jueves, 11 agosto 2022 20:40

El juez del ‘caso 3%’ toma declaración mañana al exgerente de TV3

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, encargado de la instrucción del ‘caso 3%’, tomará declaración este martes en calidad de investigados al exgerente de TV3 Oriol Carbó y al administrador de Hispart Juan Manuel Parra en el marco de la pieza separada denominada ‘Triacom’.

El titular del Juzgado Central de Instrucción Número 5 escuchará finalmente a sendos investigados después de haber pospuesto sus citaciones por problemas de agenda. Estaba previsto que se celebrasen, en un principio, los días 5 y 6 de julio respectivamente.

Se trata de unas declaraciones que se enmarcan en la denominada pieza ‘Triacom’, una de las líneas de investigación de la causa donde Pedraz intenta dilucidar si altos cargos de Convergencia Democrática de Cataluña (CDC), en connivencia con funcionarios y empresarios, “pusieron en marcha una estructura para financiar ilegalmente a este partido político de forma encubierta”.

El fiscal anticorrupción José Grinda solicitó interrogar a Carbó –también administrador de Triacom– y Parra en relación con este presunto “entramado de financiación ilegal de CDC a través de la facturación falsa”.

Respecto de Carbó, el Ministerio Público apunta que la ejecución del requerimiento judicial relativo a Meteocat –el Servei Meteorològic de Catalunya– desveló que la cantidad obtenida por la productora Triacom de dicho servicio autonómico respondió a un fraude orquestado por ambos.

Así, precisa que, de la documentación obtenida del Meteocat, se desprende que “se produjo un proceso de licitación fraudulento y un cobro de Triacom de 70.800 euros pese a no existir trabajo ni servicio alguno que lo justificara”.

DISEÑO E IMPLEMENTACIÓN DE LA CAMPAÑA DE CDC

Sobre Parra, Anticorrupción señala que las pesquisas han acreditado que Hispart prestó servicios a CDC consistentes en diseñar e implementar la estrategia de comunicación para el partido correspondiente a la campaña electoral de las elecciones de 2010, generando una deuda de aproximadamente 750.000 euros.

De acuerdo con Fiscalía, el exgerente de CDC Germá Gordó se dirigió a Carbó “y le dio instrucciones para que abonara a Parra la deuda” que el partido “había contraído con él” y con Hispart por la organización y producción de dicha campaña electoral.

La cantidad total abonada por Triacom a Hispart por cuenta y en beneficio de CDC, afirma el fiscal, ascendió aproximadamente a 750.000 euros. “Para ello, Carbó y Parra se pusieron de acuerdo en simular de manera completa unos documentos destinados expresa y directamente a la actividad económica”, añade.

En este contexto, Anticorrupción explica que la conversación cuya grabación aportó al procedimiento el propio Parra revela que este investigado era consciente del carácter ficticio de las facturas que giraba contra Triacom.

“Ese carácter ficticio era, según se ha dicho, de carácter absoluto. Es decir, no solo se faltaba a la realidad en la descripción del concepto, sino que se originaban unos documentos que incluían a una empresa absolutamente ajena a la realidad subyacente de los pagos pretendidos”, apostilla la Fiscalía.

En un oficio policial, continúa, se acredita que las sociedades Hispart, Audio Visuales Exit y Estereo Rent, todas ellas propiedad de Parra, recibieron diversas cantidades de Triacom.

En conclusión, el Ministerio Público aduce que los “pagos realizados a Parra y sus empresas por Triacom son parte de un entramado de financiación ilegal de CDC a través de facturación falsa, debiendo investigarse si, además de esas tres sociedades, Parra recibió otras cantidades de Triacom”.

LA PIEZA ‘TRIACOM’

Conforme al relato efectuado por el anterior instructor, José de la Mata, los implicados en esta presunta trama “alteraban todo tipo de concursos públicos con la finalidad de ‘dirigir’ los mismos hacia las empresas de los empresarios conniventes quienes, a su vez, realizaban ‘donaciones’ a fundaciones ligadas a CDC”.

De la Mata indicó que Triacom podía estar implicada en la presunta financiación ilegal de CDC aunque con una operativa distinta. Su “singularidad” radicaría en que, en vez de hacer donaciones a las fundaciones, pagaría deudas contraídas por el partido catalán con otras empresas justificándolo mediante facturas falsas.

En concreto, observó que habría saldado una deuda contraída con CDC con Hispart, especializada en producción audiovisual, por la campaña electoral de 2010. La cantidad abonada por Triacom por este concepto habría sido de unos 750.000 euros.

De la Mata advirtió entonces de que Triacom también se habría usado para pagar gastos particulares de personas ligadas directa o indirectamente a CDC, entre las que mencionó al expresidente de la Diputación de Lleida Joan Reñé o la mujer de Oriol Pujol Ferrusola, uno de los hijos del ex presidente catalán Jordi Pujol.