miércoles, 10 agosto 2022 15:46

Inés Arrimadas no quiere a Begoña Villacís de sucesora y apuesta por Edmundo Val

Inés Arrimadas pretende presentare a las elecciones. Le importa poco que Ciudadanos haya desaparecido de varios parlamentos después de que ella tomara el mando, pero tampoco parece que quiera asumir las consecuencias de su derrota como sí hizo su sucesor. Muchos en la formación naranja aseguran que el relevo natural de la diputada es la vicealcaldesa de la capital. El problema es que Inés Arrimadas no tiene nada claro que sea Begoña Villacís la llave que permita revivir la formación, que aún no ha cambiado de nombre. En su lugar, Arrimadas ha deslizado a su entorno que confía especialmente en Edmundo Val para esa empresa que ve muy lejana. La idea de la presidenta de Ciudadanos es la de aguantar y conseguir aferrarse al cargo evitando la desaparición en lugares clave, el problema es que, pese a que Villacís pisa fuerte, el plan de Arrimadas va en la dirección contraria a la que tiene la vicealcaldesa.

Que Arrimadas se está preparando para entrar en el mercado laboral en seis meses es una realidad muy comentada en Ciudadanos. El problema es que parece que la presidenta, según relatan fuentes del partido naranja, está completamente viviendo en una burbuja ajena a la realidad que sacude la formación fundada por Albert Rivera. La cercanía entre Arrimadas y Edmundo Val ha sido una de las cosas más comentadas en un momento en el que ya se buscan posibles sustitutos de Inés. La idea que tienen en el partido es colocar a Edmundo Val en alguna autonomía en la que tenga posibilidades para ver si así relanza a la propia Arrimadas, pero en caso de que hubiera sucesión, la presidenta del partido prevé que Villacís no llegue al frente, como ella sí que tiene en la agenda.

Arrimadas no mantiene un nivel de confianza con la vicealcaldesa suficiente como para apoyarla en su sucesión

Arrimadas y Villacís son las caras más visibles de Ciudadanos. Y curiosamente ha corrido el rumor de que la vicealcaldesa sería capaz de levantar el partido en caso de que llegara al mando. Sin embargo, tal y como cuentan fuentes de Ciudadanos, Arrimadas no mantiene un nivel de confianza con la vicealcaldesa suficiente como para apoyarla en su sucesión. Edmundo Val ha demostrado su compromiso con el partido en las elecciones de la Comunidad y también ha demostrado su lealtad a Inés Arrimadas al no cuestionar su liderazgo en su momento más sensible. Villacís es vista por el entorno de la presidenta de Ciudadanos como alguien que está esperando a crecer a costa de Inés.

De momento, Arrimadas no ha tenido el valor de dimitir porque entiende que puede revertir la situación. A nivel interno, la presidenta de Ciudadanos relata que la culpa del hundimiento del partido no es suya, sino que es de la decisión de Albert Rivera de intentar ocupar el espacio del PP. Este mensaje lo ha deslizado repetidas veces y Edmundo Val es uno de los pocos que lo comparte. Desde la formación naranja avisan además de que llevan tiempo con el ojo puesto en la vicealcaldesa y aseguran que nunca ha mantenido una actitud leal al partido, sino a ella misma. “Siempre ha tenido mucha ambición y no quiere volver a Legálitas a coger el teléfono”, relatan desde la formación.

El entorno de Villacís asegura que no tiene intención de ir al Partido Popular, pese a que ha tenido varias conversaciones con altos cargos para tantear su entrada en el PP. Sobre la posibilidad de que lidere Ciudadanos la cosa cambia. En este punto las fuentes aseguran que la vicealcaldesa de Madrid estaría más que encantada de ocupar el puesto de Arrimadas. Eso siempre que tenga representación para cuando llegue la era Villacís. El problema que tiene ahora es que en unas primarias Edmundo Val le arrebate el puesto que tanto ansía. Pero si es así, siempre le quedará el PP. La intención de ficharla sigue estando muy presente.

LA VUELTA DE INÉS ARRIMADAS AL MERCADO PRIVADO

“Inés Arrimadas volverá a su puesto en D’Aleph“. Es el runrún que recorre distintas sedes parlamentarias en Barcelona, según ha constatado MONCLOA.com. “No tenemos información sobre una posible reincorporación de Inés Arrimadas a D’aleph”, han afirmado fuentes internas de la empresa a este medio, mientras han confirmado que Arrimadas goza de una “excedencia forzosa” y, por tanto, “conserva su puesto de trabajo por ser cargo público electo”. La líder ‘naranja’ ha negado que haya pedido su volver a la empresa, según han apuntado fuentes oficiales a este diario.

La duda está si Arrimadas saldrá de Ciudadanos después de la reestructuración de la Junta, aunque no se espera que lo haga de inmediato. Todo apunta de nuevo a importantes cambios y búsqueda de culpables, pero se esperan medidas contundentes. “Se escucha con insistencia“, afirman las mismas fuentes sobre este runrún que alimenta una posible salida de la líder ‘naranja’ de la política activa. “Ella no ha pedido volver“, ha afirmado su equipo a preguntas de este medio.