domingo, 27 noviembre 2022 00:35

El PP aparca sus promesas verdes para criticar el decreto energético

La regulación de termostatos en edificios públicos o el apagado nocturno de escaparates han sido algunas de las primeras medidas implementadas por el Gobierno en su decreto de medidas de ahorro y eficiencia energética aprobado para reducir el consumo de energía.
Estos objetivos vienen derivados del compromiso europeo a raíz de la guerra de Ucrania y estaban en sintonía con el discurso del Partido Popular de Alberto Núñez Feijóo… hasta que Isabel Díaz Ayuso anunció que recurriría el decreto al Constitucional.

PALOS

El PP a nivel estatal está encontrando dificultades para criticar el decreto, por lo cual apuesta por denunciar la supuesta improvisación, confusión y falta de consenso generado por el Gobierno liderado por Pedro Sánchez.
El vicesecretario de Organización del PP, Miguel Tellado, ha lamentado los «prejuicios ideológicos» del Ejecutivo, que según él «llevan a los españoles a pagar los precios más altos por la electricidad, y aboga por un aprovechamiento de todo el potencial energético que tiene España». 
«Es más fácil hablar de corbatas, de la temperatura del aire acondicionado o de la iluminación en los escaparates, pero este no es el debate», asegura. El gallego opina que «el presidente del Gobierno está a 5.000 pies de altura de los problemas reales de los españoles» y dice que el texto del decreto es una «chapuza» repleto de «sombras». 

VOX PIDE LA DEROGACIÓN DEL TEXTO

Vox ha pedido la derogación del decreto y asegura que «las últimas medidas llevadas a cabo por el Ejecutivo suponen un nuevo confinamiento energético que, lejos de solucionar ninguno de los problemas que padece España, suponen una nueva restricción de los derechos y libertades de los españoles». 
El partido de Abascal ha presentado una Proposición No de Ley que consta de seis puntos:
-Plan de Contingencia Energético: ejecutado con carácter de urgencia por parte de todos los poderes públicos competentes asegurando un suministro energético suficiente y a precios asequibles.
-Plan Nacional de Soberanía Energética, que pase por la reducción y eliminación de tributos y la reversión de cualquier proceso de desmantelamiento de la capacidad productiva de centrales térmicas de carbón o de energía nuclear.
-Derogación de todas las leyes climáticas que han hipotecado nuestra producción energética y que arruinan el campo, la industria y los hogares. En particular, debe impulsarse la derogación inmediata de los artículos 9 y 10 de la Ley 7/2021, de 20 de mayo, de cambio climático y transición energética.
-Fomento de la inversión y actualización del parque de generación nuclear. Extensión de la vida útil de las centrales nucleares existentes.
-Derogación inmediata del Real Decreto-ley 14/2022, de 1 de agosto, de medidas de sostenibilidad económica en el ámbito del transporte, en materia de becas y ayudas al estudio, así como de medidas de ahorro, eficiencia energética y de reducción de la dependencia energética del gas natural.
-Paralización de los desmantelamientos de centrales térmicas.

CS TAMBIÉN SE SUMA A LAS CRÍTICAS

Inés Arrimadas se ha sumado a las críticas de la oposición y asegura que «toda medida de ahorro energético que afecte a un ciudadano español tiene que ir acompañada de medidas de ahorro de chiringuitos, de enchufados y de gasto superfluo de la Administración. No puede ser que Pedro Sánchez pida a los españoles un esfuerzo sin precedentes y que parezca que él coge el Falcon hasta para ir al Mercadona». 
La líder de Ciudadanos también asegura que la energía nuclear es una «apuesta que han adoptado otros países europeos, incluso algunos que la habían descartado y que ahora la retoman porque se han rendido ante la evidencia, como Alemania».