miércoles, 17 agosto 2022 05:49

Patronus presenta la primera colección de NFT de la joven promesa del motociclismo

La relación entre las finanzas, la tecnología blockchain y el mundo deportivo es cada vez más notable. Muchas organizaciones acuden a la tokenización para obtener financiamiento o, incluso, para generar engagement con sus seguidores.

Una de ellas es Patronus, nacida con la idea de revolucionar el mundo del patrocinio deportivo. Se trata de una startup valenciana que ayuda a jóvenes deportistas que necesitan financiación para convertir su pasión en profesión. Han iniciado su proyecto lanzando la primera colección de NFT de Marc Vich, un joven que ha mostrado gran destreza en el motociclismo.

¿Qué es Patronus?

Patronus fue fundada por Laia Alapont, Pablo Valencia y Armando Almengor, tres deportistas que vivieron en carne propia el problema de financiación en este sector y buscan ponerle solución. Su meta principal es que las jóvenes estrellas del deporte no abandonen sus sueños por problemas económicos.

Con vista en su objetivo, plantean la tokenización de los derechos de imagen de los deportistas, los cuales son convertidos en activos digitales llamados tokens. A partir de la adquisición de estos, el inversor puede obtener ingresos reales una vez que el deportista se haya revalorizado gracias a sus éxitos. Cabe destacar que los tokens pueden ser comprados por marcas o por cualquier persona desde su hogar.

Esta firma valenciana, junto con otras nueve start ups, forma parte del universo ChromaWay, donde también está desarrollando un ecosistema en el Metaverso con avatares de sus deportistas, con la ayuda del Lab de innovación de Chromia. Además, se encuentran desarrollando su modelo de negocios dentro del programa de aceleración de la Universidad Politécnica de Valencia.

Patronus tokeniza al primer deportista de la historia

Hace algunas semanas, Patronus realizó el lanzamiento de la primera colección de NFT de Marc Vich, un piloto de 15 años que compite dentro de la copa Yamaha. El joven ha cedido sus derechos de imagen a cambio de tokens que pueden ser adquiridos por empresas o particulares desde la web de Patronus.

Con cada compra, se estará ayudando al deportista con los gastos de su carrera. Y no solo eso, sino que supone una gran oportunidad de inversión. La razón de ello es que cada vez que el motociclista gane un campeonato su valor se incrementará. Por tanto, los poseedores de los activos digitales tendrán la oportunidad de venderlos a un precio mucho mayor. Esa es la recompensa por haber creído en la joven promesa y ayudarla cuando no era conocido por nadie.

Fueron lanzadas 10 versiones del NFT, cada una con 10 obras únicas cuyo precio es de 100 €. Además, los poseedores de NFT obtendrán beneficios para la compra de los futuros tokens del joven piloto, que serán los que realmente impulsen su carrera. Parte de los fondos se destinará al marketing y a la contratación de nuevos perfiles profesionales que ayuden a impulsar la startup