miércoles, 17 agosto 2022 06:27

El exitoso avión A330 MRTT asegura la carga de trabajo de la planta de Airbus en Getafe

La factoría madrileña de la multinacional europea Airbus no deja de recibir buenas noticias, como los recientes anuncios de los planes de Brasil y Canadá  para transformar  en ésta varios aviones de pasajeros A330 a la variante militar de reabastecimiento en vuelo y transporte estratégico denominada como MRTT.

 A principios de este siglo en la histórica planta aeronáutica de Getafe (Madrid), inaugurada en 1924 por parte de la entonces empresa Construcciones Aeronáuticas Sociedad Anónima (CASA), se empezó a trabajar como transformar el exitoso avión comercial Airbus A330-200 a una variante militar capaz de reabastecer a otras aeronaves y a la vez poder realizar transporte estratégico de personal y material, que se designó con el nombre comercial, lógicamente en inglés, de Multi-Role Tanker Transport (MRTT).

El 15 de junio de 2007 el primer A330  MRTT levantaba el vuelo en Getafe, con lo que la entonces empresa Airbus Military, y desde 2013 la actual Airbus Military & Space (DS), entraba en el mercado de este segmento de aviones, tradicionalmente dominada por los Estados Unidos y Rusia, del que  actualmente es líder a nivel internacional.

Desde el primer encargo en 2005 de la Real Fuerza Aérea de Australia, se han multiplicado los pedidos a más de 60 MRTT, y los usuarios, que son actualmente también Reino Unido, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita, Singapur, Corea del Sur, Francia, la Flota Multinacional de la OTAN,  no dejan de crecer, con los anunciados encargos por parte de España, Brasil y Canadá, y un posible macro contrato de la India.

La transformación consiste principalmente en la instalación de las barquillas o pod Cobham 905E para repostar bajo las alas, y alternativamente de la percha o boom justo en la parte inferior del fuselaje, también de la firma británica Cobham FRU-805E.  En principio la transformación se realizaba en base a A330-200 nuevos, recién salidos de su cadena de fabricación de Toulouse (sur de Francia), que llegaban en vuelo a Getafe para someterse a la conversión, que dura poco menos de un año, pero Australia, cundo aumentó su encargo inicial de cinco aparatos con dos más, decidió aportar dos aviones de segunda mano adquiridos a la aerolínea de dicho país, Qantas.

Así ve un piloto, en este caso de un F-16, el MRTT del que reposta (foto Fuerza Aérea de los Países Bajos)

Dicha opción es la elegida por los tres últimos citados usuarios. Así el Ministerio de Defensa de España  decidió adquirir tres antiguos A330 de la compañía española Iberia, de los que dos ya se han entregado directamente sin transformar al Ejército del Aire, dada la carencia de transporte estratégico. Mientras que el tercero se llevará directamente el próximo año a la referida planta de Getafe, para que se convierta en el primer MRTT español, camino que seguirán los otros posteriormente, cuando sea posible, ante la cola de encargos que tiene la empresa.

También, a  mediados  de este mes el Departamento Nacional de Defensa canadiense firmaba un contrato con la empresa International Airfinance Corporation por un importe de 102 millones de dólares, para dotarse con dos A330-200  fabricados en 2015. A este primer paso, le seguirán la adquisición de otros cuatro, y la transformación de todos a MRTT, tras firmar un contrato adicional con Airbus DS.  La decisión se enmarca en el denominado proyecto Strategic Tanker Transport Capability (STTC),  mediante el que se pretende renovar la capacidad en el campo del transporte estratégico-reabastecimiento de la Real Fuerza Aérea de Canadá, que le dan actualmente sus CC-150 Polaris, que es la designación local del Airbus A310, de los cuales dos, del total de cinco comprados, cuentan con dicha capacidad de reabastecimiento aéreo. Así Canadá mediante el proyecto STTC contará con  MRTT que desempeñarán, además de los referidos roles, el de evacuaciones aeromédicas y el de transporte VIP, en favor del primer ministro, el Gobernador General y otros cargos, durante las próximas décadas.

Sin salir del continente, pero mucho más al sur, la Fuerza Aérea de Brasil o Força Aérea Brasileira (FAB) tiene más avanzado un proceso similar denominado inicialmente KC-X3 y ahora KC-30,  pero menos ambicioso ya que se centra en la adquisición de solo dos A330-200. Así en abril de este mismo año se oficializó la compra de sendos aparatos por importe de unos 80 millones de dólares a la compañía Azul Linhas Aéreas Brasileiras.   Antes de la entrega, la empresa mandó el primero de los aparatos seleccionados a la ciudad de  Victorville (California), donde ha sido revisado, acondicionado y pintado con los colores de la FAB, y entregado oficialmente el pasado 26 de julio en la base aérea de Galeão, que comparte instalación aeronáutica con el aeropuerto internacional de Rio de Janeiro.

Mientras en  la planta de Airbus DS de Getafe no se dejan de producir hitos, como la entrega realizada el pasado 27 de julio del sexto aparato del importante pedido de la flota multinacional de la OTAN o Multinational MRTT Fleet (MMF), que consta de nueve unidades.