miércoles, 6 julio 2022 23:51

CBLingua ofrece sus servicios de traducción oficial junto a un amplio equipo de traductores jurados en todos los idiomas

Desde el año 2015, las únicas traducciones de carácter oficial son las realizadas por profesionales con certificación del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación. Estos documentos son un requisito para todos los que tengan que procesar diligencias relacionadas con la academia, el mercado empresarial o el registro civil.

Para ahorrar tiempo y dinero, es recomendable que los usuarios busquen traductores oficiales desde el inicio de su trámite. Dichos expertos suelen conformar la plantilla de agencias prestigiosas, como es el caso de CBLingua.

¿Cuándo es necesaria una traducción jurada?

De acuerdo con la legislación de España, los documentos redactados en una lengua diferente al castellano deben estar acompañados de una traducción jurada para tener efecto legal en el país. Para casarse con un extranjero en territorio nacional, por ejemplo, es necesario consignar los certificados de nacimiento y de estado civil con sus respectivas traducciones en el Registro Civil. Si el cónyuge foráneo quiere optar por la nacionalidad española, también necesitará traducir oficialmente algunos documentos como la declaración de los medios de vida.

Lo mismo pasa en el ámbito académico, ya que estudiar fuera suele requerir una traducción jurada de notas certificadas, diplomas y hasta homologación de título. Por otro lado, este trámite también es necesario para personas que quieren abrir un negocio más allá de las fronteras. El emprendimiento que apuesta por su internacionalización debe aportar la traducción jurada de sus documentos legales, jurídicos, financieros y comerciales. También resulta fundamental traducir documentos si la empresa quiere pedir licitaciones internacionales.

¿Cuáles son los beneficios de la traducción jurada moderna?

Las nuevas tecnologías han dado paso a la admisión de traducciones juradas en versión digital. Los usuarios pueden realizar una firma electrónica y obtener la misma validez como si se tratase de una transcripción tradicional, ya que el sello virtual le aporta veracidad al documento. Entre las ventajas de esta moderna variante, destacan la inmediatez de recepción y el ahorro de costes referentes a la impresión y al papel.

Muchas agencias de traductores jurados han añadido la modalidad virtual en sus catálogos, tal es el caso de CBLingua. La empresa lleva más de 20 años de trayectoria ofreciendo, de igual forma, servicios presenciales en sus oficinas de Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga, Cádiz y Oviedo. Sus traductores oficiales manejan más de 25 idiomas. Además, trabajan para particulares y han atendido a más de 200 empresas.

Hoy en día, tanto los organismos públicos como las autoridades políticas piden traducciones juradas para llevar a cabo sus trámites. La mejor forma de garantizar la legalidad y rapidez es contratando a una agencia oficial y autorizada desde el primer momento.