sábado, 2 julio 2022 18:01

Fernando Grande-Marlaska diseña un dispositivo para la OTAN que no convence y piden a los empleados que teletrabajen

La cumbre de la OTAN está cada vez más cerca, ya que tendrá lugar los días 29 y 30 de junio. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, no ha dejado de trabajar en el dispositivo de seguridad que se desplegará durante este encuentro al que acudirán todos los mandatarios internacionales que pertenecen a la Alianza Atlántica. El titular de interior ha puesto a todos los agentes posibles a trabajar en este evento para que todo transcurra sin ningún incidente. Sin embargo, parece que este dispositivo de seguridad no convence demasiado y algunos no se fían del plan que ha diseñado Fernando Grande-Marlaska. Uno de ellos es el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, quien ha pedido a todas las empresas madrileñas que faciliten el teletrabajo para sus empleados durante los días 29 y 30, los días que se desarrollará la cumbre de la OTAN. Y es que, parece que el edil madrileño no se fía demasiado del dispositivo que ha diseñado Fernando Grande-Marlaska y por eso quiere que todas las empresas envíen a sus trabajadores a casa.

El dispositivo de seguridad que se desplegará durante la reunión de la Alianza Atlántica estará formado por agentes de la Guardia Civil, Policía Nacional y militares. Estos efectivos se encargarán de proteger el espacio aéreo y terrestre. Para ello, Fernando Grande-Marlaska ha movilizado a agentes de toda España para que todo transcurra sin ningún tipo de incidentes. A pesar de todos estos esfuerzos, el plan de seguridad para estos días no convence, no se fían del dispositivo que ha diseñado. De esta forma, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ante lo que pueda ocurrir en su municipio, ha pedido a todas las empresas que envían a sus empleados a casa. Quiere que desempeñen su actividad laboral desde su residencia, ya que consideran que van a ser unos días “muy complicados”.

Y es que, a pesar de que ha asegurado que va a ser una buena oportunidad para la proyección de Madrid, considera que durante estos días toda la ciudad va a estar prácticamente bloqueada. El dispositivo afectará a zonas como el Paseo de la Castellana, el Paseo del Prado y, por supuesto, IFEMA. Por eso, prefiere que los trabajadores madrileños despejen las calles de la capital para facilitar el dispositivo que llevarán a cabo los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Y es que, la Cumbre de la OTAN supondrá un despliegue de efectivos sin precedentes en materia de seguridad. Por eso, no tienen demasiada confianza en el plan diseñado por Fernando Grande-Marlaska.

TODA LA CIUDAD VA A ESTAR PRÁCTICAMENTE BLOQUEADA

Desde el Gobierno, tanto el ministro del Interior como la titular de Defensa, Margarita Robles, llevan tiempo diseñado el plan de seguridad de la Cumbre de la OTAN. Han puesto a todos los agentes posibles a trabajar durante los días en que se llevará a cabo este encuentro. Y, sin embargo, muchos no se fían de esta medida, a pesar de que para ellos desplegarán toda la potencia española en materia de seguridad. Desde francotiradores acompañados por helicóptero de última generación para controlar el espacio aire, hasta más de 35.000 agentes procedentes de la Policía Nacional y Guardia Civil. Es decir, prácticamente todos los agentes de los cuerpo policiales y Fuerzas Armadas serán movilizados para potenciar el dispositivo policial de la cumbre de la OTAN. El titular del Interior necesita que todo salga bien, que no haya incidentes, debido a que se sabe en la cuerda floja.

FERNANDO GRANDE-MARLASKA ENCABEZA EL GRUPO DE “DEFENESTRADOS” DEL GOBIERNO

El presidente, Pedro Sánchez, tiene claro que habrá otra crisis de Gobierno, que probablemente se llevará a cabo este verano, tras las elecciones de Andalucía. Uno de los candidatos que encabeza la lista de “defenestrados” es el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, quien tiene un pie fuera del Ejecutivo. Desde La Moncloa llevan tiempo buscando una salida al magistrado, aunque ha conseguido mantenerse al mando del departamento del Interior. Sin embargo, parece que su suerte se ha acabado y que nada le salvará de la purga que Pedro Sánchez llevará a cabo tras el batazo andaluz.

Aunque este no será el único miembro del Ejecutivo que abandonará este verano el Consejo de Ministros y dejará su cargo. A él le acompañarán probablemente la ministra de Justicia, Pilar Llop y la de Defensa, Margarita Robles, dos perfiles que también lo tienen muy difícil para sobrevivir a este verano en sus departamentos. Además, hay un cuarto nombre que está rondado la cabeza de Pedro Sánchez. Se trata del ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. Respecto a este político todavía no tiene claro que hacer, aunque si que encuentra en la cuerda floja. Todo dependerá de sus actividades y movimientos hasta que se produzca la crisis de Gobierno. Quienes parece que no se salvarán serán Fernando Grande-Marlaska, Pilar Llop y Margarita Robles.