lunes, 15 agosto 2022 01:02

Cs pide explicaciones a Igualdad sobre el coste y permisos de imagen de la campaña ‘El verano también es nuestro’

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

Ciudadanos quiere que el Ministerio de Igualdad dé explicaciones sobre el coste y los permisos de imagen usados para la camapaña ‘El verano es nuestro’ que lanzó la semana pasada el departamento que dirige Irene Montero a través del Instituto de las Mujeres.

Los naranjas han registrado en el Congreso una batería de preguntas en las que reclaman de forma directa al Ministerio datos sobre lo que “ha costado la campaña” y sobre por qué “no se ha publicado el expediente de la licitación en la Plataforma de Contratación.

La formación quiere aclarar que, aunque en la Plataforma de Contratación figura un expediente de licitación por valor de 84.500 euros para esta iniciativa, y que el adjudicatario ha sido la The Tab Gang S.L., Igualdad ha negado que esta campaña traiga causa de este contrato y que la autora de la misma fue la empresa ArteMapache.

Del mismo modo, Ciudadanos denuncia que en la plataforma no hay “expediente alguno que pueda corresponder con la campaña ‘El verano también es nuestro'” y que “las cuantías del contrato que sostienen el Ministerio de Igualdad y ArteMapacha no son idénticas”.

Mientras que el Instituto de las Mujeres afirma que se destinaron 4.990 euros, ArteMapache dice que hizo el cartel por 4.490 euros”, apuntan los de Inés Arrimadas en la iniciativa registrada.

EDICIÓN DE LA IMAGEN

Del mismo modo, Ciudadanos también ha pedido explicaciones acerca de “quién decidió poner en marcha la mencionada campaña” y de quién es la responsabilidad de “que se usara (y editara) la imagen de varias mujeres sin su consentimiento” para el cartel de la iniciativa.

En concreto, quieren que se explique el uso de la imagen de varias modelos sin su consentimiento y el que se haya editado la pierna ortopédica de una de ellas. Además, se ha denunciado el uso de tipografías sin derechos.

Del mismo modo, la formación se pregunta qué mecanismos de supervisión hubo para asegurar que la campaña respetaba el derecho a la imagen personal, a la propiedad intelectual y que la campaña se hiciera con la diligencia debida.

A juicio del partido naranja, y tal como recogen en el texto registrado, “es evidente que la campaña ni ha cumplido sus objetivos, ni ha sido ejecutada de la forma más transparente”. Por el contrario, según ha apuntado Ciudadano, ha resultado “contraproducente tanto por el trato que se ha dado a la imagen de las modelos como al caos en las explicaciones sobre la gestión económica del contrato”.