jueves, 18 agosto 2022 21:14

Meritxell Batet blinda la ciberseguridad del Congreso con un millón de euros públicos

El Gobierno de España tiene una asignatura pendiente: la ciberseguridad. Es por ello que desde el Congreso de los Diputados han contratado a una empresa privada para gestionar la ciberseguridad de la Cámara Baja. Se trata de la multinacional Babel que se ha hecho con un contrato público de 1.142.703 euros para dotar de seguridad informática al Congreso de los Diputados. De esta forma, la presidencia del Congreso, encabezada por Meritxell Batet, pretender mantener la ciberseguridad del Parlamento nacional que ha sufrido sendos intentos de ataques informáticos.

Babel empezará a dar soporte a la institución en cuanto a ciberseguridad en julio. Durante tres años, la multinacional española especializada en soluciones y servicios de transformación digital blindará los sistemas informáticos del Parlamento nacional. No obstante, en el contrato adjudicado hay prevista una posible prórroga de un año que tendrá que ser aprobada por la presidencia del Congreso encabezada por Meritxell Batet.

Según ha informado la propia empresa, el servicio consiste en proteger de forma ininterrumpida, 24 horas al día, 7 días a la semana, toda la infraestructura IT del Congreso de los Diputados. “El proyecto contempla el ciclo completo de seguridad de la información, desde el nivel de gobierno, dando cobertura y soporte al cumplimiento de la normativa legal vigente y mejora continua, hasta el nivel de seguridad operativa para la monitorización y gestión de incidentes de forma ininterrumpida, protección del perímetro de red, aplicaciones web, servidores y puestos de usuario”, explica la consultora tecnológica en una nota remitida a los medios en la que también asegura que ofrecerá distintos servicios de formación y concienciación del personal de la Cámara Baja.

Congreso de los Diputados

Tras hacerse con este contrato público millonario e integrar otras compañías de ciberseguridad como Ingenia, Babel se ha convertido en uno de los principales proveedores a nivel nacional e internacional en seguridad informática. “Seguimos creciendo, pero, sobre todo, afianzando nuestros servicios globales de ciberseguridad con un proyecto tan importante para la compañía, y para nuestro país, como va a ser ayudar en la defensa en el ciberespacio del Congreso de los Diputados. Un proyecto en el que nos hemos volcado para realizar una oferta técnica de primer nivel”, ha explicado el responsable de Ciberseguridad de Babel, José Miguel Ruiz-Padilla.

Babel es una multinacional tecnológica de origen español especializada en soluciones de transformación digital con presencia en España, Portugal, Marruecos, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Panamá, República Dominicana y Estados Unidos. La firma tiene vocación de ser un referente en la prestación de servicios dirigidos a grandes empresas y organismos públicos, caracterizados por la calidad en el servicio, la confianza de nuestros clientes y el compromiso de nuestros profesionales. Actualmente, se sitúa entre las 10 primeras consultoras tecnológicas de capital español, tiene cerca de 2.700 profesionales y facturó en el pasado ejercicio más de 104 millones de euros. 

ASÍ ES EL PLAN NACIONAL DE CIBERSEGURIDAD

El Gobierno de España tiene una asignatura pendiente: la ciberseguridad. El Consejo de Ministros aprobó el pasado mes de marzo un Plan Nacional de Ciberseguridad para cumplir con los mandatos del Consejo de Seguridad Nacional que tratar de desarrollar la Estrategia Nacional de Ciberseguridad 2019. Esta estrategia está dotada de un generoso presupuesto de más de 1.000 millones de euros.

El plan prevé cerca de 150 iniciativas que tienen como objetivo blindar la Administración general del Estado. Coordinado por el Departamento de Seguridad Nacional de la Presidencia del Gobierno, el Plan Nacional de Ciberseguridad llevará a cabo actuaciones y proyectos en los próximos tres años. Con el fin de intensificar la vigilancia y apuntalar las capacidades de planificación, preparación, detección y respuesta en el ciberespacio, este plan pretende ser una herramienta útil para mantener la seguridad en la red informática del Estado.

El plan prevé cerca de 150 iniciativas que tienen como objetivo blindar la Administración general del Estado

Entre las actuaciones previstas está la de la creación de la plataforma nacional de notificación y seguimiento de ciberincidentes y de amenazas que permita intercambiar información, en tiempo real, entre organismos públicos y privados; impulsar la puesta en marcha del Centro de Operaciones de Ciberseguridad; desarrollar un sistema integrado de indicadores de ciberseguridad a nivel nacional; y crear infraestructuras de ciberseguridad en las comunidades y ciudades autónomas y las entidades locales, entre otras actuaciones.

Con esta estrategia dotada de 1.000 millones de euros se pretende reforzar la ciberseguridad de la red informática del Estado. Cabe destacar que esta se encuentra más en el punto de mira que nunca ya que las amenazas de un ataque por parte de hackers rusos o el espionaje a los líderes del Ejecutivo a través del software israelí Pegasus ha puesto en jaque mate la ciberseguridad del Estado.

Los ordenadores de la Guardia Civil tendrán que adaptarse a las medidas previstas en este Plan Nacional de Ciberseguridad recién aprobado por el Consejo de Ministros. No obstante, a la espera de medidas efectivas y realistas, los ordenadores de las comandancias cuentan con un sistema antipirateo basado en la obsolescencia y lentitud de las tecnologías que utilizan a diario. Todo un blindaje a prueba de hackers rusos.