lunes, 8 agosto 2022 18:21

La estrategia de la DGT para seguir arañando multas: de los radares fantasma a las motos camufladas

La DGT ya se esta frotando las manos pensando en lo que podrán recaudar durante este verano con las multas. Y es que, el departamento que dirige Pere Navarro lleva tiempo pensando y trabajando en el dispositivo de seguridad que pretende instaurar durante el periodo estival dado que sabe que los ciudadanos españoles llenarán las carreteras con sus desplazamientos durante las vacaciones. Es decir, se trata del momento perfecto para tratar de arañar todas las multas posibles, para tratar de rascar todo el dinero que puedan con las infracciones de los conductores. De esta forma, han desplegado todo un dispositivo durante este primer fin de semana de julio, dado que se trata de la primera operación salida del verano. Y lo estrenan además con una novedad. Se trata de las motos camufladas y será la primera vez que se utilicen, dado que forman parte de una prueba piloto y únicamente se desplegarán durante los fines de semana. Se trata de la nueva estrategia de la Dirección General de Tráfico para seguir arañando multas. Así, han pasado de los radares fantasma a las motos camufladas.

Las vacaciones siempre son un momento perfecto para la Dirección General de Tráfico, órgano dependiente del Ministerio del Interior, para poner multas, ya que los ciudadanos se relajan y pisan el pedal del acelerador para llegar cuanto antes a su lugar de destino. Pero, además, el periodo estival es por excelencia la época de más multas, dado que las carreteras se llenan de ciudadanos españoles que salen de sus lugares de residencia para trasladarse a otros puntos y disfrutar de sus ansiadas vacaciones. Por este motivo, el departamento que dirige Pere Navarro lleva tiempo trabajando en el operativo y el dispositivo que desplegarán desde su departamento para hacer que las carreteras sean más seguras, reducir los accidentes y el número de siniestros y víctimas en las carreteras. Pero también, para rascar y arañar todas las multas que puedan.

la dgt llena las carreteras de motos camufladas

Así, desde el pasado fin de semana, el primero de julio, es decir, la primera operación salida, se han instaurado distintos sistemas de control en las carreteras, uno de ellos nuevo, ya que no se había utilizado hasta el momento. Se trata de las motos camufladas, que son una prueba piloto, las cuales, según ha explicado la Dirección General de Tráfico, circularán por las carreteras de mayor siniestralidad de motoristas con el objetivo de reducir los accidentes mortales y comprobar que se hace una conducción responsable. Además, estarán presentes en las carreteras solo durante los fines de semana de verano. Se trata de una nueva medida que el departamento que dirige Pere Navarro ha decidido instaurar como novedad este verano y que servirá para controlar la siniestralidad de los motoristas, pero también para conseguir elevar el número de multas que se tramitarán durante el este verano.

De esta forma, la DGT ha pasado de los radares invisibles a las motos camufladas, pero ambas con el mismo objetivo. Aunque estas medidas no son las únicas que se han desplegado en las carreteras españolas para controlar el tráfico durante este verano. A ellas se unen también 780 radares fijos de control de velocidad, de los cuales 92 son de tramo; 545 radares móviles; 12 helicópteros; 245 cámaras para controlar el uso del móvil y de cinturón al volante; y 39 drones para actividades de regulación, de los cuales 23 de ellos tienen capacidad de denuncia. Además, intensificarán los controles de velocidad en las carreteras españolas. Es decir, este verano las carreteras estarán muy controladas, no se podrá hacer nada sin que el departamento que dirige Pere Navarro se entere. A pesar de que quieren reducir la siniestralidad de los motoristas, la DGT ha mentido y ha faltado a la promesa a los motoristas en alguna ocasión.

LA DGT MIENTE A LOS MOTORISTAS

Los motoristas y su circulación por el arcén es una cuestión muy debatida tanto por los propios conductores como por los expertos tráfico. La Dirección General de Tráfico (DGT) ni si quiera ha sido capaz llegar a un acuerdo sobre este tema y, aunque hoy opinen blanco, mañana puede ser negro. Y esto precisamente es lo que ha pasado con la decisión de permitir que los motoristas puedan utilizar el arcén para circular cuando haya atascos. La DGT anunció a finales del año 2020 que durante el ejercicio siguiente permitirían a los motoristas circular por el arcén en vías atascadas. Ahora, más de un año después de dicho anuncio, la medida ni ha entrado en vigor ni se la espera, según ha confirmado la propia DGT a MONCLOA.com . Así, Tráfico ha incumplido su promesa de dejar a estos pilotos circular por el arcén durante los atascos, traicionando de esta forma a los motoristas.

Los motoristas son uno de los grupos de conductores más vulnerables de las carreteras. Por ello, desde Tráfico han intento introducir determinadas medidas que permitieran proteger a esta clase de conductores. Desde hace tiempo llevan barajando varias normativas que introducir en la Reglamento de Circulación, como el uso de guantes obligatorios, la posibilidad de circular por el arcén y la oportunidad de dar puntos por realizar cursos voluntarios de conducción segura. Estas medidas, según aseguró la propia DGT, eran las iniciativas con las que pretendían proteger a los motoristas y que entrarían en vigor durante el año 2021.