martes, 16 agosto 2022 11:55

Husky, Pastor Alemán y otras razas de perros que no deberían vivir en un piso

Todos en algún momento quisimos tener una mascota, y muchos piensan que un perro es la mejor opción. Esto se debe a que esta relacionado con el buen temperamento, las ganas de jugar y porque son leales, cariñosos y protectores. Sin embargo, antes de adoptar un perro, es necesario tener en cuenta que estos animales necesitan mucho espacio para tener una vida plena.
Existen razas como Husky y el Pastor Alemán que no deberían vivir en un piso. En este artículo te contaremos que otras razas deben tener un mayor espacio para vivir.

¿Qué perro adoptar?

¿Qué perro adoptar?

Antes de tomar una decisión sobre que perro vamos a adoptar, es necesario tener en cuenta cuál es nuestro estilo de vida, con que tiempo contaremos y cuál es el espacio que tenemos dentro de nuestro piso. Estos son factores determinantes para que nuestra futura mascota se sienta a gusto con nosotros y con el espacio que habita. Existen algunas razas que no es aconsejable adoptar por estas razones, menos si se trata de un piso en plena ciudad.

El problema de vivir en un piso

El problema de vivir en un piso

El perro es un animal que necesita su espacio, correr y pasear. Claramente, lo ideal es vivir en una casa con un amplio jardín para que él puede estar en completa libertad, pero sabemos que esto no siempre es posible. En la mayoría de los casos, una gran parte de la sociedad vive en pisos y eso limita ampliamente el tipo de mascota que podamos tener. En este sentido, un Mastín, un Husky o un Pastor son animales perfectos para el campo.

Elegir el tamaño adecuado de los perros

Elegir el tamaño adecuado de los perros

Debido a las limitaciones habitacionales, en muchos casos, es mejor elegir por una mascota de pequeño tamaña. También se podría optar por un gato. Hay perros como los Golden Retriever o los Pastores Alemanes que son sumamente cariñosos y se integran con gran facilidad a la familia, pero su tamaño es una cuestión a considerar. Muchos los adoptan cuando son pequeños, pero no contemplan que aumentan su tamaño en gran medida, lo que puede derivar en problemas, no solo para las mascotas, sino también para los dueños.

Los perros necesitan tiempo y espacio

Los perros necesitan tiempo y espacio

Más allá de su tamaño, los perros necesitan salir a pasear bastante seguido para moverse y hacer sus necesidades. Es necesario tener en cuenta esta cuestión, para no elegir una mascota que nos pida más tiempo del que podamos brindarle. Es sabido que necesitan un amplio espacio verde, como un parque o una casa con un gran jardín para poder correr y jugar libremente. Si no contamos con el espacio físico o el tiempo necesario, será mejor optar por un animal de menor tamaño.

La necesidad de generar hábitos

La necesidad de generar hábitos

En el caso de vivir en un piso, la mejor opción siempre es elegir una mascota de menor tamaño, como los Pug. Esta raza, con su simpática cara de enojo y melancolía, son una gran opción, como también lo son los Boston terrier o los Dachshund (popularmente conocidos como perro salchicha). De igual modo, más allá de su simpático tamaño, estos animales también necesitan tiempo, compañía y espacio, por eso es necesario crear rutinas y hábitos para sacarlos a pasear y para estar con ellos.

Los perros son los mejor amigos de niños

Los perros son los mejor amigos de niños

Algunos animales pueden aprender, sin son educados a tiempo, a hacer sus necesidades en sitios específicos (al igual que los gatos). Por otro lado, algo a tener en cuenta es la relación entre los perros y los niños. En muchos casos, cuando llega un nuevo compañero canino al hogar, esto sucede por insistencia de los niños, y los adultos para parar su llanto acceden sin medir las consecuencias. Esto no es algo raro, a todos los niños le gustan las mascotas, especialmente los perros, además es una buena manera para que aprendan responsabilidades, valores y respeto.

Opciones de perros

Opciones de perros

Dejando de lado la buena relación que se puede formar entre los niños y los perros, una realidad es que se debe educar a ambos por igual. Existen razas que son realmente cariñosas, como es el Dogo Argentino, y otras como el Bichón Frisé, que son grandes compañeros, pero necesitan mucha atención. Un perro de pequeño tamaño y sumamente cariñoso es el Yorkshire Terrier, aunque es demasiado protector con su espacio y suele ser bastante escandaloso con los desconocidos o las visitas.

Los Chihuahuas

Los Chihuahuas

En el último punto de esta lista están los perros en miniatura. A muchos nos gusta que sean un poco más grandes, pero estos son una buena opción para todos aquellos que cuenta con poco espacio dentro de sus viviendas. Para estas personas, estas razas son ideales porque ocupan el mismo espacio que un peluche, pero hay que tener cuidado, a pesar de su pequeño tamaño, suelen venir cargados de un furioso temperamento. Un ejemplo de esta raza son los Chihuahuas.