sábado, 18 marzo 2023

Fernando Grande-Marlaska reconoce antes de su jubilación que no ha hecho nada por la Guardia Civil

Fernando Grande-Marlaska tiene varias cuentas pendientes con la Guardia Civil. Los agentes del instituto armado llevan tiempo reclamando mejores condiciones de sus derechos al ministro del Interior y a la directora General de la Guardia Civil, pero siempre les han dado largas hasta ahora. Durante la última reunión que han mantenido, tanto Fernando Grande-Marlaska como María Gámez han reconocido que es necesario llevar a cabo ciertas reformas para avanzar en los derechos de la Guardia Civil. Desde la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) han celebrado este avance y han asegurado que, por primera vez, se han comprometido públicamente a afrontar algunas de sus demandas. De esta forma, Fernando Grande-Marlaska ha reconocido, antes de ser «defenestrado» en la próxima crisis de Gobierno, que no ha hecho nada por la Guardia Civil.

La AUGC ha compartido con MONCLOA.com algunas de las cuestiones a las que se han comprometido tanto el titular de Interior como la directora del instituto armado. En primer lugar, los turnos, algo que llevan reclamando desde hace tiempo que hace imposible que los agentes puedan compaginar su vida profesional con la familiar. Así, desde el Ministerio del Interior han asegurado que en septiembre entregarán un primer borrador sobre este asunto que permita la aplicación de turnos en las diferentes unidades territoriales, a nivel de zona y comandancia. En segundo lugar, desde la asociación han explicado que también están avanzando en materia de incentivos por rendimiento, es decir, las remuneraciones que se reciben por productividad. AUGC le trasladó al ministro la necesidad de modificaciones conjuntas sobre las normas que regulan la jornada laboral, la productividad y las vacaciones. Así, como un aumento de las cantidades destinadas a la productividad ERG2, dado que el dinero que se recibe actualmente lo califican como «vergonzoso».

Fernando grande-marlaska reconoce que hay que mejorar los derechos de los agentes de la guardia civil

Respecto a esta cuestión, el propio Fernando Grande-Marlaska, según afirman en AUGC, quien le pidió a María Gámez que incrementara estas dotaciones. Ante esta cuestión, la directora general de la Guardia Civil explicó que ya se han iniciado los estudios previos para llevar a cabo ese incremento. A estas peticiones que llevan mucho tiempo reclamando desde la asociación, se suman otras como la reforma del Código Penal Militar y la reforma de la Ley de Personal. Así como el hecho de poder desgravar en la declaración de la renta la cuota por ser afiliado a una asociación profesional; la implantación de un seguro de responsabilidad civil en el ejercicio de sus funciones policiales; o la «necesaria e inmediata» implantación de las Zonas de Especial Singularidad (ZES). Unas cuestiones que, finalmente, Fernando Grande-Marlaska ha reconocido que es necesario avanzar, algo que no ha hecho en ningún momento de su mandato. Sin embargo, cuando se sabe con un pie fuera ha decidido dar su brazo a torce y asegurar que la situación debe avanzar para mejorar las condiciones de estos agentes.

De esta forma, la AUGC trasladó y consiguió que se afrontaran una serie de cuestiones por las que llevan tiempo peleando y en pie de guerra contra Fernando Grande-Marlaska y María Gámez. Esta asociación considera que es necesario que se consoliden cuanto antes para poder avanzar en los derechos para los guardias civiles, tanto en régimen personal, como en la conciliación, las demandas profesionales, económicas y sociales, sobre los derechos profesionales, fundamentales y las libertades públicas. Además, la AUGC ha celebrado que por primera vez en mucho tiempo no han recibido negativas a sus «legítimas» reivindicaciones. Además, han alcanzado compromisos que esperan que se conviertan en hechos y que permitan avanzar en la solución a los problemas reales que plantean los Guardias Civiles.

FERNANDO GRANDE-MARLASKA ESTÁ APUNTO DE SALIR DEL MINISTERIO

Finalmente, Fernando Grande-Marlaska ha reconocido que la Asociación Unificado de la Guardia Civil (AUGC) tiene razón y es necesario mejorar las condiciones de estos agentes. Es decir, ha reconocido que el no ha hecho nada por mejorar los derechos estos guardias en todo su mandato al frente del Ministerio del Interior. Un liderazgo que está a punto de llegar a su fin. Y es que, el ministro es uno de los políticos que encabezan la lista de «defenestrados» que saldrán del Gobierno durante la próxima crisis. Probablemente esta purga se llevará a cabo durante el verano, en agosto o septiembre y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya tiene una lista de nombres que abandonarán el Ejecutivo.

El primero de ellos será el titular del Interior, quien está tratando de mantener un perfil bajo un acto desesperado por salvar el cargo y acabar la legislatura, aunque parece misión imposible. Las otras personas que encabezan esta lista son la ministra de Defensa, Margarita Robles, y la titular de Justicia, Pilar Llop. Hay un cuarto nombre que está sobre la mesa del presidente. Se trata de José Luis Escrivá, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Este política está la cuerda floja es uno de los candidatos a salir del Gobierno, pero Pedro Sánchez no tiene claro si finalmente le cesará de su cargo. Quienes parece ser que no se librarán son Fernando Grande-Marlaska, Margarita Robles y Pilar Llop.