puede prorrogar el contrato de forma anual hasta en tres ocasiones.

el contrato entrará en vigor a partir del día 1 de enero de 2023

A parte de organizar los viajes de los senadores y personal que trabaja en la institución, estos casi 15 millones también servirán para pagar la discreción de los empleados de esa compañía de viajes. “La agencia garantizará que todo el personal que preste servicio en la misma
mantendrá la más absoluta reserva sobre todos los datos que conozcan como
consecuencia del ejercicio de sus funciones”, reza el contrato que también amenaza con que la infracción de los deberes de confidencialidad y secreto serán causa de resolución del contrato, sin perjuicio de la responsabilidad que pueda deducirse y que se hará efectiva por el procedimiento que corresponda.

Por el momento, aún no se ha encontrado la empresa que se adjudicará esta partida millonaria procedente de las arcas públicas. La licitación está abierta y se realizará tramite la vía ordinaria. Actualmente, solo se conocen los detalles de los servicios que debe dotar la compañía adjudicataria.