jueves, 29 septiembre 2022 09:11

Alberto Garzón y su vuelta al cole más difícil, otoño llega con un frenazo del consumo sin precedentes

Alberto Garzón afrontará su vuelta de las vacaciones más difícil. Las previsiones económicas de cara al otoño e invierno no son buenas. Aunque desde la Moncloa se empeñan en pedir prudencia, los expertos económicos ya auguran un futuro negro para la economía española. Muchos sectores se verán afectados por este declive y algunos economistas aseguran que este invierno España entrará recesión. Pero es que estas malas previsiones también auguran un frenazo drástico en el consumo. La inflación y las medias de ahorro energético que deben adoptar los comerciantes podrán provocar un descenso drástico del consumo como ya auguran ciertos economistas. De este modo, el ministerio de Consumo, liderado por Alberto Garzón, afrontará su vuelta al cole más complicada.

Las previsiones económicas no auguran un buen futuro para el consumo que se verá afectado por los efectos de la inflación que ya supera la barrera psicológica del 10%, un dato que no se veía desde 1985. En concreto, el aumento del IPC llega al 10,8% mermando la capacidad adquisitiva del bolsillo de los españoles. Este aumento generalizado de los precios hará que los consumidores limiten el gasto en ocio y restauración que, en la mayoría de los casos, no se tratan de gastos de primera necesidad. Asimismo, también la cesta de la compra se verá resentida por el aumento de la inflación que comprometerá el consumo de cara al invierno.

Las medidas para contener la inflación no están funcionando. Uno de los planes del Gobierno de España era dar una subvención de 20 céntimos a las gasolineras para limitar la escalada sin precedentes que han vivido los carburantes en los últimos meses. Sin embargo, la inflación se ha comido la ayuda de 20 céntimos mermando también el consumo de los carburantes. El ascenso de los precios se está comiendo las ayudas gubernamentales.

El ascenso de los precios se está comiendo las ayudas gubernamentales

Además, las medidas de ahorro energético previstas por el ministerio para la Transición Ecológica del Gobierno de España liderado por Teresa Ribera también mermarán el consumo. Estos planes se prolongarán hasta otoño a pesar de la oposición de comerciantes y hosteleros. El previsible frenazo del consumo se verá en las cuentas de los comerciantes que deben cumplir a su vez en plan de ahorro energético del Gobierno que no favorece las compras presenciales. La limitación a 19 ºC de la temperatura máxima ambiental en los locales y la pérdida de atractivo de Madrid, por el apagado de los escaparates, especialmente a la campaña de navidad, supondrá, según cifras de Hostelería Madrid, una pérdida diaria de un 5% de la facturación de la restauración madrileña. Es decir, 2.246.013 euros diarios llegando a los 202 millones de euros de pérdida durante los tres meses de invierno. De esta forma, si se suman las estimaciones de pérdida de este verano y de cara al otoño, Hostelería Madrid estima que las cuentas de los establecimientos para la hostelería madrileña será 520 millones de euros por el descenso del consumo que producirán las medidas de ahorro energético. En cuanto al empleo, Hostelería Madrid asegura que las pérdidas millonarias podrían llevar a que se perdieran 6.000 empleos solo en la Comunidad de Madrid.

EL DEPARTAMENTO DE COMUNICACIÓN DE ALBERTO GARZÓN SE VA DE VACACIONES

A pesar de las previsiones en cuanto a la recesión del consumo, Alberto Garzón ha activo el “modo caribeño” este verano. El ministro de Consumo parece que ha decidido adelantar sus vacaciones su vaciar su agenda de todo tipo de actos o iniciativas durante el mes de julio. Asiste a eventos contados, pero sin demasiada transcendencia como para realizar una nota de prensa. Y es que, las vacaciones están a la vuelta de la esquina, a partir de agosto comenzarán oficialmente las vacaciones de los políticos españoles. Sin embargo, Alberto Garzón parece que ha decidido adelantarlas o eso es lo que deja entrever la página web del Ministerio de Consumo, donde no se publica ninguna nota de prensa desde el día 1 de julio, la última sobre los premios Consumópolis. Es decir, que el departamento de comunicación está muy aburrido con la poca actividad del ministro. Y es que, por lo que parece Alberto Garzón da muy poco o nada de trabajo al equipo de prensa del departamento de Consumo desde julio.

consumo
Alberto Garzón

El cartel de vacaciones ya aparece colgado en el Ministerio de Consumo, o eso es lo que parece si se observa su página web. Y es que, la última nota de prensa que aparece recogida en el este departamento es del 1 de julio. En ella se recogen los premios Consumópolis y la lista de los colegios a los que Consumo decidió otorgar estos galardones. Y es que, el objetivo de estos premios es sensibilizar a los escolares de la importancia que tiene realizar los actos de consumo de forma crítica, solidaria, responsable y sostenible. Después de este comunicado no hay absolutamente nada. Así, los trabajadores de este Ministerio probablemente estén muy aburridos con la escasa agenda del titular de Consumo, quien no parece muy por la labor de asistir a grandes actos o eventos antes de sus vacaciones. Alberto Garzón quería un mes de julio tranquilo y eso es lo que ha tenido.