miércoles, 19 junio 2024

ERC ve con optimismo la reunión Sánchez-Aragonès

La secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, se ha mostrado esperanzada respecto a la reunión entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Pere Aragonès, del viernes. Confía en que sea la «palanca» para retomar el diálogo y la negociación entre gobiernos para resolver el conflicto catalán.

En rueda de prensa, ha celebrado el documento acordado el viernes de la semana pasada entre la consellera de Presidencia, Laura Vilagrà, y el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, porque considera que da las «garantías y las mínimas condiciones a la negociación con el Estado español».

Considera que se trata de un documento habitual en negociaciones de conflictos y «es un primer paso en la línea de generar nuevas condiciones y las garantías que son exigibles y que tienen que existir en un proceso de estas características».

En este sentido, Vilalta ha argumentado que este es el primer paso de muchos que se deben llevar a cabo para que el diálogo dé sus frutos, ya que cree que el «crédito del Gobierno del Estado español se ha acabado» y que es urgente que haya resultados y hechos más allá de los compromisos y los gestos. Por eso, confía en que la reunión entre presidentes del viernes sirva par «hacer estos pasos para enfocar y conseguir más resultados» en la mesa de diálogo.

REFORMA DEL DELITO DE SEDICIÓN

Preguntado por si ERC está de acuerdo con reformar el delito de sedición como un paso en la desjudicialización del conflicto a la que se comprometieron Vilagrà y Bolaños, la portavoz de ERC ha contestado que, a su juicio, se trata de un delito anacrónico que se debería reformar y ha abierto la puerta a apoyar una iniciativa de este tipo: «Todo lo que sean pasos adelante seguro que podremos estar y se podrán trabajar».

Sin embargo, ha reiterado que la desjudicialización al conflicto se debe producir con una «solución amplia» y global que, para ERC, es una ley de amnistía.

APOYO A IGLESIAS

Además, ha trasladado su apoyo a Unidas Podemos y a su exlíder y exvicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias tras los audios entre el excomisario José Manuel Villarejo y el periodista Antonio García Ferreras, que considera unos hechos «graves y un nuevo ejemplo de guerra sucia, del ‘deep state’ y de las cloacas del Estado que actúan con impunidad».

Para ella, con estas actuaciones buscan «intentar silenciar y combatir cualquier tipo de disidencia política», y ha asegurado que ERC apoyará cualquier iniciativa que se impulse para investigar estos hechos.