jueves, 11 agosto 2022 11:25

Más de 115 mil venezolanos cotizan en la seguridad social española

Una de las principales preocupaciones de los inmigrantes venezolanos que llegan a España, para rehacer sus vidas, es lograr obtener la legalidad, para incorporarse al mercado laboral. Esta condición les permite comenzar

De acuerdo con el más reciente reporte del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, hasta el mes de junio de 2022 se han registrado 115.194 ciudadanos venezolanos en el sistema de cotización de la Seguridad Social, lo que los ubica como el quinto país con mayor cantidad de cotizantes dentro de la institución.

Esta cifra supone un 4,8% del total de los 2.379.846 millones de ciudadanos extranjeros que son contribuyentes dentro del sistema de seguridad social de España; en este punto los venezolanos son superados, en cantidad, por los trabajadores oriundos de Rumania, Marruecos, Italia y Colombia.

De los más de 115 venezolanos que cuentan con un trabajo formal en España, 15.763 están bajo la figura de autónomos, es decir, que cotizan en la seguridad por cuenta propia, mientras que hay otros 5.770 que cotizan como trabajadores del hogar, 655 en el sector agrario y 92.949 como empleados de diversos sectores.

De acuerdo con los registros del Ministerio de Inclusión, para 2013, en el país solo había unos 16.028 venezolanos que formaban parte del sistema de cotizaciones de la Seguridad Social, lo que significa que desde entonces y hasta el primer semestre del 2022 la cantidad de ciudadanos del país caribeño que han regularizado su situación migratoria en España y son contribuyentes del sistema se ha incrementado en 718,70%.

En España cotizar es una obligación de los trabajadores y de las empresas, para estar dentro de la legalidad laboral. Estas cotizaciones le permiten al trabajador aportar recursos a la Seguridad Social, para que, a futuro, el empleado tenga acceso al cobro de prestaciones, pensiones y a la atención sanitaria del sistema de salud pública y forma parte del descuento que se les hace de sus salarios cada mes y cuyo monto depende del ingreso que tenga cada persona. En general, cada extranjero puede ser dado de alta dentro del sistema de cotizaciones una vez que obtiene el permiso de trabajo para laborar de manera legal en el país.

Los venezolanos están cotizando en todas las comunidades autónomas de España. Solo en la Comunidad de Madrid hay al menos 36.472 ciudadanos de ese país inscritos en la Seguridad Social, mientras que en el segundo lugar de la lista está Cataluña, donde hay por lo menos 16..473 trabajadores inscritos en el sistema de cotización del Estado.

En el tercer puesto de la lista están los venezolanos que cotizan en la Comunidad Valenciana, donde hay por unos 9.778 trabajadores que han sido dados de alta y al final hay venezolanos en zonas tan remotas de España como Ceuta, donde los registros señalan que ocho personas oriundas de este país suramericano están dados de alta dentro de la seguridad social.

Las cifras oficiales de migración de venezolanos a España habla de que hay aproximadamente 440 mil personas que vinieron desde ese país, pero esta cifra incluye a los españoles retornados que tienen la nacionalidad venezolana, los venezolanos que son descendientes de españoles o de cualquier otro país de la Unión Europea y aquellos venezolanos que tienen solo esa nacionalidad, pero que todavía no tienen edad para trabajar en el país, lo que quiere decir que solo un cuarto de los que están en el país son los que están dados de alta dentro del sistema de cotizaciones de la Seguridad Social.

Esto podría significar que hay un gran número de personas de ese país que todavía no han podido regularizar su situación migratoria en España y que por lo tanto no tienen acceso al sistema de trabajo formal en el país, lo cual además los expone a condiciones laborales precarias, irregulares y con pagos muy por debajo de lo establecido por la legislación local.

El reporte publicado esta semana por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones señala que durante el último año, la afiliación de extranjeros, en general, se ha incrementado en 240.982 personas, lo que supone un 10,8% más. Del total de cotizantes foráneos, el 55,9% son varones (1.377.535) y el 44,1%, mujeres (1.085.355).

Tan solo durante los últimos seis meses, Venezuela aporto 19.278 trabajadores adicionales al sistema de cotizaciones del Estado español, pues las estadísticas indican que para el cierre de 2019 en España ya cotizaban 95.916 residentes venezolanos.

Al final, esta afiliación al sistema de la seguridad social le permite a los inmigrantes gozar de una serie de beneficios de ley que garantiza el Estado Español, como las prestaciones, el derecho a la jubilación y la baja por maternidad y paternidad, de quienes estén en edad productiva, lo cual representa además un incentivo para quienes llegan al país a hacer vida, después de haber tenido que huir de la dictadura de Nicolás Maduro, por las precarias condiciones sociales y económicas del país suramericano.