domingo, 3 julio 2022 21:58

La inacción de Fernando Grande-Marlaska colapsa el aeropuerto de Barajas

El aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas está colapsado y aún no han empezado de forma oficial las vacaciones de verano. El culpable es el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, dado que no ha sido capaz de prever el cuello de botella que se iba a generar con la llegada de turistas a España. Las fotos estremecen por cómo se apelotonan cientos de personas para hacer el check-in. Pero más irrita a los viajeros el ver que estas largas colas, causadas por falta de agentes de policía para hacer el control de pasaporte, provocan retrasos en los vuelos dado que los pasajeros tardan horas en conseguir acceder al aeropuerto. El Ministerio del Interior ya ha prometido que solucionará el problema antes de que lleguen las fechas señaladas. Pero de momento, el aeropuerto parece más un festival.

Esto no es nuevo. Desde Semana Santa ya se ha visto que faltan agentes de policía para realizar los controles de acceso al aeropuerto. Pero aunque en esas fechas señaladas hubo más de 3.000 personas que perdieron su conexión en el aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas por las largas colas, el Ministerio del Interior no vio urgente tomar medidas. Ahora, a las puertas del verano, las colas se vuelven a ver y el aeropuerto vuelve a llenarse de turistas que tienen que esperar varias horas para que les vean el pasaporte. Y pese a que Fernando Grande-Marlaska ha asegurado que este problema se solucionará, todo parece indicar que esto va para largo.

aeropuerto Barajas

El Gobierno es perfectamente consciente de que el culpable de este colapso que también ha traído grandes retrasos en los vuelos es el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. La diferencia es que Moncloa busca “tapar” las culpabilidades para así evitar que, una vez más, el socialista manche la imagen del Gobierno. El ministro ya dice haberse puesto manos a la obra para “reforzar” con agentes de policía los controles del aeropuerto, pero también ha matizado que lo hará de cara a las vacaciones de verano.

Interior ha prometido hasta 236 agentes de policía nuevos para solucionar el problema, pero no parece suficiente. La culpabilidad de Fernando Grande-Marlaska coge más magnitud cuando se tiene en cuenta que no ha previsto las consecuencias que traería eliminar los controles COVID para los que forman parte del espacio Schengen. El Gobierno, según fuentes oficiales, espera este verano la llegada de tantos turistas como en 2019. Cuando hablamos de estas cifras, nos referimos a que vendrán cerca de 83.509.153 personas, que fueron las que ese año visitaron nuestro país. Si ahora el aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas está colapsado, habrá que ver cómo evolucionarán las colas este 2022.

la cantidad de británicos que ha venido a España se ha disparado

Fuentes del aeropuerto aseguran que esta situación se debe al Brexit. Entienden que hay mucha más gente que requiere una lectura de pasaporte y un control diferente porque los británicos, que ya no pertenecen a la UE, tienen que pasar el control como cualquier otro ciudadano que no sea europeo, con su pasaporte incluido. Según estas fuentes, la cantidad de británicos que ha venido a España se ha disparado y todos estos han colapsado el aeropuerto. Concretamente, en 2019 vinieron a nuestro país 18,52 millones de turistas británicos. Esta es la versión oficial.

SALVAR A FERNANDO GRANDE-MARLASKA

Desde el Gobierno saben que la culpa es de Fernando Grande-Marlaska porque no ha sido capaz de adelantarse a los acontecimientos. Y decimos adelantarse cuando en Semana Santa se colapsó también Barajas por el exceso de turistas. Aún así, la consigna oficial es la de salvar de los ataques al ministro para evitar un desgaste mayor del Gobierno, y más cuando una crisis se asoma por Andalucía.

Las colas se alargan horas. Y este retraso en los controles de los pasaportes hace que los pasajeros no puedan embarcar a tiempo en los aviones, lo que obliga a los pilotos a retrasar también los vuelos. Esta situación se ha alargado durante unos meses, aunque ya en Semana Santa se dejó entrever lo que los agentes de policía han pedido desde hace mucho más tiempo: faltan agentes. El Ministerio del Interior ignoró de forma sistemática a los policías y dejó que la situación se complicara hasta que se dejen ver las imágenes que ahora copan las redes sociales. Iberia ha denunciado que hasta 15.000 pasajeros han perdido sus vuelos. Otras compañías presentan cifras también muy elevada. Parece que todo esto se solucionará con los 236 nuevos agentes.

Los refuerzos de Fernando Grande-Marlaska irán destinados directamente a cubrir las carencias en los agentes que están en el control de pasaportes. Los propios agentes reconocen no ser máquinas, pues su trabajo requiere un mínimo de tiempo que no se puede reducir. 236 agentes que se turnarán para desatascar una situación insostenible. El problema es que aún no se ha visto la cantidad de turistas que vendrán en verano. Se esperan más de 83 millones para este año.