lunes, 4 julio 2022 01:31

¿Cómo saber si una hipoteca del 100 % más gastos resulta viable?, por RN Tu Solución Hipotecaria

El mercado hipotecario se encuentra bajo presión con un cambio de oferta por las entidades bancarias. Los tipos fijos con buenos porcentajes de intereses están empezando a agotarse dentro de las propuestas por los bancos, mientras que el tipo variable es la opción que vuelve a imperar dentro del sector de las hipotecas. ¿Es con este esquema una opción la posibilidad de conseguir una hipoteca al 100 % de financiación? Y, de ser así, ¿quién nunca debe recurrir a esta fórmula?

Como contexto, el mercado inmobiliario aún goza de un gran dinamismo, pero las empresas del sector ya están comenzando a quejarse de que no disponen del suficiente producto para vender y cubrir la demanda que existe. Eso sí, no parece que los múltiplos a los que se mueve este segmento indiquen un problema de burbuja como sí sucedió en 2008.

Como norma general, teniendo en cuenta el telón de fondo, aquel que busca una hipoteca del 100 % –del valor de compra del inmueble– lo tiene difícil. Lo habitual es que los bancos únicamente financien el 80 % para asumir los menores riesgos posibles. Esto, precisamente, llegó tras el pinchazo de la burbuja del ladrillo en la gran crisis económica que se inició a finales de la pasada década.

Frente a estas incertidumbres e imposibilidades que aparecen en el camino, los usuarios que buscan obtener la mayor financiación posible en la compra de su vivienda se plantean la posibilidad de conseguir una hipoteca al 100 % e, incluso, más los gastos que se ocasionan en la compraventa. ¿Es esto viable?

Según Ricardo Gulias, director de RN Tu Solución Hipotecaria, es posible: “desde el año 1999 soy intermediario de crédito, me dedico a conseguir la hipoteca que mejor se adapta a las necesidades del cliente, y por la experiencia y volumen de negocio, puedo decir que sí es posible conseguir un préstamo hipotecario del 100 % del precio de compra más los gastos”.

Gulias manifiesta que ese tipo de concesiones no puede ser un café para todos y que todo el mundo no puede optar a tener un crédito hipotecario de esas características. “Primero, el cliente debe tener una experiencia previa de pago y que la cuota resultante sea muy parecida a lo que el cliente paga de alquiler”.

Los tipos de interés están subiendo mucho y es difícil en una hipoteca al 100% conseguir un tipo fijo por debajo del 2,5 %, pero el consumidor tiene que comparar la cuota de alquiler que pagaría y contrastarla con la cuota a tipo fijo que puede conseguir, y posiblemente, si hace una buena búsqueda, pagará menos de hipoteca que de alquiler, obteniendo estabilidad inmobiliaria, y no estar sujeto a las subidas de la cuota de alquiler y al vencimiento de este.

Y es que, para hipotecarse, nunca hay que cambiar el estilo de vida que se lleva a cabo. “Si se consigue un piso en el que se pueda asumir ese coste habitual que tiene el usuario, entonces sí es posible esa hipoteca de 100 % más gastos”, añade Gulias. En cualquier caso, nunca hay que endeudarse por encima de las posibilidades.

A ello hay que sumarle que esa hipoteca de 100 % más gastos únicamente se puede conceder a aquellos que tengan estabilidad laboral. Se necesita un contrato indefinido en el caso de los trabajadores por cuenta ajena; y dos años mínimo como trabajador autónomo y una renta estable en el caso de los profesionales por cuenta propia.

“Si se reúnen los conceptos de estabilidad laboral, experiencia de pago y un sueldo que te permita pagar la cuota deseada por el inmueble que deseas, entonces sí es posible asumir una hipoteca del 100% más gastos”, ahonda Gulias.