jueves, 11 agosto 2022 19:48

El incendio de Tenerife sigue activo y alcanza el Parque Nacional del Teide

El incendio del norte de Tenerife sigue activo, ha quemado ya más de 800 hectáreas en los municipios de Los Realejos, San Juan de La Rambla y La Guancha y ha llegado a la inmediaciones del Parque Nacional del Teide, concretamente a la zona de La Fortaleza.

Así lo ha expuesto a los medios de comunicación el consejero de Seguridad del Gobierno de Canarias, Julio Pérez, quien ha revelado la sensación “contradictoria” de los equipos de extinción porque las llamas no avanzan hacia zonas pobladas pero sí discurren con fuerza hacia la cumbre y el parque nacional.

Ha comentado que San Juan de la Rambla es el municipio “más afectado” pero ha valorado que hasta el momento no hay daños personales ni viviendas afectadas por el fuego, ni siquiera hay diseminadas sobre el terreno. “El fuego se mantiene alejado”, ha comentado.

Ha apuntado también que el perímetro actual no está bien delimitado porque hay muchos “entrantes y salientes” y ha indicado que esta tarde, en torno a las 16.00 horas, hubo un “cambio brusco” en la dirección del ciento que llevó el incendio hacia el este en dirección al Valle de La Orotava.

Pérez ha insistido también en que no hay previstas evacuaciones y señalado que se ha prohibido el acceso a todos los montes de la isla este fin de semana ante la subida de temperaturas del domingo.

El objetivo, ha apuntado, es evitar que puedan ocurrir conatos como el de El Tanque de esta tarde, que fue controlado rápidamente y solo afectó a seis hectáreas pro obligó a desviar recursos aéreos a la zona.

“Es un riesgo que no podemos correr”, ha comentado, destacando a modo de ejemplo que se ha suspendido una prueba hípica este fin de semana porque aunque se iba a celebrar lejos del incendio, en caso de que hubiera algún incidente se tendrían que usar medios que operan en el frente del fuego.

Pérez ha abogado por “intensificar” todos los esfuerzos este sábado antes de la llegada de un nuevo episodio de altas temperaturas a partir del domingo.

La jefa del Servicio de Protección Civil y Atención de Emergencias del Gobierno de Canarias, Monserrat Román, ha pronosticado que este sñabado las hectáreas quemadas ya rondarán las 1.000 debido a la dificultad que entraña el fuego en el barranco de San Juan porque solo se puede atacar por medios aéreos y sube en dirección al parque nacional.

Ha reconocido que “el flanco derecho está bien controlado” y se espera un panorama “favorable” esta noche porque la temperatura puede bajar hasta los 16ºC y también aumentará la humedad relativa.

El operativo es de 250 personas y esta noche trabajará prácticamente el mismo número de efectivos que durante el día –más de 150– y este sábado se sumarán 18 agentes forestales del Cabildo de Gran Canaria y una veintena de La Gomera.

Además, ya está en la isla el helicóptero del Cabildo de Gran Canaria de tal manera que este sábado ya operarán once medios aéreos y para mañana por la noche se prevé la llegada del hidroavión desde la Península.

EL FUEGO NO LLEGARÁ A ICOD

El director de extinción del Cabildo de Tenerife, Pedro Martínez, ha coincidido con el consejero en el carácter “contradictorio” de la jornada de este viernes porque se consiguió que el fuego no llegara a zonas habitadas gracias a un “día de mucho trabajo” pero “queda pendiente” el frente que va hacia la cumbre.

Ha dicho también que el cambio del viento por la tarde les dejó “ciegos” al principio porque se levantó mucho humo en dirección al este hasta el punto de tuvieron que utilizar algunos medios aéreos para vigilar que no hubiera focos secundarios.

Mañana, con la mejoría de la condiciones meteorológicas, ha indicado, “esperamos mejores noticias”.

El presidente del Cabildo, Pedro Martín, se ha mostrado satisfecho por que el fuego se ha contenido en el oeste y no ha llegado a Icod de los Vinos y también se prepara un cortafuegos de defensa para que no alcance La Orotava.

Ahora mismo, ha indicado, el fuego solo puede subir hacia el Teide y confía en que el viento sople en sentido contrario “y lleve el fuego a lugares quemados”.