domingo, 3 julio 2022 13:23

Un consejero de Castilla y León quiso suprimir el operativo de incendios que habría prevenido el desastre de Zamora

“Mantener el operativo de incendios todo el año es absurdo y un despilfarro”, aseguró el actual consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta de Castilla y León en una entrevista con El Mundo. Se trata del ‘Popular’ Juan Carlos Suárez-Quiñones y a pesar de que la región castellanoaleonesa sufra cada año incendios, él apuesta por suprimir el operativo contra fuegos durante unos meses del año. Sin ir más lejos, este mismo verano más de 20.000 hectáreas han quedado calcinadas en la sierra zamorana de la Culebra. Sin embargo, para el consejero de Alfonso Fernández Mañueco este incendio que arrasa el monte de Zamora no necesita operarios capaces de extinguirlo durante unos meses al año.
Los incendios son frecuentes en Castilla y León. Tanto, que hasta la Junta regional ha elaborado una memoria sobre los fuegos que se han producido en la Comunidad Autónoma que discurre por un territorio de 95.000 kilómetros cuadrados. Sus amplias zonas montañosas, donde crece fauna capaz de arder, son el escenario perfecto para que se produzca un incendio. Como es natural, debido a las condiciones meteorológicas, los meses de verano son los que más riesgo tienen en cuanto a incendios y es por ello que el consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta de Castilla y León recomendó que los bomberos solo trabajaran durante los días estivales. Sin embargo, también en invierno se producen fuegos en la región por lo que las declaraciones de Juan Carlos Suárez-Quiñones han desatado la indignación entre los castellanoleoneses.

En estos mismos días, un incendio está arrasando la Sierra de la Culebra (Zamora). El fuego ya ha calcinado 20.000 hectáreas de monte y se han tenido que desalojar hasta casi una veintena de municipios del área. Además, el fuego ha llegado hasta las líneas ferroviarias y se ha tenido que suspender las líneas de alta velocidad que conectan Madrid y Galicia y el tramo que une Zamora con Orense. Las labores de extinción no están siendo fáciles ya que el operativo, el cual el consejero ha recomendado suprimir en ciertas épocas del año, tiene sus deficiencias.

Desgraciadamente, el incendio de la Sierra de la Culebra no es el único que se ha producido en la región. Solo durante el verano de 2018, Castilla y León sufrió 2.600 incendios. Ante la alta incidencia de fuegos, los sindicatos y los agentes forestales han pedido un operativo de incendios más amplio. Sin embargo, se han topado con las palabras del consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio Juan Carlos Suárez-Quiñones que ha tildado de “absurdo y un despilfarro” mantener el mismo operativo todo el año. “Sería tirar dinero público”, ha apostillado el consejero de Alfonso Fernández Mañueco.


“Sería tirar dinero público”


Las palabras del consejero han desatado la indignación entre la opinión pública. Tanto es así que hasta su propia página de Wikipedia ha sido hackeada. Donde antes ponía una biografía suya de presentación, ahora pone “Consejero incompetente de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León” acompañado de una descripción en la que escriben que fue “el que dejó que se quemará la Sierra de la Culebra y la de la Paramera”.

SIN PARQUES, NI BOMBEROS PROFESIONALES A PESAR DE LAS PALABRAS DEL CONSEJERO

El operativo contra incendios que tiene Castilla y León tiene serias deficiencias que han sido denunciadas por ciertos agentes sociales. Una de las reivindicaciones más habituales es la falta de parques de bomberos en las zonas más despobladas de la Comunidad Autónoma. Este es el caso de Segovia que hasta ahora solo cuenta con un parque al lado de la ciudad dejando las zonas más alejadas de la provincia sin bomberos cualificados cerca. Al encontrarse el parque a decenas de kilómetros, el tiempo de respuesta de los bomberos se dilataba en exceso. Es por ello que la Junta de Castilla y León por fin ha decidido construir dos parques adicionales en las localidades de Boceguillas y Palazuelos con el objetivo de cubrir todo el territorio. No obstante, estos parques aún tardarán mínimo un año en llegar.

Hasta estos nuevos parques llegarán 37 bomberos profesionales que falta hacían ya que cada verano se pedían voluntarios para desempeñar este trabajo de riesgo. A los voluntarios se les pagaba el día y sus tareas se dedican casi por completo a la prevención aunque también trataban de apagar incendios. Sin embargo, cabe destacar que no están cualificados por lo que no pueden dar un servicio similar al que desempeña un bombero profesional que cuenta con una oposición y experiencia a la hora de extinguir un fuego.

Sin parques de bomberos suficientes, ni profesionales cualificados para apagar un incendio, el consejero Carlos Suárez-Quiñones ha llamado a limitar aún más el operativo contra fuegos. A pesar de que las salidas de los parques de bomberos solo en Segovia superen el centenar cada año, el consejero considera que hay que limitar el operativo de extinción de incendios. “Es absurdo y funciona bien”, aseguró Juan Carlos Suárez-Quiñones en su entrevista con El Mundo.