jueves, 11 agosto 2022 07:06

El embajador de Venezuela celebró la reforma migratoria aprobada por el Gobierno español

La reforma migratoria impulsada por el Gobierno de Pedro Sánchez para agilizar los mecanismos que le permitan a los extranjeros regularizar su situación en España ha sido celebrada desde la embajada de Venezuela en este país, a través del embajador Antonio Ecarri, de acuerdo con la información publicada en el portal de representación diplomática del gobierno interino de Juan Guaidó.

El portal hace referencias a los nuevos beneficios contemplados en el Real Decreto que reforma el Reglamento de la Ley Orgánica de Extranjería, en relación con los procesos de arraigo social y laboral, la reagrupación familiar y la permanencia de estudiantes extranjeros en España.

“Saludamos la iniciativa del gobierno de España. Los venezolanos que emigran a este país solo quieren que se les permita trabajar, para devolverle a esta gran nación su hospitalidad con esfuerzo y progreso», señaló el representante diplomático de Venezuela en España, Antonio Ecarri Bolívar sobre la aprobación de este Real Decreto.

Con la aprobación de este texto, las autoridades españolas han reconocido la lentitud en sus procesos, lo que se traduce en la prolongación de los tiempos durante los que los migrantes se encuentran en situación irregular, una vez que deciden instalarse en el país.

Hasta ahora, la venezolana ha sido una de las comunidades extranjeras que más ha crecido durante los últimos años en España, apartando a los desplazador por la guerra en Ucrania, pues desde febrero han llegado al país más de 130 mil víctimas de la invasión rusa. Los venezolanos han llegado, en masa, durante los últimos seis años, a consecuencia de la crisis económica, política y social que se vive en el país suramericano, a consecuencia del régimen instaurado por Nicolás Maduro.

Una de las principales bondades, reconocidas por el embajador venezolano, es la permanencia de los estudiantes en territorio español, pues la reforma del texto legal ahora contempla la posibilidad de que quienes lleguen a España a cursar estudios, lo puedan compaginar con jornadas laborales que no excedan más de 30 horas semanales, cuando antes los estudiantes debían permanecer por lo menos tres años en el país para optar a un permiso de trabajo.

Este cambio en la legislación convierte a España en un punto mucho más atractivo para la migración que busca formarse y que al mismo tiempo se puede insertar en el mercado laboral en áreas claves para la economía del país.

Esta iniciativa, impulsada por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, fue firmada para su promulgación en el Consejo de Ministros de este martes 26 de julio. Allí el ministro José Manuel Escrivá aseguró que con este texto lo que se busca es propiciar una migración regulada, ordenada y segura para todo el país.

Esta reforma entrará en vigor el próximo 15 de agosto, de acuerdo con lo publicado en el Boletín Oficial del Estado número 179, con fecha de este miércoles 27 de julio.

Otra de las novedades de esta reforma es la opción de arraigo por formación, que permitirá a aquellas personas que están en el país, en situación irregular, optar por una residencia, siempre que decidan acceder a un proceso de formación que tenga una duración mínima de 12 meses; esta formación tendrá que ser para que pueda incorporaren en algún puesto de trabajo de áreas específicas de las que se necesitan cubrir en España.

En cuanto a la figura del arraigo laboral, el cambio más significativo que plantea la nueva normativa, está en el hecho de que anteriormente, la persona que podía solicitarlo debía estar en situación irregular y haber trabajado en la economía informal durante por lo menos seis meses. Ahora, en cambio, aplicará para aquellas personas que tengan dos años en el país y que hayan trabajado de manera regular o no, durante al menos seis meses y que para el momento en que se presente la solicitud estén en condición de irregularidad.

A pesar de todos los beneficios que esto pueda traer, en el caso de la comunidad venezolana, hay que recordar que la mayoría de los que han llegado a España en los últimos años, lo han hecho para tratar de solicitar protección internacional (asilo) y que en el país hay un gran número de venezolanos que han sido beneficiados con la medida de la residencia por razones humanitarias, que les permite vivir y trabajar en España de manera legal, pero que esta opción se ha complicado durante los últimos meses, debido a las fallas que presenta el sistema de solicitud de citas para acudir a la policía para manifestar la decisión de pedir protección internacional.

Con estos cambios hechos a la ley migratoria se espera que se beneficie un gran número de venezolanos que forman parte de la comunidad de más de 440 mil ciudadanos del país suramericano que han venido a España con la intención de rehacer sus vidas.