jueves, 11 agosto 2022 06:08

Masterchef: el calvario de los concursantes que TVE quiere ocultar

Masterchef es uno de los programas más vistos durante los últimos años en nuestro país. El programa que emite TVE es uno de los talent show culinarios más reputados y más seguidos por todos los espectadores que ven la televisión por las noches desde sus casas. Sí es cierto que durante todo este tiempo se ha ido viendo inmerso en diferentes polémicas, que han ido manchando poco a poco la imagen y la reputación del programa.

Masterchef y su otra cara

Cuando acaba cada edición de Masterchef, muchas de las reacciones de sus concursantes suelen ser de agradecimiento, pero hay otra realidad que es algo más amarga en la que han caído algunos. Fuentes cercanas al mismo programa destacan que los resultados tienen que ver en cierta parte con lo que ordena la CEO de Shine Iberia, Macarena Rey.

La historia de Ana

Ana fue una de las concursantes que se presentó al programa Masterchef, y no acabó muy contenta. Ella intuía a dónde se metía cuando se presentó al casting, pero no se esperaba lo que le venía. “Todos los años entraba una chica joven y yo en aquel momento tenía 22 años. A mi favor contaba con que era deportista de élite, muy extrovertida, y se fijaron en ese perfil. Creo que después vieron que, al estar compitiendo, tenía mucho descontrol hormonal y estaba en una fase muy manipulable. Con eso deciden por dónde pueden jugar con cada concursante”.

El calvario que viven los concursantes de Masterchef que TVE te intenta ocultar

Ana, exconcursante de Masterchef

Ana es una atleta valenciana que ya participó en la cuarta edición de Masterchef. Ella lo hizo con el sobrenombre de Aniuska y no guarda el mejor de los recuerdos. “Acabé muy desmotivada. Ahora lo pienso y digo: Es la tele. Está todo guionizado. Pero era joven y me lo creía”. Todas estas declaraciones las hizo al periódico ‘El Periódico de España’.

La ‘falsa’ ayuda que recibía

Uno de los aspectos que más destacó Ana de su paso por Masterchef fue la falsa ayuda de los cocineros auxiliares, que son los encargados de apoyar momentáneamente a los concursantes. A pesar de eso, cuenta que una vez sí que fueron productivos y útiles, acercándoles un producto que ella necesitaba y no tenía hasta el momento. “Pero si quieren echarte te ayudan a malas. Me pidieron que cogiese leche condensada y luego el jurado me riñó por poner leche condensada”, rememoraba.

La expulsión de Ana en Masterchef

Ana fue la primera persona que expulsaron en su edición de Masterchef, la cuarta. En el vídeo de su plato, la “bomba de sangre”, MasterChef habla de “bomba contra la salud pública” y de que su comportamiento “fue propio de la hija del exorcista”.

Los totales y la tensión

Cuando ya no cocinan más y son expulsados, graban los totales. Éstos son las entrevistas que se ponen cada vez que un concursante habla entre las escenas del cocinado. En ellas está solo el redactor y el participante. “Te hacen preguntas para provocar. Tienes que seguirles el hilo y, sin darte cuenta, te reconducen. Yo creo que ellos querían que llorase. Lloraba porque me preguntaban por mi abuela: que si la echaba de menos, que si mi abuela estaba muy estresada, que si no sentía que una atleta como yo había fracasado… A lo mejor te tienen media hora ahí diciéndote: este es un lugar para llorar si quieres. Hemos visto que cuando Jordi te ha corregido casi se te escapa una lagrimita. Y aquí puedes llorar. ¡Llora, llora!”.

Cuando acaba Masterchef

Cuando acaba la edición de Masterchef, la mayoría de las declaraciones de sus participantes son de agradecimiento. Por ejemplo, Juanma Castaño, cuando se proclamó ganador de su edición del Celebrity, dijo lo siguiente: “Es muy tópico, pero que se acabe el programa es lo peor. Además de estar disfrutando y aprendiendo, recibes mucho cariño de la gente”.

La confidencialidad de Ana

Ana tiene ahora 28 años y habla sin ningún tipo de tapujos ya sobre su edición. Su contrato de confidencialidad con Shine Iberia ya acabó. Shine Iberia es la productora de Msaterchef. Ésta, por ejemplo, denunció a Saray Carrillo, la mujer trans de Córdoba que estuvo en la octava edición y fue expulsada por hacer la presentación de un plato de perdiz sin desplumar. En concreto fue por saltarse ese contrato.

Carrillo y Masterchef

Desde que empezó su edición de Masterchef, la cordobesa estuvo varias veces en el punto de mira de jueces y audiencia. Aún así, ella se defiende: “La gente está diciendo que mi plato fue una falta de educación y en realidad fue una forma de reivindicarme, de decir ‘señores, yo no voy a cocinar más para que me humilléis‘. Ella no quiso participar en el reportaje de su compañera, por estar aún abierto el proceso judicial con el programa.