viernes, 30 septiembre 2022 05:30

El banco Santander bloquea la cuenta a los venezolanos solo «por su nacionalidad»

El periodista venezolano David Placer, radicado en Madrid desde hace varios años, denunció a través de su cuenta de Instagram que había sido víctima de un acto de xenofobia por parte de una empleada del banco Santander, identificada como Lorena Martínez, gerente de la agencia específicamente de la sucursal ubicada en Claudio Coello 114, en Madrid, quien le informó que sus cuentas habían sido bloqueadas por ser venezolano.

En conversación con Moncloa, Placer destacó que tiene por lo menos 20 años residiendo en España y que tenía años con esas cuentas en Santander y que además cuenta con la nacionalidad española. El periodista explicó que tenía dos cuentas bancarias y que a principios del mes se las habían bloqueado, por lo que no se podían hacer ingresos de dinero.

Al percatarse de la situación acudió a la sucursal antes mencionada y le notificaron que debía actualizar los datos de un formulario del Banco de España para que procedieran a desbloquearlas. Cuando Placer solicitó información acerca del por qué le habían bloqueado las cuentas, la gerente de la sucursal le solicitó el DNI y al percatarse de que decía que era venezolano, la empleada del banco le dijo «¡Ah, claro… te la hemos bloqueado por tu nacionalidad!».

«Lo que me molestó fue la actitud de la empleada del banco, porque al decirle que no entendía a qué se refería con lo de mi nacionalidad -porque yo tengo la nacionalidad española-, me respondió con sarcasmo ‘ya sabes de lo que estamos hablando… no te voy a dar ninguna noticia nueva sobre Venezuela’ y seguía sin explicarme el por qué me habían bloqueado la cuenta», comentó el periodista venezolano.

Ante esta situación, Placer decidió cerrar las dos cuentas que tenía en banco Santander, tras pagar 50 euros de comisión, adicionales a los 50 euros que le hicieron pagar al desbloquearle la cuenta, por la situación de impago en la que quedaron por el bloqueo.

La publicación del periodista venezolano generó múltiples reacciones en las redes sociales, pues al parecer su caso no es el único en el que una entidad bancaria española ha procedido a bloquear cuentas de venezolanos. Tanto en su Instagram como en su cuenta de Twitter otras personas procedieron a contar sus experiencias con otros bancos españoles como Caixa Bank.

«Esto es una violación del artículo 14 de la Constitución española que dice que todos los españoles son iguales ante la ley sin que importe su lugar de nacimiento, el sexo su religión o sus opiniones», dijo el periodista.

En Moncloa nos comunicamos directamente con Banco Santander para conocer su posición frente a lo ocurrido y una fuente de la entidad señaló que ni en este, ni en ningún otro caso se toman este tipo de medidas, de bloquear cuentas, contra personas, por su nacionalidad.

La fuente consultada indicó que, por exigencias del Banco de España y del Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (Sepblac) existe un formulario con los datos de los clientes que debe ser actualizado cada cierto tiempo, pero que previo al bloqueo de las cuentas, hay todo un proceso de comunicación que se lleva a cabo 45 días antes, para que quienes deban actualizar sus datos acudan al banco.

Este formulario es un requerimiento legal obligatorio que se le exige a ciertas cuentas para evitar problemas de blanqueo de capitales, pues con la información de los clientes las entidades bancarias indagan sobre el origen de los fondos de estas personas, y que de acuerdo con la información aportada, las cuentas son catalogadas con niveles de riesgo bajo, medio o alto, según el origen de sus fondos.

La fuente bancaria se excusó diciendo que tal vez en el caso de Placer pudo haber un problema de comunicación y por eso le bloquearon la cuenta sin que él se haya enterado que debía actualizar sus datos con antelación.

A raíz de la denuncia publicada por el periodista David Placer, los comentarios en las redes sociales iban enfocadas en el hecho de la gran cantidad de ex funcionarios de las dictaduras de Hugo Chávez y Nicolás Maduro que ahora hacen vida en España con recursos que robaron en Venezuela.

«Esto no es un caso de venganza, ni mucho menos, pero sí considero que es importante denunciar la manera de proceder de este banco y de su empelada que claramente me dijo que el bloqueo de mis cuentas era por mi nacionalidad», dijo David Placer a Moncloa.