viernes, 19 agosto 2022 09:26

Estados Unidos busca en España información sobre los chavistas corruptos que huyeron a Europa

La estampida de ex funcionarios del régimen chavistas hacia España y otros países europeos, durante los últimos años, mantiene en alerta a las autoridades de Estados Unidos, quienes rastrean en Europa toda la información relacionada con sus movimientos, recursos y negocios que hayan iniciado, para compaginarlo con las pesquisas que ese país ha iniciado sobre presuntos casos de corrupción y lavado de dinero, donde aparecen mencionados estas personas.

Para nadie es un secreto la cantidad de exfuncionarios, del régimen del difunto dictador Hugo Chávez, que han escogido España como el mejor destino para disfrutar del “retiro”, tras haber sacado importantes cantidades de dinero, a través de turbios negocios hechos con empresas del Estado venezolano, como Petróleos de Venezuela.

Las autoridades norteamericanas, destacadas en España, han buscado apoyo en la representación diplomática venezolana, del gobierno interino de Juan Guiaidó, encabezada por el embajador Antonio Ecarri, para hacer seguimiento a ciertas causas que son investigadas en territorio estadounidense y en las que se sospecha que muchos de los implicados podrían estar en España o en cualquiera de los países europeos, huyendo de la justicia.

¿Por qué escogen España? La razón básica que los lleva a seleccionar la península como su destino feliz es principalmente por el idioma, pero además, el país les ofrece la opción de acceder a una residencia temporal, mediante la tramitación de una visa de inversionistas, o mejor conocida como la “golden visa” que les permite vivir tranquilamente en el país, tras la compra de un inmueble que tenga un valor mínimo de 500 mil euros.

Esto sin contar que el actual Ejecutivo español tiene cierta “simpatía” para con el régimen de Nicolás Maduro y que el ex presidente de Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero ha servido de enlace entre ambos países.

En este momento, para Estados Unidos hay, en España, un par de personas claves, que en cualquier momento podrían ser extraditados para ser presentados ante la justicia de ese país, por su presunta responsabilidad por casos de lavado de dinero y vínculos con el narcotráfico.

Se trata de Adrián Velázquez, ex escolta de Hugo Chávez, y Hugo Armando “El Pollo” Carvajal, ex jefe de la contrainteligencia militar de Venezuela, también durante el régimen del dictador venezolano. Ya en mayo de este mismo año fue extraditada Claudia Patricia Díaz Guillén, ex enfermera de Chávez y ex tesorera de Venezuela, señalada de haber participado en una trama de corrupción que desfalcó miles de millones de dólares, a través de la venta de divisas a precio preferencial al empresario chavista Raúl Gorrín, quien habría pagado jugosas comisiones a esta mujer y su pareja, Adrián Vázquez.

No obstante, los funcionarios norteamericanos que están en España, tienen los radares encendidos para detectar a todos aquellos que se han instalado en el país, pero que al mismo tiempo les cuesta disimular sus vínculos con el chavismo corrupto, que a fin de cuentas es una redundancia, porque han llegado a “colonizar” las zonas más exclusivas de la capital española, haciéndose de lujosos apartamentos, coches, joyas y fincas, sin contar sus inversiones en “negocios” que meten dinero sospechoso de lavado al sistema financiero español.

Tan pendientes están las autoridades norteamericanas de los movimientos de los chavistas en España, que hay que recordar que cuando “El Pollo” Carvajal fue capturado en un apartamento dellnorte de Madrid, fue gracias a la información aportada por funcionarios de los cuerpos de seguridad de Estados Unidos.

Las labores de investigación no han sido tarea fácil para las autoridades norteamericanas, de acuerdo con información obtenida de manera extraoficial, pues el principal impedimento que han conseguido para hacer seguimiento a las informaciones que han logrado conseguir, es la Ley de Protección de Datos, que blinda toda información personal relacionada con quienes residen en el país, por lo que acceder a datos claves, como cuentas bancarias, es más complicado.

Sin embargo, los norteamericanos tienen sus listas muy claras y solo están a la espera de que las autoridades españolas se decidan a cooperar con quienes persiguen la corrupción de quienes han saqueado Venezuela durante los últimos 22 años.

Las autoridades españolas se han colgado un par de medallas en esta labor, investigando algunos casos de corrupción donde aparecen implicados ex funcionarios chavistas y donde presuntamente se lavaron fondos provenientes de la estatal petrolera venezolana PDVSA y de las empresas eléctricas venezolanas, como es el caso del ex viceministro de Energía, Nervis Villalobos, quien está detenido y procesado desde 2017, por su presunta participación en un plan de sobornos relacionados con la estatal petrolera.

Villalobos definitivamente no ha corrido la misma suerte que han tenido unos cuantos chavistas venezolanos, que, de momento, disfrutan de las bondades de la vida europea y de los recursos que lograron extraer de las empresas venezolanas, mediante negocios turbios, pero que esa calma no les haga sentirse muy confiados, porque hay una larga lista que ya están en la mira de las autoridades norteamericanas y que solo será cuestión de tiempo para que comience a hacerse justicia.