lunes, 15 agosto 2022 01:54

Cómo enfriar tu casa sin necesidad de tener aire acondicionado

Debido a las olas de calor que estamos teniendo y a estas temperaturas tan altas, que son propias del verano, tenemos que pensar en algunos trucos para enfriar la casa, si tenemos la mala suerte de no tener aire acondicionado. La mayoría de las personas disfrutan de una playa o una piscina, pero hay gente que cuando llega la noche no puede conciliar el sueño, y por lo tanto tienen que verse en la necesidad de saber cómo se puede refrescar la casa en esos meses, especialmente cuando el calor aprieta bastante más. Si tenemos aire acondicionado es fácil, pero si no, tenemos que recordar que instalar un aparato como estos no es nada barato. Además, incrementa el consumo de la energía y, como no, el recibo de la luz. Es por ello por lo que os vamos a exponer varios trucos, para poder enfriar tu casa en estos momentos tan duros de calor que estamos viviendo.

Cómo enfriar tu casa sin necesidad de tener aire acondicionado

Qué hacer sin aire acondicionado

Uno de los mejores trucos para poder enfriar la casa sin necesidad de tener aire acondicionado es bajar las persianas y correr las cortinas. Sin lugar a duda, este tiene que ser el primer paso del proceso para evitar que entren los rayos de sol y su calor. Di ya desde la mañana entran los rayos de sol mediante los cristales de las ventanas y los balcones, la temperatura dentro de casa irá subiendo de manera progresiva, y de manera que va a ser un horno cuando llegue la noche. Es por ello que se aconseja bajar las persianas, o correr las cortinas, en el caso de que no necesitemos tanta luz.

Otro de los trucos si no tenemos aire acondicionado es el siguiente. El aire de la casa se tiene que renovar cada mañana, que es cuando suele hacer una temperatura algo más fresca. Es por ello que se recomienda ventilar unos minutos cada habitación para poder aprovechar el aire fresco. De esta manera, además, cuidaremos nuestra salud. Sin embargo, poco después y sobre la media mañana, el sol empieza a brillar con mucha fuerza, y el aire se va a volver cada vez más cálido. Es por ello que es preferible volver a cerrar ventanas hasta el anochecer.

Corrientes de aire, sin aire acondicionado

Otro de los métodos más fáciles para enfriar nuestra casa sin aire acondicionado es abrir las ventanas por la noche. Pero no cualquieras, sino dos contrapuestas. De esta manera, conseguiremos crear una corriente de aire. Si este aire pasa por algún pasillo o un lugar estrecho, será todavía mejor. Se irá enfriando poco a poco debido al ‘efecto túnel’. Así enfriaremos la casa de una manera natural.

Cuando tenemos mucho calor, y en las horas más críticas, tenemos que tomar una serie de medidas para adaptarlo a esta situación. Otra buena manera de hacerlo, sin aire acondicionado es sustituir el tipo de textil sacándolo del cuarto. Para ello, tenemos que quitar las alfombras y las cortinas gruesas que no sean imprescindibles. Si no podemos quitarlas, un pequeño truco es rociarlas con agua cada cierto tiempo. También es buena idea cambiar el edredón de la cama por otro tipo de sábana más fina.

Cómo enfriar tu casa sin necesidad de tener aire acondicionado

Mojar el suelo para los que no tienen aire acondicionado

Seguimos dando consejos a todas las personas que no tienen aire acondicionado. Aunque el suelo de casa esté limpio, durante los meses de verano debemos tener un cubo con agua muy fría para poder pasar la fregona antes de pasar tiempo en esa estancia. Así, el agua tomará el calor del suelo para evaporarse, logrando así que se refresque un poco. La temperatura bajará levemente y estaremos más fresquitos, de manera inmediata.

Si recurrimos al ventilador, en vez del aire acondicionado, debemos saber que obviamente no va a ser lo mismo. Sin embargo, tenemos que saber que este aparato no refresca por sí mismo, sino que simplemente mueve el aire por la habitación. Si queremos saber cómo enfriar nuestra casa, tenemos que colocar un recipiente con hielo y sal gorda justo delante del ventilador, y a una distancia razonable. Con este gesto, conseguiremos que ese aire que mueve el ventilador entre en contacto con el hielo y se enfríe poco a poco.

Plantas

Otro de los trucos que podemos hacer para enfriar la casa sin necesidad de tener aire acondicionado es comprar plantas y colocarlos allí. Estos seres vivos no sirven nada más que para decorar, sino que también puede servir a ayudarnos a enfriar nuestro cuarto. Es por esto que un balcón va a estar siempre más fresco con, que sin plantas. Las plantas de interior, que son las que tienen hojas grandes, refrescan de una manera muy natural, sobre todo si las regamos por la noche.

El truco definitivo para poder ahorrarnos el dinero que supone instalar un aire acondicionado es este. De la misma manera que hacemos corriente con las ventanas, podemos abrir puertas estratégicas para poder jugar con las diferentes temperaturas que pueda haber en cada habitación, sobre todo en las grandes.