lunes, 4 julio 2022 01:51

Rufián cree que Sánchez antepone la “geopolítica” a la “decencia” respecto al Sáhara

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha acusado este miércoles al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de haber cambiado radicalmente de posición respecto al Sáhara. Ha criticado que la tradicional posición española sobre el Sáhara ha dado un giro que supone que la Gendarmería marroquí “dé palos” a los inmigrantes que quieren cruzar a Europa. Y va más allá, ya que todo sería para que España pueda hacerse con parte de los kilómetros de la ex colonia española que Marruecos quiere explotar para la generación de energías renovables. “La geopolítica tiene razones que la decencia no entiende”, ha denunciado.

Así lo ha expuesto Rufián en el debate sobre el último Consejo Europeo y los efectos del cambio de posición sobre el Sáhara que ha protagonizado Sánchez en el Pleno del Congreso, y en el que también se ha hablado de las divisiones sobre la OTAN que hay en el seno del Gobierno.

Para Rufián, hay dos motivos que explican la nueva posición española sobre su ex colonia norteafricana: el control de la inmigración y la intención de Marruecos de cubrir de placas solares miles de kilómetros del Sáhara Occidental.

“La hambruna se encaramará a la frontera de Ceuta y Melilla; lo que significa el cambio de postura es simplemente que la Gendarmería dé palos frente a esa hambruna, como hace la Guardia Civil”, ha apuntado, antes de mencionar el deseo de Sánchez de hacer de España un “hub energético europeo” y sugerir su anhelo de poder participar del negocio de las renovables que busca impulsar Marruecos.

Eso sí, Rufián ha defendido la necesidad de potenciar las renovables y reducir la dependencia energética de otros países para, entre otras cosas, evitar que el “fascismo” acabe “gobernando” el mundo. “La hacedora de la paz no será una guerra, sino la autonomía energética real, si debemos vivir en montañas de deuda, mejor deuda verde que deuda de guerra”, ha dicho.

DEJE DE “APLAUDIR” A LA OTAN

Y también ha recriminado a Sánchez que pretenda presentarse como “pacifista” a la vez que defiende a la OTAN y le ha recomendado que deje de aplaudir a la Alianza Atlántica y lidere “una posición firme en la UE para la persecución y retención del dinero de los oligarcas rusos que financian la guerra”.

“Eso es lo realmente estadista y responsable”, ha apostillado, censurando que se quiera hacer pasar por “añejo” el debate sobre el antimilitarismo que divide al PSOE y Podemos. Y es que, a su juicio, “alguien tiene que decir” que un aumento del gasto militar implica recortes en los servicios públicos y que la UE debe ser “un contrapeso a la OTAN y a Estados Unidos” y no “un vocero más” de sus posiciones.

El portavoz de Exteriores de Bildu, Jon Iñarritu, ha exigido a Sánchez que rectifique sobre el Sáhara porque “no puede vender al pueblo saharaui para mejorar la relación con Marruecos”, porque su giro, además de “ilegal desde el punto de vista internacional”, no cuenta con legitimación del Congreso y porque la propuesta de Marruecos es “irrealizable”. “Sólo cabe una salida el derecho de autodeterminación”, ha zanjado.

También ha criticado el giro “unilateral” sobre el Sáhara el portavoz del PDeCAT, Ferran Bel, quien ha pedido cuentas a Sánchez sobre su repercusión en las relaciones comerciales, en especial con Argelia. Eso sí, Bel ha mostrado su apoyo a todas medidas que haya que adoptar para combatir los efectos de la invasión de Ucrania y para reforzar la cooperación entre la UE y la OTAN

Desde la CUP, Albert Botran ha denunciado que se pongan “autopistas para el gas y los minerales, pero muros para las personas” y ha acusando a Europa en general y a Sánchez en particular de querer convertir a Marruecos en “gendarme de la frontera sur” y de defender una escalada del presupuesto militar que “sólo beneficia a la industria armamentística”.

EL AMIGO AMERICANO

Néstor Rego, del BNG, ha apostado por el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui y ha expresado también su rechazo a la celebración en Madrid de la Cumbre de la OTAN, ya que la considera una “organización militarista que ya no tiene sentido”, y al prometido aumento del gasto militar. “Se pliega al amigo americano y pierden los pueblos”, ha resumido.

En nombre de Junts, Miriam Nogueras, ha aprovechado su intervención para afear al presidente del Gobierno el pacto contra las ‘fake news’ que el entonces ministro de Exteriores, Josep Borrell, selló con su homólogo ruso, Sergei Lavrov, 2018.