miércoles, 10 agosto 2022 15:22

Los ministros respiran aliviados al ver que la crisis será en el seno del PSOE por el momento

Los ministros que componen el Gobierno ya se han relajado. Desde hace tiempo corre el rumor de que se va a llevar a cabo una crisis del Gobierno similar a la que se produjo hace un año, durante el verano de 2021. En ese momento se produjeron varios cambios entre los ministros socialistas. Y ahora parece que esto volvería a ocurrir para finalizar la legislatura con caras nuevas. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, llevaba tiempo poniendo el punto de de mira sobre cuatro ministros, los cuales se encontraban en la cuerda floja. Sin embargo, el líder del Ejecutivo ha anunciado que los cambios se llevarán a cabo en el seno del PSOE y no en el Gobierno. Así, ha convocado al Comité Federal para este sábado 23 de julio, donde anunciará todos los cambios que se producirán entre las filas socialistas. De esta forma, los ministros que componen el Gobierno han respirado tranquilos al ver que los cambios serán en el PSOE y no en el Ejecutivo, es decir, que de momento conservarán los cargos.

Que va a ver cambios era un secreto a voces. Sin embargo, todo apuntaba a que estos movimientos se iban a producir en el Gobierno y esto llevó a varios ministros a un estado de nerviosismo y tensión. Muchos se sabían en la cuerda floja, en el punto de mira de Pedro Sánchez. El primero de ellos era el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, quien se sabía con un pie fuera debido a una serie de medidas y decisiones, las cuales que situaron en la lista negra del presidente. Ya en 2019 intentaron sacarle de Interior para colocarle en el Ministerio de Justicia, pero la falta de un sustituto claro hizo que el presidente del Gobierno decidiera dejarle en su ministerio.

LA CRISIS SERÁ EN EL PSOE Y NO EN EL GOBIERNO

Otro de los ministros que sonaba como parte de la lista de “defenestrados” o políticos que se encuentran en la cuerda floja es el de Margarita Robles, la ministra de Defensa. Desde que salió a la luz el fiasco del espionaje con Pegasus al propio presidente del Gobierno y a algunos ministros, por no hablar de la filtración de que los independentistas también fueron espiados por el CNI, la titular de Defensa estuviera en el foco de Pedro Sánchez. A ella se suma el hecho de que esta política es profundamente conservadora, algo que incomoda notablemente a La Moncloa. La ministra de Justicia, Pilar Llop, también sonaba como una de las candidatas a abandonar el Ejecutivo, debido que podría ser reubicada como cabeza de lista para la Comunidad de Madrid.

Sin embargo, todos estos rumores han sido acallados y los ministros respiran tranquilos. Y es que, la crisis se llevará a cabo en el seno del Partido Socialista. Estos ministros parece que ya respiran tranquilos, dado que saben que, al menos de momento, sus cargos no corren peligro. Quienes no están tan tranquilos son los políticos socialistas, dado que no saben que movimientos se llevarán a cabo. Uno de ellos podría ser trasladar a Felipe Sicilia a Andalucía para que dirija el partido en la región. Ahora que Espadas ha cosechado los peores resultados de la historia del partido en su territorio, Felipe Sicilia espera ser el candidato de aquí a las próximas elecciones. “Espadas es un cadáver político”, cuentan desde el PSOE de Andalucía. “Y Felipe es la elección de Pedro Sánchez desde antes de las elecciones”, concluyen. Lo que está claro es que la dimisión de Adriana Lastra como vicesecretaria general del grupo socialista ha precipitado todos los cambios en el seno de la formación.

LA DIMISIÓN DE ADRIANA LASTRA PRECIPITA LOS CAMBIOS EN EL SENO DEL PSOE

Los cambios que se auguraban en el Partido Socialista ya han dado el pistoletazo de salida. La primera en presentar su dimisión ha sido la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, que ha decidido abandonar su cargo en el partido. La que ha sido durante años número dos del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) ha enviado un comunicado en el que ha anunciado que dimite como vicesecretaria general de la formación. En dicho comunicado, Adriana Lastra ha alegado que dicha decisión está motivada por asuntos personales mientras que fuentes del partido acusan su marcha a la rivalidad que la hasta ahora vicesecretaria mantenía con el secretario de organización del partido, Santos Cerdán León. Los ‘Juegos del Hambre’ en Ferraz ya se han cobrado a su primera víctima.

El partido ha intentado ocultar a toda costa el enfrentamiento que tenían vicesecretaria y secretario de organización. Sin embargo, su mala relación ha trascendido a los medios a través de numerosas filtraciones. Adriana Lastra y Santos Cerdán no tenían sintonía y esto era algo vox populi por los pasillos de Ferraz. La tensión ha sido tal que Adriana Lastra ha decidido dar un paso atrás y dimitir como vicesecretaria general del partido mientras Santos Cerdán yace acomodado en su puesto tras sustituir a José Luis Ábalos. El diputado navarro ha ganado la batalla.