lunes, 3 octubre 2022 17:34

Ferraz avala que Chivite siga apoyándose en fuerzas nacionalistas

La ruidera mediática con la que cierta prensa estatal acogió la investidura de la socialista María Chivite en Navarra con apoyo explícito de Geroa Bai e implícito de Euskal Herria Bildu contrasta con la estabilidad política que ha mantenido la Comunidad Foral en la presente legislatura. Santos Cerdán, secretario de Organización del PSOE tras haberlo sido del partido en Navarra, ha reconocido que había algunas dudas internas sobre la idoneidad de pactar con fuerzas nacionalistas en 2019.

El número tres del PSOE reconoce que esas nubes se han disipado: «El Gobierno de Navarra y la presidenta María Chivite están haciendo un excelente trabajo. Eso lo está viendo no solo los ciudadanos y ciudadanas de Navarra, sino también a nivel nacional el partido en todos los territorios. Me hablan maravillas de la presidenta Chivite; costó explicar a todos los compañeros de partido que era necesario aquel movimiento, pero una vez que se hizo, todo el mundo lo ha entendido». 

Los pactos de los socialistas navarros con fuerzas nacionalistas no tienen coste electoral para el PSOE a nivel estatal, según Cerdán: «Tiene coste electoral la mentira y la falsedad. Que EH Bildu apoye que se suba el salario mínimo, pues no entiendo que tenga coste electoral. Lo que pasa es que se manipula y se miente. Yo creo que los apoyos, mientras sean para avances sociales, bienvenidos sean del partido que vengan».

A nivel navarro, el PSOE dispone de encuestas que pronostican que María Chivite continuaría en la presidencia de Navarra con más diputados que los que cosechó en 2019. La baronesa socialista podría mantenerse en el poder con apoyo de Geroa Bai, que podría perder fuerza; Contigo Navarra, marca elegida por Podemos, IU y Batzarre; y Euskal Herria Bildu, que podría seguir apoyando al Ejecutivo desde fuera.

CERDÁN, REFORZADO

La mano derecha de Sánchez en Ferraz no ha querido hacer sangre tras la caída de su rival interna, Adriana Lastra, y asegura que su relación con la asturiana «es y ha sido buena. En todas las organizaciones hay momentos de más o menos tensión. Vivimos en tiempos muy complejos, con desafíos extraordinarios, un ritmo vertiginoso… para dar respuestas eficaces hay que adaptarse a esa velocidad, y a veces puede producir alguna fricción, pero lo hemos solucionado siempre con el diálogo».

En declaraciones a Diario de Noticias de Navarra, Cerdán denuncia que «hay un clima que muchos medios de comunicación muy afines a la derecha y poderes económicos de este país están intentando hacer calar de que hay un cambio de ciclo. Un cambio que no se va a producir. Somos el Partido Socialista y tenemos una prioridad clara, que es la de ganar».

«Tenemos ganas de ganar, sabemos hacerlo, lo hemos hecho muchas veces. Somos el partido que lo ha hecho más veces, lo hicimos en 2019, en las diferentes elecciones que tuvimos, y estamos trabajando para hacerlo también en 2023. La gente elegirá entre dos modelos de enfrentarse a las diferentes crisis. Cada cual puede preguntarse qué habría sucedido si en vez del Partido Socialista o el Gobierno progresista hubiera estado otro. Podemos comparar cómo se enfrentó el Partido Popular a la crisis de 2008 y cómo nos hemos enfrentado nosotros a esta», añade.