sábado, 2 julio 2022 19:55

El Puerto de Barcelona, en pie de guerra con Ada Colau por limitar el número de cruceros

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se ha propuesto limitar el número de cruceros que atracan en la ciudad condal. Excusándose en cuestiones medioambientales, la regidora catalana está tratando de limitar el número de estas grandes embarcaciones que tienen un impacto más que positivo en la economía barcelonesa. Esta decisión municipal ha desatado la polémica y desde la presidencia del Puerto de Barcelona se han posicionado en contra de los planes de la alcaldesa.

Para llevar a cabo este cometido, la alcaldesa de Barcelona ha pedido la colaboración de las instituciones implicadas en la gestión del puerto. Ada Colau ha enviado una carta al president de la Generalitat, Pere Aragonès, a la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, y al presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Damià Calvet, instándoles a regular y limitar la llegada de cruceros a Barcelona. En esta comunicación, la regidora ha recalcado que la situación es “totalmente insostenible”, debido a la llegada diaria de grandes embarcaciones.

Ada Colau
Ada Colau (Barcelona en Comú)

Sin embargo, desde el Puerto de Barcelona aseguran que se está actuando de la mejor forma posible. El presidente del Puerto de Barcelona, Damià Calvet, ha defendido que la infraestructura “está haciendo los deberes en beneficio de la economía, el empleo y la reputación de Barcelona”. Calvet ha sacado pecho por la gestión del Puerto de Barcelona tras recibir la carta enviada por la alcaldesa de la ciudad en la que pedía una mesa de trabajo para limitar el número de cruceros que atracan a diario en Barcelona.    

Cabe destacar que cada día suelen llegar una media de seis grandes embarcaciones al puerto. Estos cruceros llegan cargados de turistas que invierten en la ciudad española. En 2019, los cruceros dejaron en Barcelona 500 millones de euros, una cifra nada despreciable para contribuir a la economía de la ciudad condal. Asimismo, el presidente del Puerto de Barcelona ha recalcado que los cruceros tienen un impacto económico de 1.000 millones de euros y dan trabajo a 9.000 personas. No obstante, pasando por alto estos elevados ingresos, Ada Colau se ha propuesto limitar a tres los cruceros que atraquen a diario en el Puerto de Barcelona.

cada día suelen llegar una media de seis grandes embarcaciones al puerto

Además de la cifras económicas, los cruceros también traen miles de turistas al año a la ciudad española. Según datos oficiales del Puerto, los cruceros significan el 10% de los turistas que llegan hasta Barcelona por lo que son de vital importancia para este sector tan importante para la economía nacional.

Ahora que se han recuperado los niveles prepandemia, la primera edil de Barcelona ha llamado a imitar a Palma de Mallorca que se convirtió en el primer destino de España en imponer una limitación de tres cruceros al día. De este modo, la alcaldesa catalana ha propuesto a la Generalitat, al ministerio de Transportes y al presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona que limiten el número de embarcaciones que llegan hasta la ciudad.

LA CONTAMINACIÓN Y MASIFICACIÓN DE LOS CRUCEROS

Las razones que han llevado a Ada Colau a pedir al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que limite los cruceros son principalmente dos: la masificación turística y la contaminación que traen. Cabe destacar que estas embarcaciones atracan en plena ciudad y provocan el desembarco de miles de turistas al año.

Este verano la masificación turística volverá con creces ya que es el primer periodo estival en el que el turismo se ha recuperado del todo. Según Ada Colau, la situación es “totalmente insostenible” debido a la llegada diaria de grandes embarcaciones que se mantendrá de cara a los meses de verano. El Puerto de Barcelona ha reconocido el elevado numero de turistas que ha desembarcado en las últimas semanas, sin embargo, consideran que se trata de un momento de “masificación puntual” debido a la recuperación del turismo.

Además de la masificación de visitantes, los cruceros también generan un importante impacto medioambiental. Sobre esta contaminación que generan los cruceros, el presidente del Puerto de Barcelona, Damià Calvet, ha señalado que los porcentajes de emisiones son “mucho menores al indiscutible beneficio económico que generan” y ha recordado que las emisiones contaminantes “son muy inferiores a cualquier límite legal o recomendado”.