jueves, 18 agosto 2022 22:15

El Gobierno prevé ayudar a 889.000 alumnos con sus becas al estudio que supondrán un coste de 356 millones de euros

El Gobierno prevé que sean más de 889.200 los alumnos que se beneficien de las becas y ayudas al estudio para el curso 2022/2023, por lo que estima que tendrán un coste de alrededor de 356 millones de euros. Tal y como se recoge en la memoria del decreto que incluye estas becas, al que ha tenido acceso Europa Press, el cálculo de los beneficiarios de las mismas se ha realizado partiendo del número de becarios del curso 2021-2022 en convocatoria general (794.825), más el 11% que registrado en aumento de solicitudes, y el número de becarios del curso 2021-2022 de necesidad de apoyo educativo (102.494).

A este total, de 976.800 becarios, el Ejecutivo resta a aquellos que nacieron con posterioridad al 31 de diciembre de 2006 y que, por lo tanto, no tienen 16 años a fecha de 31 de diciembre de 2022 (87.572). De esta forma, el Gobierno cifra en 889.228 los futuros beneficiarios de estas becas y ayudas al estudio que, si se tiene en cuenta que suponen 400 euros para cada alumno, supondrían un coste de 356 millones de euros.

En el informe de la memoria, el Ejecutivo apunta, además, que este decreto tiene carácter de normativa básica, por lo que debe ser también aplicado por el País Vasco, al tener transferidas las competencias en materia de becas. En este caso, ha apuntado, la financiación de los servicios transferidos se realiza de acuerdo con el mecanismo de financiación de la autonomía.

En el documento también se estudia el impacto económico, de género o en las familias que tiene esta iniciativa. En el primer caso, el Gobierno apunta que tendrá un “impacto indirecto” puesto que “colaborará a mejorar la formación técnica y académica de un buen número de jóvenes”. Aún así, aclara que “no se trataría de un efecto inmediato sino demorado en el tiempo.

En cuanto al impacto de género, el Ejecutivo no prevé ninguno y, en este sentido, apunta que la distribución de becas por género determinan un mayor porcentaje de mujeres beneficiarias en el caso de becas de carácter general. Del mismo modo, estima que el impacto en la familia de los beneficiarios de beca será positivo en tanto verán incrementado el importe de las becas y, consecuentemente, podrán afrontar con mayor facilidad los gastos educativos y todos aquellos otros derivados de los estudios que van a ser cursados alguno o algunos de sus componentes.