lunes, 4 julio 2022 05:23

Las redes castigaron la suficiencia de Olona y levantaron a Juan Marín en el debate

Tras casi dos horas de debate entre los seis candidatos que se enfrentarán el próximo 19 de junio en las elecciones por la presidencia de la Junta de Andalucía, las redes sociales mostraron al país una doble lectura que podría ser un relejo de lo que posiblemente suceda en las urnas el día de los comicios. No hubo ganador pero sí una tendencia muy clara de Macarena Olona, la candidata de Vox, de confrontar directamente con todos los demás participantes.

Fueron 110 minutos bajo una relativa tranquilidad, donde solo la candidata de la extrema derecha perdió la calma y levantó el tono del debate, pese a que desde el inicio intentó venderse con una pose de moderada, con una vocecita histriónica con la que se veía poco cómoda y forzada.

Este ha sido el primer debate de los candidatos que se medirán en las urnas en un par de semanas; mientras Olona lanzaba contra todos, el resto de los candidatos se dedicó a cuestionar lo que ha sido la gestión de Juan Manuel Bonilla, actual presidente de Andalucía y candidato a la reelección por el Partido Popular.

Moreno Bonilla estuvo en todo momento con un tono conciliador y se dedicó a mostrar, con cifras propias, lo que ha sido su gestión durante los últimos años, siempre con el pero por delante de lo que lo perjudicó la pandemia generad por la Covid-19.

De acuerdo con las tendencias de Google Trends, fue Olona la que tuvo mayor movimiento en las búsquedas, seguida en el segundo puesto por Juan Manuel Moreno Bonilla, del Partido Popular, pero con casi la mitad de la actividad en internet.

Mal lució el panorama para el candidato del PSOE, Juan Espadas, quien tuvo una actividad casi nula hasta un buen rato después que comenzó el debate, cuando apenas comenzó a mostrar movimiento en las tendencias; el gran batacazo fue, sin duda Juan Marín, candidato por Ciudadanos, quien a mitad del programa que fue transmitido por Radio Televisión Española tuvo un repunte importante en la actividad de redes sociales y búsquedas en Google.

A medida que entraban en calor los candidatos, Teresa Rodríguez, candidata por Adelante Andalucía comenzó a repuntar entre las tendencias, al rebatir algunas de las ideas planteadas por Olona, específicamente en el momento en que la candidata de la extrema derecha comenzó a hablar sobre la inmigración ilegal y lo que según ella ha sido la criminalización de los hombres en favor del feminismo.

Llegó un punto en la discusión que la posición de Olona obligó al resto de los candidatos a simplemente no rebatir ninguno de sus planteamientos y la dejaron absolutamente sola, gritando contra todos los demás partidos que hacen vida política en España.

Un papel muy gris fue el que desempeñó Inmaculada Nieto, candidata de Por Andalucía, quien apenas tuvo un poco de actividad en redes sociales los buscadores de internet, con su planteamiento de alabar todas las políticas que han sido impulsadas por el Gobierno de Pedro Sánchez y contra la gestión desempañada por Juan Manuel Moreno Bonilla a lo largo de su legislatura.

Sí bien es cierto que Olona fue la candidata con más búsquedas y menciones en las redes sociales, el 80% de los comentarios eran desfavorables, enfocados, básicamente en la actitud de suficiencia que mantuvo la candidata durante toda la transmisión.

En el caso de moreno Bonilla la situación se mantuvo más o menos a la par: no tantos comentarios como la candidata de la extrema derecha, pero los que se hicieron fueron mitad para apoyarlo y mitad para criticar su gestión.

Para el candidato del PSOE la situación se mantuvo más o menos en una proporción de 70% de comentarios negativos contra un 30% de menciones positivas en las tendencias de las redes sociales, a pesar de la poca actividad que hubo en Google para el candidato del partido de Gobierno, que ni siquiera con el impulso que le dio el fin de semana Pedro Sánchez logra repuntar en las encuestas.

Esta primera transmisión televisiva de los candidatos a la presidencia de la Junta de Andalucía lo que dejó claro en las escuchas de redes sociales es que en España la población no ve con muy buenos ojos las confrontaciones directas entre políticos y más bien se decantan por aquellos personajes que se enfocaron en las propuestas de gobierno, de cara a los próximos comicios.

Durante los cuatro bloques de debate los presentadores trataron de que cada uno de los candidatos hablara claramente sobre temas relacionados con la economía, educación, sanidad, igualdad y servicios sociales; algunos con cifras en manos, otros con los argumentos que consideraron válidos y otros simplemente con la confrontación como bandera.

Al final, será el 19 de junio que los simpatizantes de cada una de las propuestas tendrá la posibilidad de votarles o castigarles con la abstención, pero lo que sí es cierto es que las tendencias en redes sociales son muy claras a la hora de castigar la confrontación.