martes, 16 agosto 2022 12:04

El gigantesco portaaviones “Harry S. Truman” fondea en Palma de Mallorca

Uno de los gigantescos portaaviones de la Marina de los Estados Unidos o US Navy “Harry S. Truman”  ha fondeado a primera hora de la mañana del pasado 15 de julio frente a la ciudad de Palma de Mallorca, en el curso de su actual despliegue en el Mediterráneo.

El USS “Harry S. Truman”, que desplaza 103.900 toneladas y mide 332,8 metros de eslora (largo), está operando actualmente en el Mediterráneo bajo las órdenes del mando naval de los Estados Unidos para Europa y África o U.S. Naval Forces Europe-Africa (NAVEUR-NAVAF). En el curso de dicha misión el navío recala en la siempre atractiva isla española del Mediterráneo, para descanso de los en torno a  6.000 personas que van a bordo, entre los aproximadamente 3.500 miembros de la dotación del navío y los 2.500 que integran el Ala Aérea Uno o Carrier Air Wing One (CVW-1). Esta unidad aérea embarcada actualmente en el CVN-75 consta además del citado personal de unas  90 aeronaves, de las que más de la mitad son aviones de combate F/A-18E/F Súper Hornet, un modelo de la multinacional Boeing, que es el principal avión utilizado en la taquillera película “Top Gun: Maverick”, que protagoniza Tom Cruise.  Además alinea aviones de guerra electrónica, derivados del Súper Hornet, EA-18 Growler, los turbohélices E-2D Hawkeye y C-2 Greyhound, y helicópteros  Sikorsky MH-60S y MH-60R, que podrían dotar a la Armada española en el futuro.

El USS “Harry S. Truman” es uno de los 10 portaaviones de la denominada clase Nimitz, que conforman no solo la espina dorsal de este tipo de navíos sino de la US Navy, y ofrecen tal capacidad de ataque con sus poderosas alas aéreas al presidente de los Estados Unidos que su uso se define como la “política de los portaaviones” o “100.000 toneladas de pura diplomacia”.

Dicho portaaviones, que es el octavo de su referida clase, está dotado como sus “hermanos” de propulsión nuclear, tal y como indica la designación que le da la US Navy de CVN-75, la “CV” significa Aircraft Carrier, mientras que “N” significa que está propulsado por dicha energía. Así gracias a los dos reactores nucleares Westinghouse A4W que lleva, tiene una autonomía ilimitada, por lo que no necesita repostar combustible y las entradas a puerto se realizan  para descanso del personal que sirve a bordo.

Esta clase de navíos deben su nombre a uno de los más distinguidos almirantes de la US Navy, a pesar de haber nacido en la zona más interior de Texas, Chester Nimitz, que fue el almirante jefe de la flota y del Pacifico y de las Fuerzas Aliadas en dicha área durante la Segunda Guerra Mundial.

Dichos portaaviones, y el nuevo “Gerald R. Ford” que da nombre a la nueva clase,  se turnan para realizar continuas patrullas, que suelen durar en torno a un año, a lo largo y ancho del planeta, poniéndose a las órdenes de las diferentes flotas de la US Navy, como hace ahora el CVN-75, en beneficio de la referida NAVEUR-NAVAF.

Para estas misiones, los portaaviones de la US Navy encabezan lo que se denomina como un Grupo de Combate de Ataque o Carrier Strike Group (CSG), que en la actual misión se denomina como Harry S. Truman Carrier Strike Group(HSTCSG). Obviamente, además del portaaviones y algún navío logístico, los navíos más numerosos son los de escolta. Así en el caso del HSTCSG la forman los destructores: USS “Bainbridge” (DDG 96), USS “Cole” (DDG 67), USS “Gonzalez” (DDG 66), USS “Gravely” (DDG 107) y USS “Jason Dunham” (DDG 109), y el crucero de la clase  Ticonderoga, USS “San Jacinto” (CG 56), a los que durante el despliegue en el Mediterráneo Occidental estuvo integrada la fragata francesa “Languedoc”. Aunque nunca se desvela el nombre del navío concreto, son siempre escoltados discretamente por al menos uno de los submarinos de ataque de propulsión nuclear de la US Navy.

El USS “Harry S. Truman”, que fue entregado a la US Navy en 1998, tiene un amplio historial bélico a lo largo del tumultuoso siglo XXI. Así ha participado, empleando como brazo ejecutor sus aeronaves de combate y apoyo, durante su primer despliegue en 2000/2001 en múltiples ataques aéreos contra Irak, que repitió en 2003 con motivo de la invasión de dicho país por parte de Estados Unidos y sus aliados.   En 2004 y 2010 volvió al escenario Golfo Pérsico, que depende del denominado US Naval Forces Central Command (CENTCOM), para dar apoyo a las tropas aliadas,  en el curso de la larga guerra contra la entonces pujante  insurgencia iraquí.

También en este último citado despliegue y posteriormente en 2013 facilitó apoyo aéreo con sus cazabombarderos a las fuerzas de la coalición, incluidas las españolas, que operaban en Afganistán. Además en sendos cruceros de combate en 2015 y 2016 también participó en las operaciones en Irak y Siria contra los terroristas del Estado Islámico.