lunes, 4 julio 2022 01:23

Sergio Romero se marca un Toni Cantó y busca amparo entre las filas populares

Con las elecciones de Andalucía a la vuelta de la esquina, ya que empiezan a vislumbrar aquellos partidos que obtendrán unos resultados satisfactorios de aquellos que se hundirán con todo el equipo. Sergio Romero, vicepresidente del Parlamento andaluz, no confía demasiado en que su partido, Ciudadanos, vaya a realizar una buena actuación en la llamada a las urnas del próximo 19 de junio. Por este motivo, ha decidido presentar su baja de la formación naranja ante la “muerte anunciada” que se probablemente se le avecina a Inés Arrimadas en Andalucía. Así, Sergio Romero se ha marcado un Toni Cantó y podría estar buscando amparo y nuevo proyecto laboral entre las filas del grupo popular. Aunque sea, al igual que el actor, con un cargo que hasta ahora nadie tiene muy claro a que dedica en su día a día y cuya utilidad está un tanto cuestionada. Algo que parece no importar al ya exmiembro de Ciudadanos, quien quiere abandonar la formación naranja a toda costa.

“Antes de que eche a andar una nueva legislatura, ha llegado la hora de separar mi camino del de Ciudadanos”. Así, comenzaba anunciando Sergio Romero su decisión de abandonar la formación. Una cuestión a la que ha dedicado una larga carta para explicar los motivos de su decisión. Entre otras cosas, agradece todo el apoyo recibido a sus compañeros de partido y, en especial, a los de la provincia de Cádiz, donde llegó a ostentar el primer cargo de diputado que Ciudadanos tuvo en este territorio. Además, tampoco se olvida de dedicarle unas palabras al exlíder de la formación naranja, Albert Rivera, de quien asegura “conquistó a miles de españoles por la defensa de unos principios que yo he seguido practicando”. Respecto a la actual dirección del grupo, asegura que se siente más fuera que dentro, por ello ha decidido que es “hora de partir”.

El exmiembro de Ciudadanos afirma que “ser libre es poder elegir” y destaca que Ciudadanos ya no era su camino. Una vez más un político de las filas de Ciudadanos decide abandonar el barco ante el hundimiento que la formación lleva protagonizando desde que Albert Rivera decidió abandonar el partido y vida política. Este no es el primero ni, probablemente, el últimos de los políticos de las filas de Ciudadanos en abandonar la formación ya que ven el futuro del grupo muy negro. Y es que, parece que se trata de toda una “muerte anunciada”. Su líder, Inés Arrimadas, está haciendo grandes esfuerzos por mantener a Ciudadanos a flote. Sin embargo, le está costando sangre, sudor y lágrimas convencer a sus políticos para que se mantengan a su lado, para que no abandonen la formación. Y es que, a pesar de los esfuerzos que está haciendo Inés Arrimadas, el sentir entre las filas de la formación es que Ciudadanos ya no es lo que era, que ha perdido el rumbo y los objetivos que abanderaba en sus comienzos con Albert Rivera.

Esto ha llevado a un elevado número de políticos del grupo a abandonar el barco debido a que la nueva líder no les convence. Y a quien no ha sido capaz de convencer es a Sergio Romero, este político tiene claro que no quiere ser participe del previsible batacazo que tendrá Ciudadanos el próximo 19 de junio en las elecciones andaluzas. De esta forma, ha preferido abandonar el barco a tan solo dos semanas de que tengan lugar los comicios de Andalucía. No quiere saber nada de los resultados que obtendrá la formación naranja. Por este motivo, ha decidido marcarse un Toni Cantó y huir de la formación mientras busca cobijo entre las filas populares.

Puede que ser Sergio Romero este suplicando un cargo en el PP con el que poder seguir manteniendo su salario público y seguir viviendo de la administración pública. Y es que, según se ha podido comprobar entre las filas de Ciudadanos hay muchos chaqueteros que no han dudado en cambiar de colores en cuanto han visto que la situación en Ciudadanos se estaba poniendo difícil. Todo ello para seguir trufando de la administración pública y mantener su salario público. Estos estas dispuestos a cambiar de color y siglas mientras cada vez reciban en su cuenta bancaria su retribución pública. Y Sergio Romero ha visto en Toni Cantó el ejemplo perfecto de lo que el busca para su futuro.

TONI CANTÓ Y SU RITMO CARIBEÑO EN LA OFICINA DEL ESPAÑOL QUE SERGIO ROMERO QUIERE PARA ÉL

Hace aproximadamente un año que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, colocó a Toni Cantó al frente de la Oficina del Español. Desde entonces las medidas que ha llevado a cabo el actor a través de esta institución se cuentan con los dedos de una mano. Nadie tiene demasiado claro a que se dedica este organismo, puede que ni siquiera el propio Cantó lo sepa. Sin embargo, a pesar de que sus funciones se miren con recelos este cargo tiene una elevada retribución, cuya cifra se sitúa en 75.084 euros, es decir, 5.363,14 euros al mes. Un elevado sueldo y un ritmo caribeño es lo que tiene Cantó en su Oficina del Español. Por eso, no es de extrañar que Sergio Romero se haya fijado en el actor y quiera dar el pelotazo con un cargo similar.