domingo, 3 julio 2022 10:07

Ada Colau disfraza su imputación con el sorteo de consoladores veganos

La imputada Ada Colau esquiva el ejemplo de Mónica Oltra, la vicepresidenta de la Generalitat hasta este martes. La alcaldesa de Barcelona, pese a estar bajo la lupa judicial, no ha presentado la dimisión, como sí ha hecho su amiga valenciana.

Para ello, los ‘comunes’, partido que representa Colau, han celebrado un sorteo muy peculiar en las redes sociales. En concreto, la formación morada de Barcelona repartirá cinco “consoladores veganos” entre sus seguidores.

“¡Sorteamos cinco veggie vibradores para cinco ganadorxs! Comer saludable es importante para una dieta equilibrada. Tenemos un cesto lleno de verduras para sortear“, explican en las redes sociales. “Hay de todo: un buen pepino, zanahoria para aliñar a cualquiera, un xili muy picante, una mazorca para haceros palomitas y una berenjena con la que cocinaros una musaka buenísima”, prosigue la publicación.

LAS OTRAS POLÉMICAS ATRACCIONES SEXUALES DE COLAU

El sorteo se produce justo en plena celebración del Orgullo, pero el número cinco no deja de ser chocante, toda vez que son los mismos diputados que han obtenido la formación morada en Andalucía. Asimismo, el sorteo está en marcha en plena imputación de Colau, que evita dejar su asiento.

En la imagen que acompaña al texto aparecen estas hortalizas, que sólo podrán utilizar cinco afortunados de este polémico sorteo. En este sentido, sorprende que sólo se incluya a los mayores de 18 años, toda vez que el propio Consistorio de Barcelona organiza talleres sexuales para menores, como hizo en 2020, con un bingo sexual y compresas de tela. En 2019, los talleres consistían en realizar vulvas y penes con arcilla.

En este mismo taller, de la Escuela Garcilaso y con el permiso del Ayuntamiento, se dieron clases de ‘twerking’ y ‘perreo’. Un año antes, Colau se sacó de la manga una polémica atracción para niños y niñas: el tobogán vagina, “construido pensando en vuestra seguridad, pero está fuera de normativa”.

COLAU AIREÓ SUS PREFERENCIAS SEXUALES

Ada Colau ha asegurado que ha tenido varias novias a lo largo de su vida, especialmente le marcó una italiana con la estuvo saliendo dos años. A su juicio, contar esto en prime time es “normal”. Lo hizo en 2017 con el fin de reivindicar la sexualidad. Según dice, recibió críticas lamentables por esta bisexualidad, más cuando está casada con dos hijos.

“Tuve una novia a los 21 años. Fue una relación muy importante que duró dos años y que empezó durante una beca Erasmus en Italia”, afirmó. “Aquí lo he contado porque me ha salido de forma natural“, indicó. Este relató encendió a un público entregado a la edil de Barcelona. “Viva el amor y que cada uno quiera a quien quiera”, afirmó entonces.

COLAU, CON CONSOLADORES; OLTRA, AL BAILE

Colau, por otro lado, arropa a su amiga Oltra, que celebró con un baile su imputación por haber ocultado presuntamente el acoso sexual de su exmarido a una menor de un centro tutelado por la Generalitat de Valencia. Lejos de refugiarse de las cámaras, la entonces mano derecha de Ximo Puig celebró su investigación judicial con un polémico baile el pasado sábado. Hasta ese momento, todo eran apoyos y declaraciones contra la Fiscalía y Cristina Seguí, una de las fundadoras de Vox.

La propia Colau se deshizo en elogios hacia Oltra por haber presentado su dimisión. “Con un gran gesto de generosidad, Mónica Oltra ha anunciado su dimisión”, escribía la alcaldesa de Barcelona. Según ha afirmado, mantenerse en la Generalitat habría puesto en peligro el pacto del Botánic, firmado por Compromís y el PSPV de Ximo Puig.

COLAU TILDA DE “VÍCTIMA” A OLTRA, DE LA MENOR NI UNA PALABRA

Asimismo, pese a ser acusada de encubrimiento de un delito gravísimo, Colau ha asegurado que la exvicepresidenta de la Generalitat “se sentía una víctima de una campaña de asedio de la extrema derecha, que ha utilizado las estrategias más mezquinas e infames”.

Oltra dimitió tras haber recibido el apoyo de una gran parte de su partido y del propio presidente de la Generalitat. Sin embargo, el bailecito de marras precipitó los acontecimientos. Según Colau, la imputación acabará “en nada” y que se demostrará que las acusaciones eran infundadas. Así, pedirá que vuelva con su “imparable fuerza”. “Sea como sea, estaremos junto a ella”, ha incidido.

En todo el mensaje no se realiza ni una sola mención a la niña abusada por el exmarido de Oltra, condenado a cinco años por estos hechos. Ni una palabra, ni una sola muestra de condolencia hacia la menor. Una falta de sensibilidad que choca cuando la formación sale a la calle a reivindicar el lema “ni una menos” o “hermana, yo sí te creo“. De hecho, la niña, ahora mayor de edad, perdió el trabajo en el hospital público en el que estaba contratada.