viernes, 12 agosto 2022 01:12

Las unidades “a dedo” de la Guardia Civil perjudican a los que realmente trabajan

La Guardia Civil tiene ciertas unidades que están perjudicando a los que realmente trabajan. Se trata de departamentos que a los que se accede por vías que no siguen los procesos normales. Una cuestión que llevan tiempo denunciando los agentes del instituto armado. Y es que, existen ciertas unidades, las Amiguete´s Unit, en las que los altos cargos pueden “enchufar” a sus amigos. Además, no solo es que coloquen a quien quieran en ciertos puestos y unidades, sino que además perjudican a otros departamentos donde realmente sí que realizan las labores que les corresponden. Según ha podido saber MONCLOA.com, este “enchufismo” que llevan a cabo los altos cargos del instituto armado provoca cuarteles vacíos, patrullas unipersonales y con más carga de trabajo. Estos son solo algunos de los problemas que deben enfrentar los agentes que realmente han accedido a la Guardia Civil siguiendo los procesos clásicos. De esta forma, las unidades “a dedo” del instituto armado perjudican a los que realmente trabajan y llevan a cabo las funciones que les son encomendadas.

Dentro de la Guardia Civil, un departamento capitaneado por María Gámez, existen ciertas unidades que cuentan con plaza de libre designación. Es decir, se trata de puestos que no siguen los cauces habituales de acceso a dichos puestos de trabajo debido a que no aparecen en el catálogo de trabajo. De esta forma, los altos cargos se “aprovechan” de estos grupos y departamentos para situar en ellos a sus amigos, incumpliendo los principios de igualdad, mérito y capacidad. Y es que, estos trabajadores acceden a estos puestos sin ningún tipo de examen o concurso, lo único que necesitan es tener un buen amigo situado entre la cúpula de la Guardia Civil. De esta forma, hay distintas “Amiguete´s Unit” repartidas por distintos puntos del territorio español, las cuales representan el 14,06% de la plantilla del instituto armado.

Cuarteles vacíos, patrullas unipersonales y más carga de trabajo

A este tipo de departamentos, en la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) los denominan Unidades Fantasma, las cuales en los últimos años están creciendo de forma “exponencial”. Esto supone todo un problema dentro de las filas del instituto armados, ya que además de que acceden a estos cargos personal “enchufado”, también vulneran otros departamentos que sí que trabajan realmente. Perjudican a las unidades que tratan de llevar a cabo sus funciones y sacar el trabajo adelante. Algo que les resulta más difícil debido a los problemas que están provocando las unidades “a dedo”. Y es que, que existen las “Amiguete´s Unit” que perjudican otros departamentos es un hecho.

Estas Unidades Fantasma no constan en el catalogo de puestos de trabajo, es decir, no ocupan ni cubren la vacante de la Guardia Civil. La forma de acceder a ellas no se rigen por los criterios que marca la Administración Pública. A ello se suma que estos efectivos “se detraen de unidades territoriales”, han asegurado fuentes a MONCLOA.com. Unos departamentos ya de por sí muy mermados desde hace años por las “paupérrimas” ofertas de empleo público. Estas no son las únicas consecuencias de las “Amiguete´s Unit, ya que también provocan cuarteles cerrados, patrullas unipersonales y con más carga de trabajo. En AUGC aseguran que esta falta de transparencia favorece “el pillaje y las prácticas irregulares”. Para ellos, estas prácticas son “peligrosas” por la facilidad con que se puede llevar a cabo esta asignación de destinos motivados por amistades.

De esta forma, el “enchufismo” de los altos cargos de la Guardia Civil perjudica considerablemente a los agentes y efectivos que realmente llevan a cabo todo el trabajo del instituto armado. Todo ello, por que la cúpula pueda contentar a sus amigos con nombramientos “a dedo” gracias a estas unidades, a las “Amiguete´s Unit”. Mientras tanto los agentes que realmente han accedido a la Guardia Civil siguiendo los procesos clásicos tienen que sufrir los problemas que provocan estas cuestiones.

LA “AMIGUETE´S UNIT” DE LA GUARDIA CIVIL

Actualmente, existen distintas “Amiguete´s Unit” conocidas. Un ejemplo de esto es lo que ocurre en los equipos de Roca, Arroba o Viogen, los cuales están formados por 1.448 agentes. En tan solo un están unidades han visto como sus equipos se incrementaban considerablemente, pasando de 498 efectivos a 1.448. Sin embargo, el acceso de estos nuevos agentes no es “transparente”, afirman en AUGC. Además, tampoco se valoran los méritos o la formación ni se puede acceder a ellos en igualdad de condiciones. La Guardia Civil, en respuesta a una pregunta de la asociación, reconoce que tienen constancia de que existen 1.000 plazas de libre designación por el procedimiento de comisiones de servicio. Sin embargo, desde AUGC destacan que este número es muy superior al que el instituto armado notifica.

Lo que está claro es que la Dirección General de la Guardia Civil, que capitanea María Gámez, tiene una unidades un tanto extrañas y, además, pretende crear todavía más. Este departamento está trabajado para aprobar más plazas de libre designación, favoreciendo la “falta de transparencia mediante la creación de Unidades fantasma para las que no hay un catálogo de puesto de trabajo”. Así, María Gámez mantiene contentos a los altos cargos que componen su departamento y les da vía libre para que enchufen a sus amigos, a través de la Amiguete´s Unit. Un departamento que permite a la cúpula de la Guardia Civil hacer y deshacer a su antojo respecto a los nombramiento y las designación.