domingo, 3 julio 2022 09:20

El equipo de Mañueco se niega a dar la cara por Juan Carlos Suárez-Quiñones y dejará que se queme

Los incendios de Sierra de la Culebra, en Zamora, han puesto contra la espada y la pared a Juan Carlos Suárez-Quiñones. Se trata de consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio de Castilla y León y es el principal responsable de que se hayan quemado 25.000 hectáreas de bosque hasta el momento. Y es que, además este político es el mismo que en unas declaraciones aseguró que “mantener el mismo operativo de incendios todo el año es absurdo y un despilfarro”. Esto ha llevado a que nadie de la Junta de Castilla y León quiera defenderle. Una cuestión que ha podido comprobar MONCLOA.com, ya que en la Consejería de Presidencia no han querido contestar a ninguna pregunta respecto a este consejero. De esta forma, el equipo del presidente castellanoleonés, Alfonso Fernández Mañueco, se niega a dar la cara por Juan Carlos Suárez-Quiñones, no quieren que la gestión de este consejero con los incendios les salpique. Por ello, dejarán que se queme él solo.

La forma en la que Juan Carlos Suárez-Quiñones ha gestionado el incendio de Sierra de Culebra no ha sido la mejor. Los operativos llegaron tarde a apagar las llamas debido a que el plan de prevención de incendios no era lo suficientemente eficiente como para frenar lo antes posible la expansión del fuego. Una cuestión que ha puesto en el foco al consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, a quien sitúan como el principal responsable de este incendio, ya que de su departamento depende el plan preventivo de incendios. Sin embargo, este político considera que no se trata de una medida tan necesaria como para mantenerla durante todo el año ya que es “absurdo” y supone un “despilfarro”. Si Juan Carlos Suárez-Quiñones no hubiera tenido esta opinión, puede que los daños se hubieran minimizado. Sin embargo, no ha sido así y esta mala gestión ha puesto en el ojo del huracán al consejero.

Por este motivo, nadie de la Junta de Castilla y León ha salido a dar la cara por Juan Carlos Suárez-Quiñones, nadie quiere defenderle. Todo ello porque no saben lo que pasará en el futuro, si el presidente castellanoleonés decidirá cesar al consejero. O si incluso Génova interviene y toma cartas en el asunto. Nadie quiere hacer ningún movimiento ni ninguna declaración, no van a defender al político medioambiental, no quieren dar la cara por él. El equipo de Mañueco dejará solo ante el peligro al consejero, dado que parece que nadie quiere ponerse de su lado. El único responsable de esta tragedia medioambiental es Juan Carlos Suárez-Quiñones y nadie quiere sacrificarse por él.

En las filas de su propio departamento han tratado de echar balones fuera. Respecto a las declaraciones del consejero sobre mantener el plan preventivo, la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, con quien se ha puesto en contacto MONCLOA.com, ha explicado que se produjeron hace unos años. Juan Carlos Suárez Quiñones aseguró que “mantener el mismo operativo de incendios todo el año es absurdo y un despilfarro”, unas desacertadas afirmaciones, que la única forma que han tenido de justificarlas los miembros de su equipo es alegando que se produjeron hace unos años. También ha asegurado que los medios y el dispositivo desplegado para contener las llamas ha sido “suficiente”. Además, han afirmado que el operativo apagó el incendio en cuanto las condiciones meteorológicas lo permitieron.

Sin embargo, no todos opinan lo mismo, por ello nadie ha salido a defender a Juan Carlos Suárez-Quiñones de la reprobación pública. Probablemente porque saben que las cosas que se no han gestionado como debían. Había pocos bomberos y los que fueron no tenían los recursos necesarios para frenar el avance de este incendio que ya se ha comido más de 25.000 hectáreas de un paraje natural único en España. Llegaron tarde porque no había un dispositivo de prevención de incendios activo lo suficientemente eficiente como para prever que con temperaturas tan elevadas podría producirse un incendio en cualquier momento. Esto ha llevado al consejero de Medio Ambiente a estar en la cuerda floja y en el punto de mira de toda la Junta de Castilla y León, pero también de Génova.

Que Juan Carlos Suárez-Quiñones es el responsable de los ocurrido en la Sierra de la Culebra es algo que todos saben. Y que uno de los grandes problemas de que se hayan quemado más de 25.000 hectáreas es su mala gestión del plan preventivo de incendios también. Por eso, nadie quiere estar a su lado si llega el momento de que le cesen. Nadie quiere apoyarle, ya que saben que las cosas no se han hecho bien, que el consejero debía haber trabajado para contener las llamas en cualquiera momento del año. El equipo de Mañueco se ha negado a defender y dar la cara por Juan Carlos Suárez-Quiñones y le dejarán que se queme él solo.