sábado, 2 julio 2022 19:06

Los venezolanos se organizan para solicitar que les permitan votar en las elecciones municipales de 2023

La comunidad de venezolanos en España está tratando de organizarse, con el apoyo del Partido Popular, para lograr que las autoridades españolas les aprueben la posibilidad de votar en las próximas elecciones municipales que se celebrarán en todo el país en 2023.

Hasta ahora, de acuerdo con la la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, los extranjeros que residan en España y provengan de Noruega, Islandia, Trinidad & Tobago, Paraguay, Chile, Ecuador, Colombia , Bolivia, Cabo Verde, Nueva Zelanda y Corea del Sur pueden ejercer el derecho al voto en los comicios municipales.

En España hay cuatro tipo de procesos electorales: las elecciones autonómicas, las generales, las municipales y las europeas, pero en el caso de los extranjeros, pueden participar solamente en las elecciones municipales del municipio donde se encuentren empadronados, siempre y cuando el país desde el que provenga el extranjero tenga un acuerdo de reciprocidad con España.

En el caso de Venezuela no lo hay, pero la intención de la comunidad venezolana en el país, apoyada por el Partido Popular, es que se hagan las gestiones necesarias para que se les brinde la oportunidad de participar en los próximos comicios, porque se han consolidado en España como una de las comunidades extranjeras con mayor presencia, pues de acuerdo con las cifras oficiales, en el país hay más de 440 mil ciudadanos venezolanos, repartidos en todo el territorio español.

Se tiene previsto que las elecciones se efectúen el 23 de mayo de 2023, por lo que la comunidad venezolana está interesa en comenzar las gestiones lo más pronto posible, para que las autoridades españolas evalúen la propuesta y la aprueben.

¿Qué necesita un extranjero para poder participar en las elecciones municipales de España? En principio, debe tener un NIE (Número de Identificación Extranjero), y ser oriundo de alguno de los países que tiene el convenio de reciprocidad del voto con España, debe manifestar su intención de votar, a través de una carta que debe ser llevada al ayuntamiento donde estén empadronados, junto con una fotocopia del NIE y en el caso de que el documento no acredite el tiempo de residencia que tienen en el país, tendrán que anexar también un certificado de residencia que debe ser expedido por la comisaría de policía más cercana a su domicilio.

Todos estas gestiones para que las autoridades españolas permitan a los venezolanos participar en las elecciones municipales del próximo año, deben ser accionadas lo más pronto posible, porque la acción de manifestar la voluntad de participar debe hacerse antes del 15 de diciembre de este año, para que se elaboren los padrones municipales.

Podemos tira de los marroquíes

Hace algunos días, en la Comisión Constitucional del Congreso, los socios del Gobierno de Pedro Sánchez apoyaron la iniciativa presentada por Junts per Catalunya, de promover la reivindicación de todas las medidas enfocadas a reconocer derechos políticos de todos los extranjeros que vivan en España, haciendo énfasis en la comunidad de marroquíes, que está constituida por más de 600 mil personas, con miras a buscar la simpatía de estos ciudadanos, para tirar de ellos en las próximas elecciones que se celebren en el país.

El alegato es que toda esta comunidad contribuye, con su trabajo, a la economía del país. En la sesión, los morados exigen la regularización de más de medio millón de inmigrantes que se encuentran en situación irregular, pero esta iniciativa no contó con el apoyo ni siquiera del PSOE, por lo que no parece que la tengan fácil, a pesar de que insisten en que esta comunidad es importante para la economía española.

La propuesta de Junts pretendía reavivar la discusión de reconocer el derecho al sufragio local con algunos países no miembros de la Unión Europea que se había iniciado en 2011, donde se contemplaba, para ese entonces países como Marruecos, Argentina, Uruguay y Venezuela.

Ya desde la época en que comenzó la pandemia, los socios de Pedro Sánchez insistían en la necesidad de regularizar a todos aquellos inmigrantes que se encontraran en condición irregular en el país, para el momento en que se decretó el estado de alarma.

Sin embargo, el tema nunca fue tratado con prioridad y al final quedó en una mera propuesta que busca ser reimpulsada ahora, pues la intención es buscar simpatizantes que puedan ayudar a los partidos de la izquierda a posicionarse y ganar más seguidores, mediante el voto de los ciudadanos extranjeros.

De momento, los partidos políticos trazan sus estrategias para allanar el camino electoral que se avecina y cada cual tira de sus mejores aliados, que en este caso, tanto para el PP como para los de Podemos ven en las comunidades extranjeras una oportunidad de conseguir más simpatizantes que a la larga los ayuden a inflar sus votos.