lunes, 8 agosto 2022 19:36

Patxi López declara que se “negocia permanentemente” con PNV para sacar adelante la “práctica totalidad” de las leyes

El portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Patxi López, ha asegurado que “se negocia y se habla permanentemente” con el PNV en el Congreso de los Diputados para “sacar adelante la práctica totalidad de la leyes y de las iniciativas”. Asimismo, ha negado que el Gobierno central adopte medidas “recentralizadoras” porque son “muy cuidadosos con las competencias”, aunque, “a veces, algunas se solapan”.

En una entrevista a Radio Euskadi, López se ha referido a la exigencia del presidente del PNV, Andoni Ortuzar, de que el Gobierno de Pedro Sánchez cumpla con los compromisos adquiridos en la investidura, así como el calendario estatutario.

El dirigente socialista ha asegurado, en relación con el calendario para traspasar materias pendientes a Euskadi, que “se está negociando permanentemente las trasferencias que faltan y el cumplimiento del Estatuto“, pero “otra cosa es que en algunas cuestiones no haya coincidencias en lo que significa cumplir el Estatuto”.

Así, ha señalado que ha habido transferencias durante el mandato del Gobierno de Pedro Sánchez en relación con Euskadi y “se negocia y se habla permanentemente con el PNV en el Congreso de los Diputados para sacar adelante la práctica totalidad de la leyes y de las iniciativas”.

Sobre las críticas a las medidas “recentralizadoras” que, según el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Estaban, se están adoptando por el Gobierno central, López ha dicho que “no es verdad”. “Nosotros somos muy cuidadosos porque creemos, avalamos y defendemos la Constitución y los estatutos, y el Estatuto de Gernika entre ellos, por lo que somos muy cuidadosos con las competencias”, ha remarcado, para reconocer que, “a veces, algunas se solapan” e instar a “hablarlo e intentar evitarlo”.

En ese sentido, ha asegurado que desde el Ejecutivo central intentan también “evitar la judicialización permanente de esa parte de la política en la que el Gobierno de España puede invadir una competencia del Estatuto de Gernika o el de otra comunidad o, a veces, las comunidades autónomas también legislan y sobrepasan lo que son sus propias competencias“.

Hasta ahora, la lamentado, “desgraciadamente acabábamos todos en el Tribunal Constitucional judicializando esta cuestión competencial”, pero ha insistido que, ahora, la pretensión del Gobierno de Sánchez es, “mediante el diálogo, evitar todo esto”.

En ese sentido, ha destacado que, “mediante el diálogo con todas las comunidades autónomas se han sacado de esa judicialización muchas cuestiones que estaban anteriormente en proceso de Tribunal Constitucional” y, por ello, ha emplazado a seguir “hablando y negociando” para intentar “unos y otros evitar esa invasión competencial”.

Ante el argumento de PNV y EH Bildu de que apoyan al Gobierno de Pedro Sánchez porque la alternativa es PP y Vox y el Ejecutivo se aprovecha de esa situación para negociar ‘a la baja’, el portavoz socialista ha negado este extremo y se ha preguntado si negociar para subir las pensiones, para implantar el Ingreso Mínimo Vital o los estados de alarma para salvar vidas” es “para que no venga Vox”.

Según ha defendido, hay un Gobierno que “pone encima de la mesa y negocia con las formaciones políticas que quieren negociar y pactar cuestiones que vienen bien para la gente de este país y para el desarrollo económico de este país”.

Sobre la posibilidad de extender los pactos con EH Bildu en el Congreso al ámbito local, López ha precisado que han pactado con la formación abertzale “las pensiones, los ERTEs o medidas para ayudar a la gente, sobre todo porque hay otros partidos de la derecha de esta país que no quieren pactar nada con el gobierno”.

En ese sentido, considera que el Gobierno “no se puede cruzar de brazos y tiene que actuar ante una situación de crisis y de emergencia que está viviendo mucha gente”, por lo que “negocia y pacta con aquellos que quieren pactar”, pero “no por llevar más allá de estas cuestiones los acuerdos”. “No entra en nuestros planes”, ha zanjado.