miércoles, 17 agosto 2022 06:40

La compañía iMstant Cosmeceutics ofrece un diagnóstico facial digital IMstant Scan4D

Un diagnóstico facial es el primer paso para descubrir las necesidades e imperfecciones de la piel. Esta valoración se apoya en la tecnología para obtener un análisis cosmetológico eficiente y profundo. Asimismo, resulta fundamental para poder elegir el tratamiento o producto adecuado para el estado de la piel.

La empresa iMstant Cosmeceutics ofrece un diagnóstico digital llamado iMstant Scan4D. Este sistema utiliza tecnología de inteligencia artificial para identificar los problemas de la piel y posteriormente proporcionar un tratamiento realmente personalizado.

¿Cómo funciona un diagnóstico cosmetológico con inteligencia artificial?

Con solo un selfie a través del móvil, este sistema digital proporciona la fórmula personalizada que requiere el cliente. El diagnóstico consiste en un escaneo preciso del rostro que permite descubrir imperfecciones de forma científica y totalmente objetiva. Esta valoración facilita estudiar detalles de la cara como las arrugas, la uniformidad y cantidad de poros.

Los algoritmos de análisis basados en técnicas de Biovisión Artificial procesan los tejidos identificados para obtener información de cada detalle, lo que permite resaltar el daño acumulado encontrado en los tejidos analizados mostrando los resultados directamente sobre la piel en 4D, es decir, en movimiento.

En el diagnóstico, se identifica la presencia de arrugas, manchas, poros, grasa y rojeces. Posteriormente, se analizan los resultados para definir el tratamiento más indicado según cada caso. Un algoritmo de prescripción se encarga de seleccionar los activos más adecuados para los problemas detectados.

¿Por qué es importante realizar un diagnóstico cosmetológico con inteligencia artificial?

La genética de una persona determina su tipo de piel, la cual puede ser normal, seca, grasa o mixta y también puede afectar el estado de la misma. En la mayoría de los casos, es difícil identificar las patologías a simple vista. Además, la utilización de un producto cosmético inadecuado puede traer consecuencias negativas como un desajuste que derive en exceso de grasa o irritaciones. Un diagnóstico personalizado es lo que va a determinar la solución al padecimiento que aqueja al paciente.

En el caso de iMstant Cosmeceutics, con sede en Gijón, la empresa combina la tecnología con la experiencia del equipo de cosmetólogos. De esta forma, los profesionales se encargan de controlar y supervisar tanto el proceso de análisis de la piel, como el sistema de prescripción que selecciona los ingredientes activos y las dosis necesarias para el tratamiento.

El diagnóstico cosmetológico y el acceso a la consulta de los resultados es completamente gratuito. En definitiva, lograr una piel sana depende de las fórmulas y los tratamientos aplicados en la zona facial. Por tal motivo, acudir a profesionales que realicen un buen diagnóstico cosmetológico con inteligencia artificial destaca entre las mejores opciones.