jueves, 11 agosto 2022 06:53

La mala relación entre Rocío Monasterio y Javier Ortega Smith amenaza con reestructurar Vox

En política hay pocos amigos. A pesar de exhibir unidad, los políticos también tienen rencillas entre sus filas, especialmente entre los altos cargos donde la lucha de poder es latente. Este es el caso de Vox cuyos Aristogatos manda más no tienen relaciones idílicas como pudiera aparentar y es que según fuentes internas Rocío Monasterio no mantiene una excelente relación con Javier Ortega Smith. A pesar de que ambos lideren el partido en la capital parece ser que no tienen muy buena sintonía. De hecho, en algún acto público se les ha podido ver haciendo aspavientos manteniendo una conversación para nada sosegada. El núcleo duro de Vox se tensa.

La líder de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio y el número uno de la formación en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith, son los manda más del partido en la capital. Sin embargo, el que de verdad mueve los hilos en Vox es el propio Iván Espinosa de los Monteros que es el que maniobra a la hora de configurar las listas y proponer candidatos. De este modo, él fue el que dio luz verde a que Javier Ortega Smith ejerciera como concejal en Cibeles así como de diputado en el Congreso, dos cargos por los que se embolsa más de 100.000 euros anuales. El gran poder acaparado por Ortega Smith ha hecho que este se convierta en uno de los manda más entre los altos cargos de Vox, sin embargo, todo poder acaparado conlleva una serie de detractores.

el que de verdad mueve los hilos en Vox es el propio Iván Espinosa de los Monteros

Entre sus compañeros más críticos se encontraría precisamente Rocío Monasterio. La líder de Vox en la Comunidad de Madrid le ha cogido la matrícula al diputado y concejal madrileño. Incluso, fuentes internas de la formación política aseguran que Rocío Monasterio es uno de los nombres que baraja Vox para medirse en las urnas municipales con José Luis Martínez-Almeida. Esto supondría la salida de Monasterio de la Asamblea de Madrid y provocaría que aterrizara en el cargo de Javier Ortega Smith. Un baile de sillas que poco ha agradado al concejal que lleva años haciendo una tímida oposición al alcalde del Partido Popular en Madrid.

Cabe destacar que ni Javier Ortega Smith, ni Rocío Monasterio han obtenido grandes resultados en las urnas. Javier Ortega Smith consiguió tan solo cuatro concejales y Rocío Monasterio solo logró 12 diputados en las elecciones de la Comunidad de Madrid. Ambos resultados son malos para el partido que ya busca fórmulas para impulsar a Vox en ambas instituciones. Sin embargo, en Vox no se puede dar un paso hacia adelante sin contar con el beneplácito de Iván Espinosa de los Monteros y Santiago Abascal en primera instancia. Asimismo, Rocio Monasterio y Javier Ortega Smith también son los intocables a los que no perjudica ni un mal resultado en las urnas.

LA BRONCA DE ROCÍO MONASTERIO Y JAVIER ORTEGA SMITH EN FITUR

El recinto ferial de Ifema fue escenario de la mala relación que mantienen también a día de hoy Rocío Monasterio y Javier Ortega Smith. Durante la Feria Internacional de Turismo de 20221, ambos líderes de Vox se enzarzaron en medio de una discusión. El secretario general de Vox se enzarzó con Rocío Monasterio por una declaraciones “que habían cambiado de criterio”. Sin apenas disimular, Javier Ortega Smith realizó múltiples aspavientos y con un tono de voz elevado increpó a Rocío Monasterio. Por su parte, la número uno de Vox en la Asamblea de Madrid permaneció callada y discretamente aguantó el chaparrón de Javier Ortega Smith que perdió los nervios en pleno pabellón de Ifema.

Rocío Monasterio y Javier Ortega Smith

Tal espectáculo del concejal y diputado en el Congreso, fue presenciado por los asistentes y por los técnicos de gabinete de cada político que no daban crédito ante el enfado del político. Al percatarse uno de los jefes de prensa de la presencia de periodistas en el pabellón le mandó callar para que los medios de comunicación no se hicieran eco de la bronca. Pero fue demasiado tarde. Las fricciones entre los líderes madrileños del partido fueron presenciadas por MONCLOA.com

Aunque ambos políticos han acudido a múltiples actos juntos y se han convertido en la referencia de Vox en Madrid, en el pasado Fitur quedó más que evidente que no tienen una buena relación. Ni tratan de parecer que así sea, los dos líderes se enzarzaron en medio del pabellón dando así una imagen de poca unidad y poco compañerismo dentro de Vox. Los Aristogatos de Vox se enfrentaron, sin ningún tipo de vergüenza, en plena feria y les dio igual quién les viera peleándose. No han aprendido eso de que los trapos sucios se lavan en casa.

Ahora, parece ser que las cosas no han cambiado mucho ya que fuentes cercanas a ambos aseguran que no tienen buena relación. “Hay mal rollo entre ellos“, explican estas mismas fuentes en una conversación con MONCLOA.com. Con los Aristogatos enfrentados, es difícil convivir en Vox.