jueves, 18 agosto 2022 22:27

Madrid homenajea con una plaza a Raffaella Carrà y su “alegría de vivir”

Madrid cuenta desde este miércoles con una plaza dedicada a la artista y cantante italiana Raffaella Carrà. Está situada en el centro de la capital entre los barrios de Malasaña y Chueca, tras un año de su fallecimiento. Una placa de nueve azulejos, con la imagen de su rostro, obra del pintor Ángel García Pinto, fija a Carrà y mantiene su historia en el callejero madrileño, frente a los números 43 y 45 de la calle Fuencarral.

Ha sido inaugurada por la vicealcaldesa de la ciudad, Begoña Villacís, junto con el concejal del distrito de Centro, José Fernández. También estuvo presente la delegada de Cultura, Turismo y Deporte, Andrea Levy, el embajador de Italia en España, Riccardo Guariglia, y el acompañante de vida de la presentadora.

La iniciativa fue aprobada en el pleno municipal del 13 de octubre de 2021, propuesta por el grupo Más Madrid, a quien la vicealcaldesa le ha mostrado su agradecimiento junto a los partidos que la apoyaron, todos los grupos a excepción de Vox que se abstuvo.

Por su parte, el concejal del distrito de Centro, José Fernández, ha sido el encargado de inaugurar este acto, dedicado únicamente a homenajear la memoria de Carrà, una mujer que “transmitía alegría de vivir”. “‘Hay que venir al sur’, decía la cantante, y ahora hay que venir al corazón de Madrid”, ha asegurado Fernández, haciendo alusión a una de las canciones más conocidas de la italiana.

Este recuero de la historia de Raffaella ha contado también con el cuarteto Sonora, quien interpretó varios de los temas más famosos de Raffaella, acompañado de los aplausos y cantos de las personas asistentes.

También se ha procedido a la lectura de un texto reivindicativo de los derechos del colectivo LGTBI, ya que Carrà fue reconocida como Icono Gay Mundial y reina del Orgullo en el World Pride celebrado en la capital en 2017. Coincide, además, con el pregón del Orgullo de este año que se celebra esta tarde a cargo de la cantante Chanel.

“Hoy, un año tras su muerte, recordamos a una cantante, bailarina, presentadora, una artista que tuvo éxito a nivel mundial, que ha dejado una huella indeleble”, ha expresado el embajador de Italia, Riccardo Guariglia.

El representante de la comunidad italiana en España ha puesto en valor la importancia de este día, para una sociedad que celebra “belleza de la multiculturalidad y libertad de decidir la vida que cada uno quiere para sí mismo”, sin prejuicios. “¡Que viva Raffaella Carrà, siempre!”, ha finalizado Guariglia

Durante su intervención, Villacís ha mostrado su admiración y reconocimiento por la artista: “Me siento muy orgullosa como vicealcaldesa de que, con una placa maravillosa, le demos esta plaza a Raffaella”. Para la vicealcaldesa es un homenaje “merecido” a “una reina” con “esas ganas de libertad”, en una plaza donde se vivieron muchas historias y donde comenzó a “latir la libertad” en Madrid.

UNA INICIATIVA DE MÁS MADRID

La portavoz del grupo Más Madrid en el Ayuntamiento, Rita Maestre, junto con su homóloga en la Asamblea, Mónica García, han mostrado su “orgullo y alegría” porque su iniciativa se haya llevado a cabo. Maestre ha loado el reconocimiento de una italiana que amaba Madrid como una referente de las mujeres y del colectivo LGTBI. “Una persona que reivindicaba el derecho de todas, todos y ‘todes’, ha defendido Maestre. Esta visión la comparte con Mónica García, quien la veía como un “icono de la libertad, diversidad, tolerancia y alegría”.

En su intervención, la portavoz del Grupo Mixto, Marta Higueras, quien también asistió, ha mostrado su contento por este reconocimiento, “aunque no blanquea la LGTBIfobia del Ayuntamiento”. Añade que se quiere “boicotear” el Orgullo desde el Gobierno municipal con polémicas como la prohibición de ruido durante las fiestas o la negativa a colgar la bandera del colectivo en el edificio institucional, “que si se quiere, se puede hacer”.