miércoles, 17 agosto 2022 09:11

Potenciar los equipos de trabajo en empresas, con ayuda de la Nueva Escuela de Alto Rendimiento (NEAR)

El rendimiento de las empresas y la consecución de sus objetivos económicos depende de varios factores en su funcionamiento. Uno de ellos es la capacidad del personal, no solo en cuanto a sus conocimientos y aptitudes profesionales, sino también en cuanto a su actitud, entrega y compromiso con la empresa y sus objetivos.

Las capacidades del talento humano no siempre rinden a su pleno potencial, ya que muchas personas se ven limitadas por inseguridades personales y bloqueos emocionales, pese a su auténtica capacidad profesional. La Nueva Escuela de Alto Rendimiento (NEAR) es una institución consciente de esta realidad, frente a la cual ofrece programas de entrenamiento que desarrollan al máximo el potencial de los equipos de trabajo en las empresas.

Herramientas para potenciar al máximo las capacidades de los equipos de trabajo

Las creencias limitantes son una realidad arraigada en muchas personas. Sus pensamientos negativos recurrentes las convencen de su incapacidad para conseguir sus metas, o generan dudas acerca de sus propias capacidades. Sin embargo, también hay un efecto emocional muy potente al romper estas barreras. Cuando una persona realiza con éxito una tarea de la que se creía incapaz, siente un aumento de energía y entusiasmo que, si se gestiona adecuadamente, puede traducirse en un incremento de la autoestima, que fomenta su proactividad y ayuda a explotar al máximo su verdadero potencial.

La escuela NEAR desarrolla estos procesos a través de varias dinámicas de alto impacto, enfocadas en el team building y el empoderamiento de los participantes. Para ello, utilizan varias actividades prácticas, como las dinámicas low ropes, donde los participantes aprenden a coordinar en equipo sus movimientos para mantener el equilibrio. Destacan también actividades como la caminata sobre fuego o vidrios rotos, que son perfectamente seguras y generan un profundo efecto de empoderamiento en los participantes. Otro ejemplo son las técnicas de respiración, que ayudan a gestionar todo tipo de tensiones y a incrementar al máximo la capacidad de rendimiento en cualquier actividad.

Una transformación que aporta significativos beneficios a las empresas

Todas estas actividades, junto con otras técnicas y herramientas, conforman una metodología efectiva, con resultados concretos y un impacto de larga duración entre los miembros de la empresa. Las habilidades que desarrollan estas dinámicas generan una vinculación profunda entre los equipos de trabajo, e impulsan, en lo individual, el pensamiento crítico y empoderamiento emocional de sus participantes, lo que deriva en una mejora orgánica y estructural en el rendimiento de la empresa.

Además, las empresas que lo requieren pueden solicitar programas formativos personalizados, enfocados hacia algún objetivo, área empresarial o equipo de trabajo en particular, así como herramientas para que las propias empresas puedan realizar sus dinámicas y continuar con el desarrollo de estas habilidades de manera autónoma. Todo esto, con el objetivo de ayudar a los equipos de trabajo a funcionar de forma orgánica e integral, y ofrecer lo mejor de sus capacidades en el desempeño de sus actividades.