miércoles, 17 agosto 2022 09:42

Santiago Abascal abre el casting de “La Vox” para buscar nuevos talentos tras la salida de Olona

Tras los resultados obtenidos por Vox en Andalucía, el partido ha realizado una pequeña reflexión interna, tal y como cuentan fuentes de la formación a MONCLOA.com. El primero de los puntos aclarados es buscar un culpable por haberse quedado tan solo con 14 escaños cuando las expectativas del partido eran rondar los 20, como mínimo. Y ese culpable es Jacobo Robatto, el director de campaña de Macarena Olona y el responsable de “haber quemado” a uno de los mejores activos de Vox. El segundo punto es que tienen que promocionar nuevas “Olonas” y quieren emplear el Congreso de los Diputados para ello. Con este atril por delante, desde Vox apostarán por dar protagonismo a nuevos perfiles que entonces estaban eclipsados por Macarena Olona. Y Mireia Borrás es una de las afortunadas. Lo curioso, y lo más comentado a nivel interno, es que Iván Espinosa de los Monteros no ha hecho autocrítica por la idea de haber mandado a Olona a Andalucía en contra de su voluntad. El chivo expiatorio es Robatto, pero en Vox ya más de uno señala a Espinosa de los Monteros.

Para Vox estos momentos no son nada cómodos porque se están buscando culpables. Pero el problema de fondo es que han quemado a Macarena Olona en Andalucía, uno de sus mejores activos en el Congreso. Por coherencia, la dirigente de Vox ha decidido quedarse en Andalucía como parlamentaria pese a que no hará absolutamente nada (el PP tiene una mayoría absoluta aplastante que no dejará margen de acción a Vox). Tras haberla quemado, la maquinaria de la formación verde ha decidido dar más visibilidad y protagonismo a otros valores del Congreso para ver si así consiguen reeditar a Macarena Olona. Fuentes del partido insisten a MONCLOA.com en que el único alivio que se respira en el grupo del Congreso es que Olona tenía un protagonismo de tal magnitud que hacía sombra a todos los demás. Ahora habrá oportunidades para todos. Aunque desde la directiva ya tienen algunas ideas sobre quién puede despuntar.

Vox ha linchado a Coco Robatto por culpabilizarle por haber hundido la imagen de Macarena Olona

Jacobo, o Coco, Robatto era una de esas opciones, pero ha demostrado en Andalucía que no es capaz de cumplir las expectativas del partido. Desde que se dieron el batacazo, por mucho que intenten venderlo como un éxito rotundo por haber conseguido dos parlamentarios más, Vox ha linchado a Coco Robatto por culpabilizarle por haber hundido la imagen de Macarena Olona. Robatto era uno de los valores en alza que Vox quería explotar. A nivel de imagen ya lo habían hecho en algunas ocasiones. Pero ahora quieren “castigarle” por el fiasco de la campaña electoral. Con Coco en la esquina por haber hecho mal las cosas en el sur, solo quedan un puñado de nombres que podrían saltar a la fama. Y Mireia Borrás es uno de los más reconocidos.

El lado bueno de que se haya ido Olona a Sevilla es que habrá espacio para otros diputados. Vox maneja la posibilidad, como en su momento hizo Cuca Gamarra en el Partido Popular, de dar el micro a más de uno para ver qué tal funcionan como parlamentarios. Este casting de “La Vox” ya cuenta con más de un ganador por anticipación, como es el caso de Borrás, pero cuenta con otros nombres clave que se verán más en los medios de comunicación en los próximos días. Inés Cañizares es una de las que suena además de Borrás para participar en el concurso que pretende impulsar Santiago Abascal. La zanahoria de este concurso para el que se preparan los diputados es la de ser candidato municipal o autonómico, que no es poco.

El propio Abascal aprovechó una entrevista para mencionar que el Congreso de los Diputados es una buena cantera para quienes quieren tener una carrera política por delante como candidatos. Estas palabras fueron recogidas por muchos, entre otros José María Figaredo, otro de los que aspira a ocupar un porcentaje del espacio que tenía dominado Macarena Olona. Parece que el espacio que ocupaba la ahora mera diputada de Andalucía era tan grande que podrá ser remplazada por hasta tres diputados nuevos. Todos con intenciones fuera del Congreso y con un destino similar al de Olona siempre que los planes salgan como esperaban.

Este casting de “La Vox” está bien preparado dado que tienen seis meses por delante para decidir. La idea es explotar este tiempo para que todos den lo mejor de sí mismos de cara a que se decida quién es quién en las candidaturas autonómicas y municipales. No es que otros les hayan salido del todo bien, como Juan García-Gallardo, pero sí que parece que Abascal confía en caras nuevas y en la cantera del partido para conseguir sorpresas a nivel nacional. El objetivo es evidente: condicionar al Partido Popular en todos los escenarios que sean posibles. Desde luego, Mireia Borrás es quien más suena para hacerse con el control de alguna candidatura en Cataluña. “Valor al alza”, dicen fuentes de la zona.